CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Principios inviolables.


CUBA, 13 de septiembre de 2011.- La reciente decisión adoptada en Caracas por las naciones integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, de no dar su reconocimiento al titulado Consejo Nacional de Transición que pretende asumir el control de Libia con el apoyo imperialista, vuelve a colocar a ese organismo regional en los primeros planos globales.

Y es que esta organización se ha convertido en pocos años en un referente
de concertación, no solo económico y para el desarrollo de planes sociales
de amplia repercusión humana en este hemisferio, sino también en el sensible
terreno de la política mundial, donde las posiciones progresistas y la
defensa de los legítimos derechos de los pueblos resultan  banderas
desplegadas a toda hora.

En ese contexto era entonces un asunto obligado de los signatarios de la
Alianza Bolivariana pronunciarse con energía y claridad sobre los
acontecimientos en Oriente Medio y África del Norte, donde, sin  dudas,
Washington y sus aliados  ejecutan por estos días sus planes de injerencia y
dominio a gran escala, y con el uso de brutales mecanismos de fuerza.

 En Caracas, la cancillería cubana, recogiendo el sentir de los presentes,
y sumándose a los pronunciamientos del presidente anfitrión, Hugo Chávez,
reclamó una vez más el respeto al derecho del pueblo libio a la
autodeterminación, demandó de los Estados Unidos y sus socios de la
Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, el fin de los bombardeos
aéreos y las masacres de civiles inocentes, y enfatizó el no reconocimiento
de la Isla y de todos los presentes a las ilegítimas autoridades impuestas
por la fuerza de las armas extranjeras en Trípoli.


Se trata, en pocas palabras, de colocar de nuevo sobre la mesa los nítidos
principios que rigen la convivencia internacional, y que las potencias
agresoras han soslayado a través del control que ejercen sobre mecanismos
claves de la mismísima Organización de Naciones Unidas, ONU.

Por demás, para los gobiernos progresistas sumados al ALBA, que conocen de
cerca la actividad agresiva y subversiva de los poderosos del Norte, está
claro que entre los planes de esos grupos hegemónicos, la titulada "receta
libia" podría muy bien aplicarse en esta parte del mundo.

Se trata de la fórmula suscrita por los nuevos directivos de la CIA
norteamericana de sustituir en lo posible el envío de tropas propias a
guerras de conquista en el exterior, siempre que sea factible combinar las
campañas mediáticas contra los oponentes, la acción violenta de grupos
internos apoyados desde el exterior en armas y efectivos, y el uso de
recursos militares que, con pretendidos visos humanitarios, "ablanden" a los
contrarios y faciliten la tarea a los presuntos rebeldes.

Y no se trata de un asunto de mentes demasiado catastróficas. De hecho la
campaña de desprestigio contra naciones como Cuba, Venezuela, Ecuador o
Bolivia, por solo citar algunos ejemplos, apunta a desdibujar la imagen de
los gobiernos de esas naciones ante los ojos de la opinión pública, al
tiempo que se dedican cuantiosos recursos a apuntalar a una "oposición
interna" que sería la punta de lanza foránea para poner en marcha el
mecanismo agresivo ya instituido como fórmula preferente.

De ahí la importancia de las conclusiones y acuerdos de la reunión de
consulta política del ALBA, la sexta ya, que a nivel de cancilleres se
realizó en Caracas, y que dio a conocer además que ese conglomerado
progresista dará todo su respaldo a la solicitud palestina ante la ONU de
establecer un estado independiente y soberano frente al agresor sionista y
sus aliados foráneos.(Cubaminrex- AIN)


<< Atrás

 

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster