CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

El gobierno de Estados Unidos no tiene  la menor vergüenza

Por: Euclides Fuentes Arroyo

   PANAMÁ, 1 de noviembre de 2011.  Como para convencer al mundo del carácter infame del bloqueo impuesto al pueblo de Cuba por más de medio siglo, la delegación hermana de la isla caribeña propinó  una sonora bofetada al gobierno estadounidense, reafirmando su mayor calidad en el medallero de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México.

     La población de Estados Unidos es de más de 312 millones de habitantes, la potencia mundial más rica y con los más avanzados recursos científicos y humanos, muchos de los cuales le han sido arrebatados a otros países del orbe. Con todo el potencial de su enorme delegación atlética totalizó 236 medallas desglosadas en 92 de oro, 79 de plata y 65 de bronce.

     Cuba tiene 11 millones 400 mil habitantes, una economía con dificultades agravada por una política agresiva que atenta contra los más elementales derechos humanos y que ni siquiera toma en cuenta que hasta a los niños recién nacidos se les priva de los medicamentos por la prohibición de venderle al sistema de salud cubano los productos que demandan sus hospitales. Pese a ello la representación de la tierra de Martí, sin más elementos que el patriotismo y dignidad de su pueblo, ganó 136 medallas así: 58 de oro, 35 de plata y 65 de bronce. Ello quiere decir que Estados Unidos, que tiene 27 veces más habitantes que Cuba, logró una medalla por 3 millones 396 mil de sus habitantes, mientras que Cuba, con todas sus sensibles limitaciones, conquistó una medalla por cada 196 mil habitantes.

     Este significativo logro se produce a pocos días que en Naciones Unidas 186 naciones votaron en la Asamblea General de Naciones Unidas una Resolución de condena al embargo económico que contra la isla mantiene el imperio, desoyendo el clamor universal de los pueblos del planeta. Sólo dos países, el propio USA e Israel, apoyan la vileza y ni hablar del trío de abstenciones que todo saben, obedecen a la sumisión de los débiles frente al poderoso Mefistófeles.

     Verdaderamente que este sólo hecho demuestra que el gobierno de los Estados Unidos puede tener miles de miles de millones de dólares y la fortaleza militar para ensayar sus frecuentes genocidios en las partes del globo terráqueo donde le venga en ganas, saquear recursos e imponer su dominio, pero carece de la más elemental vergüenza ante los ojos de la humanidad.

      Los ejemplos de un Vietnam heroico, que en la década del 70 superó al Goliat que ahogó en sangre, dolor y destrucción a ese pueblo hermano, a pesar de todo el monstruoso poderío del ejército yanqui, y ahora el glorioso desempeño de los atletas de la pequeña isla de Cuba, demuestran a esta gran hermandad cristiana que dinero y poder no son nada frente al patriotismo y la dignidad de los hombres que rechazan la infamia, es decir la carencia de honra, de crédito y de estimación la maldad y la vileza de su especie, según define ese vocablo el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. ¿Con qué moral desacatan el mandato de Naciones Unidas?

(Cubaminrex- Embacuba Panamá)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster