CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

Por la Ruta del Esclavo: Dos Kaunda en la libertad de Zambia

CUBA, 3 de diciembre de 2009.- En la historia de las luchas de los pueblos africanos que durante siglos fueron víctimas de la esclavitud o combatieron la opresión colonial, descuella Zambia, donde un hijo tomó el relevo del padre para conducir al país a la independencia de Gran Bretaña.

David Kaunda fundó en 1923 la Mwazo Walfaro Association, una organización que reivindicaba los derechos de los africanos en Rhodesia del Norte, nombre antiguo de Zambia.

El país estaba profundamente sometido a la explotación colonial, reforzada tras el descubrimiento de minas de zinc-vanadium y enormes yacimientos de cobre.

PRIMERO RHODESIA

Los primeros en llegar a la zona en 1798 fueron los portugueses, aunque su presencia fue pequeña y esencialmente comercial con los pueblos bantúes. Lisboa intentó la unión de sus posesiones de Angola y Mozambique por esta parte del continente, pero la colonización británica le cortó el paso.

La región fue incluida en los planes coloniales de Europa, principalmente de Gran Bretaña, después que en 1855 el misionero escocés David Livingstone exploró la zona siguiendo el curso del río Zambezi.

El aventurero Cecil Rhodes partió de las posesiones inglesas del sur africano y colonizó la zona.

Rhodes formó la British South Africa Company, que obtuvo derechos exclusivos para la explotación de los recursos del norte del territorio, denominado Rhodesia en honor al colonizador.

El proceso de conquista de Rhodesia tropezó con la resistencia de los habitantes de la región. Rhodes y Gran Bretaña reprimieron brutalmente las sublevaciones de los nativos que rechazaban el dominio de los conquistadores extranjeros, y poco a poco los naturales del país fueron obligados a retirarse a los territorios menos fértiles.

Como todos los sistemas coloniales, el establecido en Africa por Gran Bretaña desconoció los derechos de los nacionales y sus reclamos de libertad, saqueó los cuantiosos recursos de los países, destinados a continuar enriqueciendo a la metrópoli, mientras se empobrecían las colonias.

DESPUÉS DE ZAMBIA

En 1911 ya existía una clase obrera que realizó varias huelgas y creó la base de un movimiento, cuyo sentimiento nacionalista se evidenció posteriormente en las llamadas organizaciones de Ayuda Mutua Africana.

Ese era el panorama político en Rhodesia del Norte (Rhodesia del Sur es el actual Zimbabwe), en los momentos en que Kaunda llevaba adelante las acciones reivindicativas de la organización fundada por él.

La institución denunciaba la explotación extranjera y canalizaba el creciente sentimiento anticolonialista de la población, causando preocupación en las autoridades coloniales.

En 1924 cesó el monopolio de la explotación minera por parte de la British South Africa Company y Rhodesia del Norte pasó a ser protectorado de la Corona británica.

Las organizaciones de ayuda mutua reunidas en Lusaka, la capital, se integraron en la Federación de Sociedades Benéficas, núcleo de la organización verdaderamente política del continente, el Congreso Nacional Africano (ANC), fundado en 1948.

En una nueva maniobra, los colonialistas incorporaron a Rhodesia del Norte junto a Nyasalandia (hoy Malawi) y Rhodesia del Sur en la Federación Central Africana, con el fin de controlar el rico cinturón de cobre y otras riquezas naturales.

En 1958 se fundó el Congreso Nacional Africano de Zambia, dirigido por el joven Kenneth Kaunda, quien tomó el relevo del padre y se destacó por sus ideas nacionalistas.

Se opuso a la Federación Central Africana, creada por las autoridades británicas para reforzar el dominio sobre la región e incrementar la explotación del rico sector minero en las tres colonias.

Los colonialistas encarcelaron a Kaunda, lo cual provocó grandes protestas populares. El nuevo líder también rechazó una propuesta de Constitución presentada por Gran Bretaña, al considerar que contribuiría a perpetuar el sistema colonial en el país.

Kaunda abogó por la creación de un Estado independiente, llamado Zambia, opuesto a la unión con Nyasalandia y Rhodesia del Sur. Londres organizó una campaña con vistas a restar prestigio al encarcelado dirigente y destacar las ventajas para los nativos de la Federación y la repudiada Constitución que sólo favorecía los intereses coloniales.

En otra acción contra Kaunda, Gran Bretaña aprovechó su permanencia en la prisión e ilegalizó su partido, una medida encaminada a anular la influencia del dirigente y neutralizar a los partidarios.

Al ser liberado, después de un año de encarcelamiento, Kaunda formó el Partido Unido Nacional por la Independencia, que auspiciaba una campaña de desobediencia civil respaldada por toda la población.

El nombre adoptado por la organización fue un mensaje inequívoco de que su objetivo era la independencia, desafiando el poderío de Gran Bretaña en la región.

La Corona británica no desoiría el mensaje de Kaunda. Evidentemente Londres comprendía que la colonia se escapaba de su control y optó por introducir una nueva Constitución para Rhodesia del Norte, en la que no se plasmaba la independencia, por lo tanto, tampoco satisfacía a los africanos.

El partido de Kaunda continuó con sus demandas y en 1963 los colonialistas se vieron obligados a disolver la Federación de Rhodesia del Sur y Nyasalandia. Fue una victoria sobre Gran Bretaña, la potencia colonial que ejercía su hegemonía en todo el este y sur de Africa. Londres ya no podría evitar la liberación de su colonia.

En 1964 Zambia se convirtió en República independiente y Kenneth Kaunda fue nombrado Primer Ministro. Treinta y nueve años transcurrieron desde que David Kaunda fundara la Mwazo Walfaro Association: una lucha que el padre inició y con la independencia su hijo coronó. (Cubaminrex-PL)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster