CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

ArticulosInteres

Medio ambiente, cuando se quiere.

CUBA, 8 de diciembre de 2010.- En medio de las decepcionantes políticas de las grandes potencias capitalistas, especialmente de los Estados Unidos, en relación con el medio ambiente, se destaca con especial fuerza la reciente información brindada por las autoridades brasileñas.   En los últimos años, y con mayor vigor bajo la presidencia de Luis

Ignacio Lula Da Silva, el mandatario de más alta aceptación popular en la historia del gigante sudamericano, la deforestación de la selva amazónica tocó su más bajo récord histórico desde que se tienen registros.

Para no pocos analistas la noticia puede implicar hito global en materia de preservación de las grandes florestas, y, muy en especial, de la que se
ha dado en llamar "el pulmón verde del mundo".
  
El anuncio coincidió con la celebración en Cancún, México, de la reunión global de la ONU sobre cambio climático,  cuyo objetivo se centra en lograr avances en esa urgente materia frente a las maniobras y reticencias de los poderosos.

Así, el citado despacho asegura que "la deforestación en Brasil cayó a cerca de 6 mil 500 kilómetros cuadrados entre julio de 2009 a igual fecha de 2010, declive del 14 por ciento en apenas 12 meses.

La cifra constituye la tasa más baja de agresión a los bosques desde que se comenzaron a efectuar mediciones en Brasil hacia1988, y cuyo registro más alto, de 29 mil 100 kilómetros cuadrados destruidos, proviene de la década de los 90.
  
Sin dudas, estos hechos concretos fortalecen los pronunciamientos del propio presidente Lula Da Silva en relación con lo decepcionante que resulta la manera en la cual las grandes potencias se desentienden del tema mediambiental.

A tal punto, que ninguna de ellas cuenta con representaciones de alto nivel en las conversaciones climáticas que terminarán este diez de diciembre en México.

Y si para el mundo preservar la Amazonia constituye paso esencial, no lo es menos para el propio gigante sudamericano, porque esa enorme región selvática no ha dejado de estar nunca bajo la mira imperial.
  
A mediados del pasado siglo ya Washington contaba con el levantamiento fotográfico aéreo de las riquezas y recursos de la Amazonia, por cierto nunca mostrado a las autoridades locales.

Al propio tiempo instrumentaban proyectos como la carretera Transamazónica, de claros tintes geopolíticos y ligados, además, a los intereses de grandes empresas foráneas como las madereras, agrícolas, ganaderas, de la minería y farmacéuticas, entre otras.

Luego, con la excusa hipócrita del deterioro mediambiental global, provocado por los propios estados industrializados, se lanzó entre las grandes potencias imperiales la campaña de la titulada "internacionalización de la Amazonia" a cuenta de la pretendida "incapacidad brasileña" de proteger semejante emporio natural.

En los propios Estados Unidos los textos escolares, al hablar de la mayor selva tropical del orbe, la definían como territorio rico y hermoso que las autoriodades norteamericanas debían controlar y proteger. Así de injerencista.

El hecho de que un gobierno realmente popular pueda exhibir en pocos años logro tan importante en materia de protección de la Amazonia, no solo desmiente los pujos intervencionistas extranjeros, sino que además se impone como ejemplo esencial de que, cuando realmente se quiere, todo se puede. (Cubaminrex-AIN)


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster