CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  
 


El artífice de una noble labor

GUATEMALA, 23 de noviembre de 2009.- El veterano profesor cubano Rafael Cordovés es de esos hombres que, con sapiencia y dedicación, llegan a ser artífices de un hecho destacado, como lo es hoy en una porción de Guatemala.

Cordovés apenas lleva poco más de un año en el centroccidental departamento de Sololá, pero ya impulsó la mayor graduación de alfabetizados en una sola promoción en esta nación mediante el método Yo sí puedo, creado en su país y esparcido por el orbe.
Ellos son dos mil 346 pobladores, casi todos indígenas, de 14 de los 19 municipios de ese territorio, el más adelantado en la tarea.

En buena medida este logro es de ese maestro de 57 años de edad y 39 en el ejercicio de su profesión, muchos en la educación de adultos en la ciudad oriental de Santiago de Cuba.
Porque Cordovés, como asesor del Yo sí puedo, lo introdujo en 2008 en Sololá, para echar a andar una maquinaria con muchas complejidades dentro de esfuerzos del gobierno central por llevar la luz del conocimiento a la gran cantidad de guatemaltecos iletrados.
Para ello, 30 especialistas colaboradores de la Isla se reparten en buena parte de la geografía nacional para llevar adelante un método considerado el más integral de los ocho aplicados por su corta duración (dos meses) y técnicas utilizadas.

Nadie piensa que la graduación en Sololá sea fruto de un hombre solo, ni siquiera de un pequeño grupo de personas, y por eso Cordovés, con modestia, evitó cualquier elogio personal de quienes conocen bien el resultado de su trabajo.
“Sin el apoyo de las autoridades de la gobernación y los alcaldes municipales no se hubiera logrado”, dijo a Prensa Latina, la cual además constató la positiva respuesta de hombres y mujeres, no pocos en la tercera edad, en su afán por aprender y escribir.
En el acto de graduación, encabezado por el presidente Alvaro Colom, se comprobó el orgullo del profesor cubano al observar esa masa indígena que ahora puede comprender mejor el mundo, pues dejó atrás las sombras de la ignorancia.

Cordovés no era un improvisado en estos menesteres al llegar a Sololá, pues en 2003 formó parte de quienes iniciaron la aplicación del método en el estado mexicano de Michoacán.
Y aunque él no lo dijo, también fue importante su aporte para que aquel territorio se convirtiera años más tarde en el primero libre de analfabetismo de esa nación.
Tras una meta vencida, ahora habla de las siguientes, de los sololanecos que engrosarán las filas de los alfabetizados antes de concluir este mes y de tal vez cientos más por incorporarse cuando comience el año próximo.

No quiso admitirlo abiertamente, pero sí demostró que en su mente y corazón está enraizado un anhelo: alcanzar la total liberación de ese flagelo en al menos uno de los municipios en un plazo no muy largo, algo hasta ahora no logrado en Guatemala.
Y quién sabe si no para hasta el departamento completo.
(Cubaminrex-Embacuba Guatemala)


<< Atrás

 

 

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster