CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

Don Fernando Ortiz, patriarca de la cubanía.

CUBA, 14 de julio de 2011.- "Tan ancha y onda fue la tarea de Don Fernando", escribió el intelectual Juan Marinello, "que puede cargar, sin pandearse, con el título de Tercer Descubridor de Cuba.
"Don Fernando Ortiz, quien nació el 16 de julio de 1881 y falleció el 10 de abril de 1969, es comparable con esos excepcionales sabios renacentistas, para quienes el conocimiento no tiene fronteras y la ciencia y el arte conviven en simbiosis eternamente creativa.
Como esos venerables patriarcas que guardan los enigmas y secretos de las sagas familiares, Ortiz nos descubrió claves inestimables para comprender el significado de la palabra identidad y ahora, a 130 años de su natalicio es una excelente oportunidad para reconocer sus aportes a la nacionalidad cubana.
Una monumental obra y una insaciable curiosidad intelectual asociada a su honestidad plena, lo hicieron evolucionar desde los prejuiciosos conceptos lombrosianos a una concepción ecuménica y aguda de la historia.
 La genialidad de descubrir la metáfora de la cultura nacional como un ajiaco, compuesto por muy diversas aportaciones que conservan su esencia definitoria y a la vez confieren inéditas cualidades al todo, le pertenece a este patriarca de la cubanía.
También lo es su concepto de transculturación, en el cual descansa la arquitectura de su pensamiento, como la capacidad  colectiva  de pervivir aún en las más terribles circunstancias, e influir en la cultura dominante para sintetizar otra original y propia.
Precisamente en 1940, en su obra fundacional, Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar, introduce el concepto transculturación, considerado por Bronislaw Maniloswski como uno de sus mayores aportes a la antropología cultural.
 Para pensarse cubano, Ortiz se empeñó en dilucidar el aporte de esas más de mil denominaciones étnicas, de las que hoy se tienen noticias,  traídas de África merced a la trata esclavista.
Su curiosidad renacentista insufló el aliento preciso a la obra
intelectual, que hoy nos permite reconocernos como pueblo con derecho a existir y a crear su propia utopía social.

Todo ser para sentirse completo, debe estar consciente de su identidad, responderse las eternas preguntas existenciales, inquietudes del hombre desde que conquistó su humanidad.
A Don Fernando, debemos los cubanos ese esencial instrumento para indagar quiénes somos y de dónde venimos, premisas indispensables para gozar de la libertad de escoger nuestro propio futuro.
(Cubaminrex- AIN)


 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster