CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

Cuba duele (lo que duele enseña)

HOMERO MUÑOZ

A Galeano y a Saramago les duele que Cuba haya fusilado a tres secuestradores y encarcelado a un montón de "disidentes".

Voy a saltarme los aspectos jurídicos porque no vienen al caso.

También voy a saltarme el pragmatismo político, el peligrosísimo y complejo balance de conveniencias e inconveniencias desde el punto de vista del futuro de la Revolución cubana, porque a todas luces no tengo (y creo que Galeano ni Saramago los tengan) el conjunto exhaustivo de los elementos para semejante valoración.

Quiero apuntar a otro lado.

La Revolución cubana puede decirse que es de todos, en la medida que a todos nos afecta. En particular a los latinoamericanos, que desde la entrada de los barbudos en La Habana vimos trastocadas todas las perspectivas de acción en el subcontinente. Desde este punto de vista es que todos opinamos sobre los hechos y avatares de esta isla, que quiérase o no se ha convertido en referente mundial.

Pero la Revolución cubana, es eso, cubana. Y la hacen y deshacen los cubanos. Y la defienden y a ella se aferran quienes la han ido construyendo de a granito de trabajo y esfuerzo.

Sé que nadie ha puesto en duda esto. Pero el mismo tiempo, sin ponerlo en duda, se lo han saltado a la torera. Y no crean que, como Neruda, "pido silencio". Ni tampoco claque acrítica.

Pero me parece que las "buenas noticias" que Galeano anuncia para los gringos, son fundamentalmente el coro de hombres públicos que han salido, como si estuvieran obligados so pena de que alguien los fuera a confundir, de que algún lector ignoto fuera a poner en duda sus trayectorias políticas o literarias, han salido decía, a aclarar en la prensa su postura en contra de la pena de muerte y en contra de que la Revolución haya encarcelado a estos ciudadanos cubanos.

Las buenas noticias para los gringos son que después de todo lo que los cubanos han dicho fundamentando su elección del sistema unipartidista, aparezca esta gente de incuestionable peso político, en este momento tan luego, a discrepar sonoramente con la "democracia a la cubana".

Si además este servirle el plato al imperio, se hace alternando una frase antiUSA con un palo a Cuba, la ecuanimidad del escribiente queda a salvo y el impoluto traje blanco del equilibrio, ondea libre en el asta libertaria.

Claro después viene la realidad, la mugre y la bajeza del imperio socavando, comprando, pudriendo; poniendo periodistas donde sólo hay mercenarios, pagando sueldos para construir disidencias, soterrando todas las conspiraciones bajo pátinas de democracia según ellos y contando con los intelectuales de izquierda que desde las dunas de Lanzarote o desde las playas uruguayas hacen del culto a la pelusa de su ombligo un irresponsable palo en la rueda de la historia. La campana de vidrio que evita que estos insignes paladines de la pureza se contaminen y puedan desde su atalaya mostrarnos el camino, no nos protege a todos.

Si sumamos saramagos+galeanos+cnn y los ponemos en la pantalla, en la mesa de la gente del mundo, sin los elementos de juicio, sin la historia, sin la visión del contexto que indudablemente están a disposición de estos sumandos, lo que obtenemos ahí sí son buenas noticias para el imperio.

Es que a mi modo de ver, eligen mal, muy mal, el momento y el ámbito donde ventilar sus opiniones.

Yo puedo hasta estar de acuerdo con algunos de los asertos puestos en blanco y negro y repetidos hasta el cansancio por todos los medios de masas.

Pero en medio de la guerra, de una guerra que además es contra todos nosotros, no podemos en modo alguno darle al enemigo más armas de las que ya tiene.

Ya los oigo diciendo, "las armas se las dieron los cubanos con su accionar".

Bueno, entonces como eso nos pareció mal, ¿nos apresuramos a salir a la prensa del mundo a dejar claro que nosotros, los demás latinoamericanos no apoyamos semejantes actos?

¿Para quién son esas declaraciones?

¿Para sus lectores? ¿Para el enemigo? ¿Para sí mismos, es decir, para el espejo?

¿Cómo creemos que los cubanos les han dado armas a los gringos, nosotros contribuimos y les damos más? Les decimos: miren que no está todo Latinoamérica detrás de Cuba ¿eh? Miren que hay intelectuales macanudos, que no estamos de acuerdo ni con la democracia cubana, ni con la legalidad cubana, ni con Fidel, ni con el partido comunista cubano, ni con la burocracia, ni con el G2, ni con que se encarcele gente por pensar distinto, ni con la falta de libertad de prensa y de opinión en Cuba, etcétera.

Creo que les falta poco por repetir de los textos dictados por Mas Canosa.

Supongo que sí se han dado cuenta de en qué mundo han dicho lo que han dicho.

Supongo que sí habrán pensado que la dirección de Cuba ha puesto en la balanza los costos políticos de hacer lo que ha hecho y aún así, lo ha hecho igual (cuando hace algunos años que venía haciendo movidas de acercamiento a los "requerimientos" para poder levantar el bloqueo).

Si Cuba ha sabido hacer algo, es defenderse. Hubiera sucumbido de otro modo.

Y ahora los gringos apretaron el acelerador (espero de que también se hayan percatado de esto). El mundo está en guerra. Nos han declarado la guerra. Y una de las etapas de esa guerra de consolidación imperial, ustedes lo saben bien, es Cuba.

Acá hay dos trincheras, la nuestra y la del imperio (sí, sí, las guerras son de lo más maniqueas). Así nos lo puso míster Bush.

A mí también me gustan los grises, pero hay momentos de la historia en que el gris sólo acrecienta la oscuridad.

· El autor es escritor. Este artículo apareció publicado en el semanario Rebelde (Internet).
· (Tomado de Granma Diario)


 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster