CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Declaración de Pedro Núñez Mosquera, Representante Permanente de la República de Cuba en el Tema 69: Promoción y Protección de los derechos de los derechos humanos, a) Aplicación de los instrumentos de derechos humanos. 64 AGNU. Tercera Comisión. Nueva York, 20 de octubre del 2009.

Sr. Presidente:

En el año 1959 los cubanos iniciamos la construcción de un sistema político, económico y social que hiciera realidad el sueño de todos los derechos humanos para todos, sin discriminación por motivo alguno. Ese proceso se inició tras más de cien años de lucha por alcanzar la plena independencia y soberanía nacional.

Antes de 1959, la corrupción, el fraude electoral, el robo del patrimonio nacional, el hambre, el analfabetismo, las enfermedades, la pobreza, y la imposición de brutales dictaduras que pretendieron silenciar con sangre los justos reclamos populares, caracterizaron el ejercicio del poder en Cuba en las casi seis décadas de república neocolonial controlada desde Washington.

Hoy, los cubanos hemos alcanzado avances significativos en el disfrute de todos los derechos humanos que podemos mostrar con humildad. Ya sea en el ámbito de los derechos económicos, sociales y culturales, en la esfera de los derechos civiles y políticos, o en la realización de los llamados derechos de tercera generación o de solidaridad.

El más importante derecho que se ha asegurado el pueblo cubano es el pleno ejercicio de su derecho a la libre determinación, enfrentando los graves obstáculos y amenazas derivados de la política de hostilidad y bloqueo impuesto por sucesivas administraciones norteamericanas.

Las realizaciones de Cuba en esferas como la salud, la educación, las investigaciones científico-técnicas, la cultura y los deportes son conocidas en el mundo. Ello ha sido posible porque somos dueños de nuestro destino político y los recursos del país a través de una democracia participativa que el propio pueblo diseño y refrendó en plebiscito universal.

Ha sido el pueblo cubano el que con modestia ha impulsado la desinteresada cooperación internacional en materia de derechos humanos. Decenas de miles de cubanos compartieron la suerte de millones de hermanos en las luchas contra el colonialismo y el apartheid.

A las más remotas aldeas, montañas e intrincados parajes de 157 naciones, han llegado 351 mil colaboradores cubanos que desde el año 1961 han compartido con esos pueblos los logros alcanzados por Cuba en áreas como la salud y la educación.
Hoy, más de 50 mil profesionales cubanos de la salud, el deporte y la educación brindan servicios de cooperación en 99 países y 4 territorios de ultramar de todo el mundo; de ellos, más de 38 mil colaboradores en el sector de la salud en 73 países y 2 territorios de ultramar.

Sr. Presidente:

Cuba tiene un amplio historial en materia de cooperación internacional en la esfera de los derechos humanos, demostrando, a través de hechos concretos, su inequívoca disposición al diálogo franco y abierto.

Cuba es Estado Parte de 42 de los tratados más importantes en materia de derechos humanos y cumplimos seriamente con las obligaciones contraídas al respecto, incluida la entrega de los informes correspondientes. En el año 2008 firmamos los Pactos Internacionales de Derechos Humanos gesto que refleja su voluntad de fortalecer la cooperación con los mecanismos vinculados a esa esfera.

El 2 de febrero de 2009, Cuba se convirtió en el octavo país en ratificar la Convención Internacional para la Protección de las Personas contra las Desapariciones Forzadas reafirmando nuestro compromiso con los derechos incluidos en este instrumento. De hecho, en los últimos 50 años nunca ha habido una madre cubana que busque los restos de su hijo desaparecido o una abuela que no haya podido encontrar a su nieto entregado a otra familia tras el asesinato de sus padres. Tampoco ha habido o un solo caso de torturado.

Cuba fue el quinto país en ratificar la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad aunque desde el triunfo de la Revolución hemos defendido los derechos de esas personas.

Cuba apoyó la creación del Consejo de Derechos Humanos, nacido tras el fracaso de la Comisión de Derechos Humanos sumida en la politización y la manipulación del tema de los derechos humanos.

Tanto en la antigua Comisión de Derechos Humanos como en el Consejo de Derechos Humanos, siempre hemos defendido las causas nobles de los pueblos y el imperativo de conceder prioridad a los derechos económicos, sociales y culturales para que estén al mismo nivel de los derechos civiles y políticos. También hemos participado activamente en la elaboración de normas internacionales que enriquezcan la promoción y protección de los derechos humanos para todos.

Como fundador y actual miembro del Consejo de Derechos Humanos, trabajamos en la construcción institucional de este órgano y seguimos impulsando la consolidación del mismo bajo el enfoque del respeto mutuo, cooperación internacional y el diálogo constructivo.

Cabe recordar que Cuba fue uno de los primeros países en recibir la visita del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, apenas un año después de haber sido establecido dicho cargo.

Como parte del compromiso de cooperación con los mecanismos universales, no discriminatorios, no selectivos y no politizados en materia de derechos humanos, el país recibió misiones visitadoras de varios procedimientos temáticos de la Comisión de Derechos Humanos y del Consejo de Derechos Humanos.

Reiteramos la disposición a seguir invitando a otros procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos a visitar al país, en sintonía con las nuevas condiciones y de forma coherente con la tradición de cooperación del gobierno cubano.

Reafirmamos nuestro compromiso a seguir suministrando de modo sistemático toda la información necesaria para responder a las solicitudes de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos.

Recientemente participamos en el examen periódico universal con excelentes resultados. Este mecanismo debe garantizar el escrutinio imparcial, objetivo y sin selectividad de la situación de derechos humanos en cualquier país del mundo.

Finalmente, esperamos que el esquema anterior de sanciones contra países del Sur a la par con la impunidad automática otorgada a países del Norte, no se reproduzca en el actual sistema de derechos humanos de la ONU. A su vez, reafirmamos la inalterable decisión soberana del pueblo cubano de continuar construyendo una sociedad cada vez más justa para todos los cubanos.

Muchas gracias.

(Cubaminrex-Misión ONU)



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster