CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

Los únicos disidentes del mundo

Juan Villagómez | Los Ángeles

"Nos manifestamos eso sí, por el derecho y por la justicia. Nos manifestamos contra la ley de la selva que Estados Unidos y sus acólitos antiguos y modernos quieren imponer al mundo. Nos manifestamos por la voluntad de paz de la gente honesta y contra los caprichos belicistas de políticos a quienes les sobra en ambición lo que les va faltando en inteligencia y sensibilidad.

… La tierra pertenece a los pueblos que la habitan, no a aquellos que, con el pretexto de una representación democrática descaradamente pervertida, al final les explotan, manipulan y engañan. Nos manifestamos para salvar la democracia en peligro.

… Pero que esa sea la paz de la dignidad y del respeto humano, no la paz de una sumisión y de una humillación que demasiadas veces vienen disfrazadas bajo la mascarilla de una falsa amistad protectora.

… Ya es hora de que el espíritu positivo de la humanidad que somos se dedique, de una vez, a sanar las innúmeras miserias del mundo.
… Un nuevo grito de 'No pasarán', con las palabras 'No a la guerra', recorre el mundo.

… Sabemos que los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor. Ellos (no necesito ahora decir sus nombres) han elegido lo peor. Nosotros hemos elegido lo mejor".

José Saramago
Madrid, 17 de marzo del 2003

......................................................................................................

Estoy claro de que Cuba al sancionar a agentes del imperio y a terroristas, se manifestó contra la ley de la selva que Estados Unidos le quiere imponer, defendió así a la gente honesta de Cuba y se puso en contra de los caprichos belicistas de políticos a quienes les sobra en ambición.

Estoy claro de que la tierra pertenece a los cubanos que la trabajan y han luchado y derramado su sangre por el socialismo y que seguirán luchando en contra de que Estados Unidos les quiera imponer, so pretexto, una representación democrática descaradamente pervertida que los convertiría en Haití, Nicaragua o Portugal, más nunca en Francia o Alemania. Los cubanos están luchando por salvar y extender su socialismo, más democrático que en el mismo imperio.

Estoy claro de que Cuba revolucionaria lucha por la paz con dignidad y del respeto humano y no quiere regresar a la sumisión y humillación que demasiadas veces vienen disfrazadas bajo la mascarilla de una falsa amistad protectora. Cuba no necesita que nadie la defienda, porque está armada y concibe la "lucha de todo el pueblo", y mucho menos espera que la proteja el imperio. Protección tipo Plan Colombia, tipo Alianza para el Progreso, tipo Operación Cóndor.

Estoy claro de que la Revolución hizo posible que el espíritu positivo de la humanidad que somos, se dedique desde 1959, de una vez, a sanar las innúmeras miserias del mundo.

Estoy claro de que Cuba socialista, ante la agresión imperialista yanqui, gritó a los cuatro vientos, "No pasarán", y añadió las palabras "No a la guerra imperialista", que desde 1959 recorren el mundo.

Estoy claro de que Cuba al defenderse, y sabiendo que los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor, eligió lo mejor, salvaguardar la integridad y la soberanía de su pueblo. Ellos eligieron lo peor. Ellos han elegido lo peor desde Bahía Cochinos, desde la Crisis de los Misiles, desde que estalló en pleno vuelo la nave de Cubana de Aviación, desde que eligieron intentar asesinar a Fidel Castro cientos de veces. Precisamente el imperialismo siempre elige lo peor para nosotros, lo mejor para ellos.

Estoy claro entre quién es un disidente y quién, un agente del gobierno de Washington. El disidente verdadero jamás aceptaría dinero sucio del imperio. El disidente honesto tendría dignidad y sabría presentar su causa ante el Poder Popular, el sindicato, la asamblea obrera, la asamblea estudiantil, la asamblea de mujeres. Los Comandantes Cero y toda su calaña jamás serán disidentes.

Tengo claro que usar la palabra "disidente" para describir a los traidores de la causa más justa de la humanidad, es darle una manita al imperio.

Tengo claro que expulsar a la SINA de Cuba sería beneficiar a los enemigos de la Revolución. Cuba tiene el derecho de expulsarlos cuando lo crea necesario. Los amigos de Cuba no imponen su criterio, conversan, debaten.

Estoy claro de que más importante es criticar en estos momentos a la ocupación imperialista de Irak y a las amenazas en contra de Siria, que criticar a Cuba por defenderse del principal enemigo de la humanidad y de la vida: el imperialismo yanqui y sus aliados en Europa, Japón y Australia.

Tengo claro que la ejecución de tres terroristas y el encarcelamiento de traidores de la lucha por un mundo mejor, por un mundo comunista, me hace tener más confianza en la Revolución; hace que mi esperanza en esa Revolución crezca y que más que nunca tenga la certeza de que la humanidad vencerá y un día los seres humanos vivirán en un mundo sin imperialismo, en un mundo sin fronteras, en un mundo solidario. ¡Yo me quedo con la Revolución! ¡Me quedo con Cuba! Cuba es el camino que yo quiero seguir.

Tengo muy, pero muy claro, que los únicos disidentes en el mundo son Cuba, su pueblo y su Revolución.

(Tomado de La Jiribilla abril/2003)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster