CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

EE.UU., injerencia a pulso

  CUBA, 3 de julio de 2012.  Para cualquiera resulta fácil reconocer la suerte de asalto totalmente
premeditado a la cordura, la ética y el respeto.

   Hace unos días la Agencia norteamericana para el Desarrollo Internacional
(USAID), anunció su apoyo financiero a sectores de la titulada "oposición"
dentro de las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra
América (ALBA).

   Fuentes periodísticas de la Florida revelaron la asignación de 20
millones de dólares por Washington para actividades desestabilizadoras en el
interior de la mayor de las Antillas.

   El rotativo El Nuevo Herald dio a la publicidad el comunicado del
Departamento de Estado al Congreso con fecha 26 de abril del presente año,
en el cual se detalla el uso de esa abultada cantidad de dólares para
diferentes programas a desarrollar contra Cuba a favor de la instigación de
corrientes adversas al ejercicio de la autodeterminación por el pueblo de la
Isla.

   Entre tales programas se incluyen la adquisición y distribución, entre
adeptos internos a los planes norteamericanos, de equipos de computación y
de comunicación digitalizada, así como la implementación de cursos y
entrenamientos en el uso de dichas técnicas y en la preparación de
materiales dirigidos a soliviantar el sistema político vigente en nuestro
país.

   Se trata nuevamente del más abierto y descarnado injerencismo en los
destinos y la voluntad de la nación, a cuenta de aquellos que se estiman
históricamente como los llamados a dirigir y moldear al resto del planeta en
consonancia con sus intereses y puntos de vista muy particulares.

   Y para eso, desde luego, acuden, fomentan y apoyan a individuos y grupos
que dentro del país se prestan a cercenar la voluntad soberana de todo el
pueblo de asumir sus propios derroteros a tono con su legítimo y mayoritario
entendimiento.

   Incluso más allá de intentar poner fin al propio proceso revolucionario
triunfante en Cuba en 1959, la mira oficial gringa apunta a que rija en
nuestro suelo el criterio foráneo, de manera que nuestros ciudadanos queden
reducidos a meros espectadores en la definición del presente y el futuro de
la patria.

   Es pretender la castración de prerrogativas nacionales mediante el uso de
la tergiversación, la manipulación y hasta la más burda mentira.

   De manera que dicho y hecho.y no importa lo demás.

   He ahí la pretendida "lógica" con la cual los círculos norteamericanos de
poder actúan por encima de todo principio ético y respeto a la soberanía de
las naciones.

 

(Tomado de AIN)


 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster