CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

El imperio y los mercenarios cubanos: ¡Cáscara del mismo palo!.

REPUBLICA DOMINICANA, 15 de marzo de 2011.- Cada vez está más claro: El imperio no descansa en su eterno afán de conspirar contra la Cuba revolucionaria. Lo hace desde que se declaró el carácter socialista de la Revolución, por allá por el inicio de la década de los 60s.
Con la estrecha colaboración de la temible Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de otros grupos contrarrevolucionarios, armó a mercenarios e intentó derrocar al naciente gobierno, desembarcando tropas por Playa Girón en 1961. A pesar de que el pueblo se estaba reorganizando y de que la Revolución apenas tenía días, la conjura fue derrotada en 72 horas.

Luego, desde los Estados Unidos, provocaron la llamada "crisis de los misiles". Superada la situación, y ante la imposibilidad de derrotar a la Revolución, han buscado la forma de eliminar al Comandante Fidel Castro, contra quien han cometido más de 600 atentados.
Dentro los esfuerzos del imperio se incluyen las acciones criminales puestas en marcha contra Cuba: El bloqueo mantenido contra la isla desde hace 50 años, las leyes asesinas como la Torricelli, la Helms-Burton…y otras muchas.

La campaña contra la isla ha sido incesante, descarnada, terrible, horrorosa por parte del imperio y sus secuaces. Sin embargo, no han podido mellar la voluntad del pueblo cubano de seguir adelante construyendo, por sus propios medios, el futuro y la esperanza.
Resistiendo heroica y estoicamente, ahí está firme el pueblo de Martí y de Fidel, de Maceo y de Raúl, del Che, de Camilo y de Gómez.

Inventar Enemigos

El imperio, ante la frustración que siente y los fracasos evidentes por derrotar a la Revolución, entonces utiliza otros recursos: inventar enemigos internos para sumarlos a la causa dándoles prebendas, entre ellas dinero.
Si a alguien le quedaba un poquito de dudas de seguro quedó lo suficientemente documentado con "Los peones del imperio", material que acaban de exhibir en Cubavisión Internacional, teniendo amplia acogida y repercusión en República Dominicana.
La desfachatez y la falta de escrúpulos de los grupúsculos que sirven de "punta de lanza" contra la Revolución, fue dejada totalmente al desnudo con las contundentes evidencias del maridaje que existe entre estos y el gobierno de los EEUU.
Está tan claro como el agua que esos minúsculos grupos lo que buscan es hacerle el juego al imperio y a las organizaciones terroristas que operan, sobre todo, en Miami, para sabotear el proceso cubano y hacer aparecer ante el mundo que crece el disgusto y la resistencia contra el proceso social que encabezan Fidel y Raúl.
Descubiertos los peones del Imperio
Todo quedó ampliamente al descubierto durante la exhibición de "Los peones del imperio". Cuba tiene muchas razones cuando ha acusado a las autoridades de Washington de conspirar contra el gobierno de la isla caribeña.

En las pruebas presentadas por Carlos Serpa y Moisés Rodríguez, dos agentes cubanos infiltrados en las filas de la llamada "disidencia" cubana, claramente se comprueba todo el apoyo que brindan los EE.UU. a estos grupúsculos contrarrevolucionarios.
Bien lo aseguraron Serpa y Rodríguez en ese documental: los dirigentes e integrantes de esas entidades de mercenarios y facinerosos son capaces de vender su alma al diablo, y son animados desde los Estados Unidos.
Moisés, uno de los protagonistas de "Los peones del imperio", es un trabajador de la Aduana del aeropuerto internacional José Martí, que estableció vínculos en la prisión con el contrarrevolucionario Elizardo Sánchez y a partir de ahí, tuvo la oportunidad de recibir instrucciones para actividades conspirativas, incluso de los funcionarios de la Oficina de Intereses de Washington en La Habana.

Posada Carriles de por medio

El agente Vladimir, para la Seguridad cubana, fue incluso enviado por dicha Oficina a Miami, donde tuvo entrevistas con connotados terroristas, entre ellos Luis Posada Carriles, y conoció de los planes para tratar de consolidar en Cuba un movimiento desestabilizador.
Para ello, se utilizarían como punta de lanza contra Cuba las denominadas Damas de Blanco, financiadas directamente desde Estados Unidos por medio de una fundación dirigida por otro terrorista, Santiago Álvarez, subordinado a Posada Carriles, el campeón de los terroristas de la región.
Los nombres de Marta Beatriz Roque y Laura Pollán, cabecillas ¨disidentes¨, surgieron en las grabaciones de las conversaciones telefónicas con Estados Unidos y en las imágenes de distribución de las cantidades de dinero que continuamente se enviaban para pagar a las Damas de Blanco.

Inventan periodistas y reportajes

Por su lado, Carlos Serpa hizo la prueba para la filmación del documental de la transmisión de una inexistente detención que le hacía la policía cubana, a lo cual siguió la inmediata reproducción por Radio Martí de tal noticia falsa, la cual jamás fue constatada.
Otro caso similar es el de Laura Pollán, filmada mientras hablaba con los medios de difusión estadounidenses sobre una supuesta represión que sufría en ese momento de parte de la Seguridad cubana, mientras las cámaras revelaban que ni un solo agente se encontraba en toda el área donde se concentraban las llamadas Damas de Blanco.
Serpa recordó los momentos difíciles desde el punto de vista familiar, pues mientras realizaba la tarea encomendada, su pequeña hija escribía al frente de la casa un mensaje pidiendo libertad para los cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos.
La contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque entregaba dólares a 18 Damas de Blanco para mantenerlas activas, afirma uno de los agentes, que aseguraron que estos grupos forman parte de la estrategia de subversión de EEUU contra Cuba.
Carlos Serpa declaró que la SINA es el estado mayor de la contrarrevolución en Cuba, y que el periodismo independiente en Cuba tiene tutores norteamericanos. Añadió que la contrarrevolución interna lo llamó para inventar supuestos actos de provocación.

Después de todo lo que hemos leído y escuchado respecto a este caso, a mi no me queda "ni un chin¨ (ni un poco) de dudas de que el Imperio, los mercenarios y lúmpenes que conspiran contra la Patria y la Revolución cubanas… ¡son cáscaras del mismo palo! como acostumbran a decir en mi país.
¡Solo que con Cuba nunca podrán! Pueden repartir todo el Presupuesto de la Casa Blanca y equipar con lo que quieran a los mercenarios que les hacen el juego desde adentro, pero, como dijo Fidel: Cuba es un pueblo que puede cometer errores, pero nunca ha sido traidor.
(Cubaminrex-Embacuba República Dominicana-El Observador Cibaeño)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster