CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

CancillerDignidad

CONMEMORAN LOS CIEN AÑOS DE LA ALBORADA DE RAÚL ROA

Por : Pedro Pablo Prada Quintero

Cubaminrex

19 de abril de 2007.

Justo como Raúl Roa García lo habría deseado, sin poses ni solemnidades vacuas, en agudo cruce de ideas, el Aula Magna de la Universidad de La Habana, tantas veces foro y forja de los más elevados idearios patrios, acogió en la noche del 18 de abril la conmemoración cubana del Centenario del Canciller de la Dignidad, como lo proclamó sin pergaminos ni ceremonias el pueblo de Cuba.

Celebrar sus primeros 100 años exige respetar su espíritu rebelde, creador, imposible de encerrar en un discurso o en mil ceremonias, dijo Ricardo Alarcón de Quesada, miembro del Buró Político y Presidente de la Asamblea Nacional, al pronunciar las palabras centrales del acto presidido por Esteban Lazo, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), y al que además acudieron Fernando Remírez de Estenoz, integrante del Secretariado del Comité Central, y Felipe Pérez Roque, ministro de Relaciones Exteriores; junto a autoridades universitarias, de organizaciones estudiantiles, compañeros de trabajo, familiares de Roa y funcionarios actuales del MINREX.

El Jefe del Parlamento cubano, él mismo discípulo y subordinado de Raúl Roa en las aulas del Alma Máter habanera y en el quehacer diplomático, hizo un recorrido por la vida de la emblemática personalidad como estudiante, profesor de mérito; tribuno y periodista, y valoró la erudición cultural que sustentó la conciencia revolucionaria con la cual se le identificó desde los años juveniles

Alarcón también se refirió a la necesidad de conocer a Roa más allá de las anécdotas y de las andanadas de palabras de sus comparecencias en la OEA, en las Naciones Unidas y en los diversos congresos donde brillaron el mérito tribunicio y la fuerza de la verdad y de la ética. Con ese fin, convocó a profundizar en el vínculo indisoluble entre sus palabras y su vida, atributo singular que le permitió marcar una época y legar un paradigma del ser diplomático en Cuba. Ello, dijo, es la fuente de su inagotable magisterio y será la garantía de que perdure su ejemplo en incesante renovación

En sus palabras, recordó también que Roa “se entregó a la Revolución triunfante y a ella le dio todo su talento y energía, con modestia, sin reclamar honores”; militando por primera vez “en un partido político, el Partido Comunista, el de Fidel, a quien siempre le fue fiel”.

Yusmari Díaz, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la Facultad de Derecho de la Universidad habanera, en nombre de esa organización, y el embajador Marcelino Medina, en representación de los trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores, también ponderaron la vida de Roa García como la de un hombre excepcional, en quien sobresalió el dominio del oficio, honestidad y valor.

En ese contexto, fue evocada la impronta del Canciller de la dignidad en dos graduados del Instituto Superior de Relaciones Internacionales que él fundó: los héroes antiterroristas Gerardo Hernández y Fernando González, y por extensión, sus hermanos René, Antonio y Ramón, hijos todos de la dignidad, la hidalguía, y la huella que Roa dejó en el mundo y en el corazón de su pueblo. ( Cubaminrex )

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster