CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

URUGUAY: PLEGARIA POR UN CONTINENTE

Por Elsa Claro

Hay que democratizar la democracia, dijo Tabaré Vázquez en estos días de algaraza pública y decisivos encuentros. No puedo asegurar que el presidente uruguayo que tantas ilusiones despierta en una población lastimada imperdonablemente, sintetizara en esa expresión sucesos como que la contemporánea es apenas y si acaso, solo formal -cuando no falsificada y encorsetada en hormas que no le conciernen.

(No es un solo gobernante comprometido con su sociedad a atender urgencias el que no cumple y sigue alimentando oligarquías parasitarias y trasnacionales extranjeras que han ocupado demasiado espacio y disfrutan con el descalabro ajeno).

De Tabaré y su heterogéneo grupo Encuentro Progresista-Frente Amplio se espera mucho y ellos no pierden tiempo. empezaron su trabajo apenas fue oficializado este gobierno elegido en primera vuelta y con mayoría parlamentaria absoluta, en una etapa en que la abstención por recelo hacia las clases políticas gana una silenciosa mayoría. No solo al sur, dejémoslo dicho.

Y el Plan de Atención Nacional a la Emergencia Social fue emprendido de inmediato para atender a unas 250 mil personas que encuentran en la indigencia en varios centenares de barrios marginales de la propia capital uruguaya. Cuesta creer que exista situación parecida en la que se llamó Suiza de América por su prosperidad y equilibrio.

Por supuesto, esa categorización murió junto con miles de desaparecidos durante la dictadura militar, asunto que, por cierto, será revisado. Extraviar etapas como esa es como volver a matar a ena generación tristemente perdida y olvidarlos es muy peligroso para los vivos. Tema duro y con espinas de sobra, porque la cúpula militar no quiere mover esa pesada losa.

De que este gobierno lo tiene difícil esta es una expresión. El legado, de los peores, en materia económica incluye la desindustrializara el país a inicios de los 90, la virtual ruptura comercial con los socios suramericanos para complacer mercados que sacaron sin aportar y junto a dislates similares, los por igual parientes que desarticularon los sistemas de asistencia elementales. Cuando cerca de la mitad de la población está en la pobreza o la miseria llana, como aquel que dice todo está por hacer. Reconstruir es siempre duro y complicado.

Pero el programa de recuperación social que se proponen los tabaristas no se concibe como un socorro caritativo en el peor sentido de la expresión, sino quieren reinsertar a la gente. Mientras se alivian sus más perentorias urgencias, se pretende darles trabajo aunque sean eventuales, o cursos de recalificación, y se induce a que envíen de nuevo a sus hijos a las escuelas y reciban todos la asistencia sanitaria, aspectos ambos dejados en la ruina por el saliente Batlle y sus antecesores.

Entre lo alentador no solo anda la concertación de voluntades de izquierda dentro de Uruguay dirigidas a la base social que mayores urgencias tiene, sino un movimiento merecedor de un ruego universal ante todos los santuarios de la humanidad: la naciente colaboración regional.

El fortalecimiento de la Comunidad Suramericana, del MERCOSUR, de los nuevos pactos que permiten intercambios sanos, como el ofrecido por Venezuela con la unión energética de la zona y el ofrecimiento de plazos menos perentorios para el pago de petróleo a aquellos que Caracas les suministra, (mucho mejor que si las ganancias nacionales van a parar a inmerecidos bolsillos ¿no?); o las inversiones brasileñas y otros acentos nacionalistas o de integración que fertilizan de posibilidades el área, bueno, todo ello puede facilitarles un poco las cosas también a los uruguayos que ahora comienzan esta laboriosa andadura, pero acompañados por un pueblo ansioso (hasta los propios votantes de Blancos y Colorados se suman al entusiasmo, según los sondeos) y por tendencias que, como les contaba, son dignas de cualquier buena plegaria para que se mantengan y prosperen.

 

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster