CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

RICE: ¿UNA MUJER SIN AROMAS?

Por Elsa Claro

Poca fragancia dejó en su recorrido por Europa Condolezza Rice. A los de la Unión Europea y la OTAN, les hizo críticas y amenazas poco sutiles que ellos toleraron, sin rumiarlas del todo. Uno que otro la sacudió un poquito y ella echó mano hasta de Carlos, El Chacal, para justificar lo inexcusable.

No será propiamenteun ejemplo a citar pero resalta entre las frases dichas en estos días, una del ministro de exteriores germano, Frank-WalterSteinmeier, quien aludió a que no era posible tener dos interpretaciones de las leyes internacionales, en aludido a los tratados sobre la tortura.

Si se hubiera limitado a esos términos, Alemania estaría muy bien situada en las escasas zonas de prestigio y ética que quedan en el mundo.Pero le añadió otra cláusula que lastima y casi anula la anterior, cuando dijo que la Secretaria de Estado había dado garantías de que Estados Unidos respeta con el mayor celo los convenios y pactos. Es como acusar al farsante eindultarlo diciendo que lo es solo un poco.

Después, en su fugaz visita a Ucrania la señorita de acero, como algunos prefieren llamarla, prometió que dentro de poco EE.UU. iba a concederle el rango de país de economía de mercado.Coincidió así, de nuevo, con sus socios europeos, pues apenas una semana antes la plana mayor de Bruselas, con Anthony Blair a la cabeza, le habían otorgado ese mismo galardón a Kiev, aunque quedaban pendientes “algunos aspectos formales” por cumplir.

Es extravagante que le otorguenlo que ellos entienden como unpremio económico (puede permitirle el acceso a la OMC, por ejemplo) a un país que por estas mismas fechas el año pasado tenía un crecimiento del 12% y ahora apenas llegaal 2,8%.

Quizás no es extraño sino solo un detalle en la lista de aquellos siempre urgiendo a los demás a cumplir con normas que exigen pero no cumplen y con libertades que no respetan. Hubo entonces un pequeño problemilla: mientras los ilustres visitantes –Javier Solana incluido- estaban dándole su apoyo a Víctor Yuchenko, se realizaba una manifestación contra el ingreso de este país a la OTAN. Ese proyecto provoca el rechazo también de Moscú, que se siente amenazado.

Parece que el objetivo real de Los 25 y de Washington es darle un espaldarazo a Yushenko (su popularidad no llega al 15%) pues el partido de su oponente a las presidenciales pasadas, V. Yanukovich, tiene una elevada intención de voto para las legislativas de marzo venidero.

Esos comicios son importantes pues según las leyes puestas en vigor por este mismo equipo actuante, será el parlamento quien nombre a los primeros ministros. O sea, tendrán mayor influencia y si las fuerzas de Yanukovich logran superioridad en el órgano legislativo, estarían en posibilidad de entorpecer algunas directrices o inclinacionesdel presente, entre ellas, las anti-rusas.

Hay mucho de geoestrategia turbia en el proceder de los dos socios trasatlánticos. Ucrania suscribió conel presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, una alianza que según declararon, estaba dirigida a promover la democracia y la seguridad desde el Báltico hasta el Caspio.

Finalidad tan rimbombante para quienes ni siquiera al interior de sus naciones han logrado resolver problemas mínimos, se considera por analistascomo parte de un ambicioso proyecto fraguado en Occidente, sin resultado hasta el momento. Cuando se abren demasiados frentes suele perderse alguno. Es –aparenta- lo ocurridoen Uzbekistán, país que exigió el retiro de las bases militares norteamericanas de su territorio, (debido también a impertinentes injerencias) con lo cual se frustra en parte el propósitodel Pentágono de mantener en la zona centroasiática una imponente presencia bélica.

La exportación de mecanismos políticos que les resultaron exitosos en un par de casos, no por fuerza deben lograr la victoria siempre.

Cuando un titiritero se encarga de casi todos los hilos, no mueve bien los muñecos, si, además, tienen artríticas bisagras. Las tendencias y escenarios que copan el Orbe, no prometen mucho de limpio ni sano, pero incluso así, hay cierta higiénica indocilidad andando.

 

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster