CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

IRAQ Y LOS CASCABELES DEL GATO

Por Elsa CLARO

Si aceptamos el porcentaje de votantes dado por la Comisión electoral en Iraq, en el país invadido fueron a las urnas más electores que en Estados Unidos el 2 de noviembre pasado, aún cuando George W. Bush afirma que fueron ligitimadas sus políticas porque esa fue la mayor participación ciudadana en 40 años.

El primero en impulsar el criterio sobre la masividad de las recién realizadas en la nación petrolera, es el presidente norteamericano quien de inmediato cantó loas porque Dios, de nuevo, favorece a su mensajero y adalid en la Tierra. Las realidades, desde luego, no conjugan con las supercherías del mandatario.

En vísperas de los comicios, la máxima autoridad militar del ejército estadounidense en Iraq, Thomas Metz, dijo que "Partes significativas de cuatro de las dieciocho provincias iraquíes no son lo suficientemente seguras como para que se pueda votar".

El alto oficial se refería a zonas donde habita el 50% de la población. Si por voluntad propia o por falta de garantías, digamos que poco menos de la mitad de los iraquíes no asistió a las urnas ¿pueden haber acudido a sufragar más del 72% como se dice? Otra interrogante: Si la mayor parte de lo candidatos fueron anónimos, por temor a represalias ¿es legal ese voto a ciegas?

En un país ocupado nada resulta recto y menos cuando el conquistador hace cabriolas legales, aunque no tenga derecho a ello y las imponga.

Según reportes honestos de corresponsales en la zona, una parte importante de la población no votó y muchos de quienes lo hicieron no saben por quién. Los más, actuaron bajo encomienda de sus jefes de clan o confesión, y de acuerdo con informes que apoya la lógica, la mayoría sufragó como un paso en la búsqueda por liberarse de los invasores y las penurias que les provocan. Claro, es muy posible que sufran un grave desengaño pronto.

Estas elecciones fueron para nominar a 275 miembros de una especie de asamblea constituyente que deberá confeccionar una nueva Carta Magna y crear las bases para elegir un gobierno que si como parece tiene que desenvolverse a la sombra de los efectivos norteamericanos, poco de autónomo tendrá.

Las divisiones dentro y entre los tres grandes grupos humanos que pueblan la antigua Mesopotamia, son factor del cual pueden derivarse excepcionales situaciones. Un 60 por ciento de la población iraquí es chiíta, parcela confesional que nunca ha logrado el poder y ahora aspira a obtenerlo aunque solo sea formalmente. ¿Lo aceptarán los sunníes, quienes a su vez están divididos entre árabes y kurdos con igual fe, pero diferente perspectiva?.

Los kurdos que habitan el norte de Irak aspiran a mantener la relativa independencia que tienen desde la segunda guerra del golfo para, en el futuro, crear un estado propio, quizás unidos a sus semejantes turcos, hecho que no desean Ankara ni Washington. Este último nada dispuesto a entregar los ricos yacimientos al norte del país conquistado, donde radica este grupo que les ayudó en la invasión pero teniendo objetivos propios: recuperar en todo o en parte el antiguo Kurdistán..

Las tropas norteamericanas se quedan porque también su brújula tiene ruta definida y abarcadora. Bush no abandonará un pastel del cual no ha comido lo suficiente. Y bien, a todo esto se le llama, con muchísima tranquilidad, ejercicio de la democracia.

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster