CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Declaración de la representante de la delegación de la República de Cuba, Sra. Yaneisy Acosta Hernández, en el Tema 66: Cuestiones Indígenas. 64 AGNU. Tercera Comisión. Nueva York, 19 de octubre de 2009.

Sr. Presidente:

La adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas constituyó una victoria histórica en la lucha de los pueblos indígenas del mundo para lograr el reconocimiento de sus derechos ancestrales.

Indígenas procedentes de diversas latitudes venían reclamando pacíficamente a la comunidad internacional esos derechos y oponiéndose al aislamiento, la discriminación y el despojo de sus tierras, que han venido sufriendo durante más de cinco siglos.

Durante el Primer Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas (1995 – 2004) se obtuvieron significativos resultados en la búsqueda de una solución a los problemas que afrontan los pueblos indígenas. Entre ellos se destacan los aportes del Relator Especial sobre la situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas, así como el establecimiento del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas y su Secretaría.

Cabe destacar, en especial, la dedicada labor del Grupo de Trabajo de la antigua Subcomisión de la Comisión de derechos humanos, el cual concluyó la redacción de lo que puede considerarse la más importante contribución de la ONU para remediar el tratamiento discriminatorio y rapaz que durante siglos han sufrido las sociedades indígenas: el Proyecto de Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Sr. Presidente:

Cuba considera que la aprobación de la declaración no puede ser el fin del proceso, sino el comienzo de una nueva etapa en la que juntos debemos trabajar para que se reconozcan efectivamente la igualdad y el derecho a la libre determinación de los más de 370 millones de indígenas en el mundo, así como su derecho a mantener sus propias instituciones, culturas y tradiciones espirituales, sin que sufran por motivos de racismo y discriminación.

Junto al Convenio 169 de la OIT, la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas servirán como referentes internacional para la elaboración de pautas nacionales que enriquecerán las acciones incluidas en el Segundo Decenio de los Pueblos Indígenas.

Debemos continuar trabajando con vistas a cumplir los cinco objetivos en los que se enmarcan las actividades del Segundo Decenio y armonizarlas en función de la citada Declaración.

Por otra parte, Cuba reafirma que el Consejo de Derechos Humanos y sus órganos subordinados deberán prestar especial atención a la realización plena de todos los derechos humanos de los pueblos indígenas en virtud de la Declaración.

Teniendo en cuenta el contenido de derechos humanos de la temática indígena reflejada en la Declaración, Cuba reafirma también el papel de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos) en el seguimiento a esta temática.

Cuba reafirma que el propósito de las Naciones Unidas en este Segundo Decenio no debe limitarse a definir los derechos de los pueblos indígenas o tratar de integrarlos dentro de parámetros de desarrollo que son rechazados prácticamente por la mayoría de esos pueblos por resultar ajenos a sus idiosincrasias y a sus necesidades vitales.

Como hasta el presente, Cuba continuará apoyando las justas reivindicaciones de los pueblos indígenas encaminadas a propiciar la materialización efectiva de sus derechos y proteger el libre ejercicio de los mismos por sus titulares, mediante mecanismos que así lo garanticen, en función de su bienestar general.

Muchas gracias.

(Cubaminrex-Misión ONU)



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster