CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Entrevista a Harry Villegas Tamayo “Pombo”

“HAY QUE ENFRENTAR LA CONTRAOFENSIVA DEL IMPERIALISMO”

“Pombo” fue compañero del Che Guevara en las luchas revolucionarias de la Sierra Maestra, primeros pasos en la Cuba socialista; en las luchas anticolonialistas de El Congo y en el intento insurgente en Bolivia.

Invitado por la Casa de Amistad de los Pueblos de América de la ciudad de Concordia - provincia de Entre Ríos - , y acompañado por organizaciones sociales y políticas, realizó charlas y encuentros con estudiantes universitarios, de profesorados de formación docente y de escuelas secundarias, así como público en general. Las mismas estuvieron enmarcadas en el 80º natalicio de Ernesto “Che” Guevara.

Pombo, de 68 años, actualmente es diputado en la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba, vicepresidente de la Asociación Nacional de Combatientes de la Revolución y declarado “Héroe de la Revolución” en su país.

Red Eco lo entrevistó, en un rico diálogo en perspectiva de pasado, presente y futuro, de la figura del Che, de los avances de los pueblos latinoamericanos y las agresiones del imperialismo sobre la región.

Leandro Pozzi- Red Eco
LP: Una pregunta recurrente entre argentinos está ligada a qué estaría haciendo el Che en caso de estar vivo, donde estaría, que estaría haciendo, ¿Qué reflexión puede hacer respecto a esos interrogantes?

HV: En primer lugar él seguiría siendo consecuente con sus ideas y trabajaría por la construcción de esta gran América por la que nosotros estamos luchando. En principio, se sentiría satisfecho de ver que los pueblos de América, aunque todavía sean pocos, tengan como principio unirse, y unirse sobre la base de la solidaridad, que en parte es materializar las ideas del Che.

Creo que hay que partir que nadie podría imaginarse qué haría alguien en una coyuntura como esta, hay que partir del actuar de ese hombre para poder evaluar.

Entonces, lo primero que estaría haciendo ese hombre, es en un puesto de combate ¿Contra quién? Contra el imperialismo. Contra las manifestaciones que se vienen produciendo en nuestra área, de tratar de garantizar una hegemonía absoluta del imperialismo sobre nuestro pueblo. Cometieron un error, aflojaron un poquito las medidas represivas y de control que tenían, jugaron a la democracia, porque entendieron que ya no le hacían falta los militares porque ya se había producido un cambio de correlación por la desaparición del campo socialista y vieron inclusive un poco mas allá, con esto del fin de la historia.

Cuando tu ves la forma de pensar del imperialismo, te das cuenta de que no pensaron que los pueblos iban a reaccionar e iban a tratar de, por la vía pacífica, tomar el poder para poder cambiar su realidad.

Entonces tenemos hoy una Venezuela que está en un proceso revolucionario, progresista, amplio; un Ecuador que viene recorriendo el mismo camino, una Bolivia por la cual el Che luchó y adónde vertió su sangre, que también ha ido transformando sus estructuras sociales; una Nicaragua que ya había pasado por todo un proceso y ahora lo está intentando nuevamente bajo otras condiciones.

Cuando vemos que los pueblos resisten ante el mandato del imperialismo, y cuando analizamos lo que ocurrió en la República Dominicana, donde no pudieron imponer su voluntad y se da un rechazo a tratar de balcanizarnos, a tratar de exportarnos la guerra...

...entonces la reacción del Che sería: “al imperialismo ni un tantico así”. Y para no dar “ni un tantico así” hay que estar dispuesto a luchar. Y no se lucha únicamente con las armas. Se lucha con las ideas.

Hoy es mas importante luchar con las ideas que con las armas. Ah, pero hay que tener las armas por si me fallan las ideas y decirle al imperialismo, “no, tu no te vas a ir impune, aquí tu tienes que verter tu sangre, y tienes que pagar caro la osadía de tratar de interrumpir nuestro futuro”. Interrumpir nuestra sociedad que queremos hacerla a imagen y semejanza de nuestros pueblos.

LP: El Che hablaba de crear “uno, dos, tres, mil Vietnam”. Los nuevos procesos políticos y sociales que se desarrollan en América Latina ¿sería la versión del siglo XXI de aquella consigna?

HV: Yo creo que si no es la versión del siglo XXI de lo que planteaba el Che, tendrá que ser en el 22 o la del 23, pero es la única opción que tiene la Humanidad.

La única forma, realmente, que tiene la Humanidad de salvarse, es oponerse al bestial neoliberalismo, es oponerse realmente a la depredación completa de nuestras riquezas, es oponerse a lo que intenta hacer el imperialismo con nuestros pueblos.

Hoy han vuelto otra vez a las cañoneras, han vuelto otra vez al garrote. Y han creado la IV Flota. ¿Tu piensas que hacen falta, para poder defenderse o poder atacar al narcotráfico, portaaviones con misiles superinteligentes, de un potencial devastador que es capaz de destruir una Nación en poco tiempo?

Eso está encaminado a otra cosa. El mensaje es un mensaje de sumisión, de opresión, es un mensaje de intimidación a los gobiernos, no a los pueblos porque estos no se dejan amedrentar; porque entienden que los gobiernos deben obedecer lo que ellos quieren. Y el mandato para ellos va a ser que no pueden seguir construyendo su destino conviviendo con ese imperialismo.

Nosotros creemos que, como el Che planteara la creación de uno, dos, tres, muchos Vietnam, que los pueblos deben tomar conciencia, como la vienen tomando, y no permitan que los intimiden.

La creación de los muchos Vietnam, era desde el punto de vista económico, que obligara al imperialismo a invertirse, que se le crearan focos de conflicto en muchos lugares, que les costara muchas vidas, y además un recurso fundamental que era la economía, que no pudieran salir, obligarlos a caer en una crisis, como fue la crisis de Vietnam, que les costó mucho poder recuperarse de ella. Y además, promover un síndrome. Un síndrome de no a la guerra.

LP: Hay estimaciones que sostienen que hoy existen los mismos niveles de pobreza o más que en los años de lucha del Che; lo mismo se estima en cuanto a desocupación, los mismos problemas sociales y otros nuevos que se han agregado en esta época.

¿Eso es una derrota? ¿Eso refuerza las ideas por las cuales luchaba el Che o las debilita?

HV: Yo pienso que eso refuerza la justeza de las ideas del Che. Esto demuestra que el Che estaba en lo cierto, y que las quimeras que el imperialismo ofreció no las ha cumplido y que el desarrollo de eso en los pueblos hoy, lo que ha hecho es crear más ricos, y crear mucho más pobres. Hay un grupo de ricos que se han apoderado de los recursos, pero se han aumentado los pobres. Eso ha llevado a que se incremente el hambre, el desempleo, todos los males que atentan contra la subsistencia. Y el Che había luchado por eso.

Uno de los análisis que tenemos que hacer al mirar al Che es que el va haciendo una toma gradual de conciencia a medida que va chocando con la realidad de nuestra América. Si el se hubiera quedado enquistado en Buenos Aires, creo que no hubiera tomado conciencia de la realidad de nuestro continente.

Pero fue a Bolivia, a Centroamérica, a Guatemala, a Venezuela; y conoció Estados Unidos. Allí vio realmente cuales eran las condiciones reales de vida en este país, pudo comprobar como trataban a los mejicanos, a los inmigrantes, como se despreciaba a quienes tenían un color de piel mas oscuro que ellos; entonces el Che toma conciencia y dice que no, que no podía ser y que a eso había que transformarlo.

LP: ¿Qué hubiera sido de su vida si no se hubiera encontrado con Che y el Movimiento 26 de julio en la Sierra Maestra?

HV: Yo creo que la revolución cubana, y el haberse producido este movimiento por la independencia definitiva de nuestra patria, y por la construcción de una sociedad distinta, que estaba enmarcada en el programa del Moncada, representó volver a nacer. Comenzó allí mi vida. Porque antes realmente las condiciones eran tales que no podría llamarse a eso vida.

Es a partir de que tomo conciencia de que puedo construir mi propio destino, de que puedo ser útil a mi pueblo, de que puedo serle útil a otros pueblos, a la Humanidad, puedo decir que ahí comienza mi vida. Eso significó para mi el hecho de encontrarme con el Che.

Sin embargo, no podemos decir que los cubanos tengamos el internacionalismo a partir del Che, nosotros tenemos que decir que no. Fuimos objeto de muchas manifestaciones internacionalistas de otros hombres, de otros pueblos. Y Fidel nos dice que el internacionalismo en los cubanos es pagar nuestra deuda con la humanidad.

LP: ¿En qué cosas concretas se expresa el Che Guevara hoy en Cuba?

HV: Eso se expresa de forma concreta hoy en la obra de la revolución. Y cuando te digo la obra de la revolución te tengo que hablar de una sociedad que tiene el 70% de nuestra población que es profesional. Tenemos un pueblo culto. Tenemos un pueblo que políticamente tiene mucho mas conocimiento, mas dominio. Y cuando tu tienes un pueblo mas culto, y tienes una cultura política, tienes un pueblo que sabe lo que quiere. Y que aspira a ello de forma conciente. Eso lo vemos a diario en Cuba y forma parte de la obra del Che.

Una de las cosas que el Che y Fidel llegaron a discutir y establecer para pensar esta realidad de hoy, era que no debíamos celebrar elecciones con gente que no sabía leer ni escribir. Entonces la primera medida fue erradicar el analfabetismo. Había que dotar al hombre de conocimiento, para que tuviera conciencia, que cuando fuera a ejercer el voto, qué cosa estaba haciendo.

La otra medida que el Che y Fidel pensaron y establecieron en ese momento, es que mientras hubiera desempleados, no debíamos hacer tampoco elecciones. Porque había que evitar que el hombre vendiera su voto por un empleo, por cuatro centavos que se le pagaran y que aceptara porque realmente necesitaba para poder subsistir. Era necesario que el hombre fuera a ejercer este sagrado deber de elegir dirigentes, a sus gobiernos, con plena conciencia y sin nada que lo amarrara.

Otra cosa que pienso que está materializado en la obra de la revolución cubana dentro de las ideas del Che, es el internacionalismo. Para el cubano ser internacionalista es un deber.

Ustedes ven que hoy es el internacionalismo de las ciencias, el mensaje de la salud, el mensaje de la educación, el mensaje de la cultura, el mensaje del trabajo intelectual. El Che era un hombre culto. Pero no quería la cultura para él, quería la cultura para todos.

LP: ¿Se puede imaginar un diálogo actual entre Fidel y el Che?

HV: Yo pienso que sí

LP: ¿Qué cosas estarían discutiendo?

HV: Discutiendo como ha avanzado en estos momentos la integración

latinoamericana. Y cómo los pueblos van tomando mayor conciencia de la necesidad de ponerle freno al imperialismo, porque sino perecemos. Porque no se trata de una manifestación egoísta, de que sea la revolución cubana o que sean los argentinos. Se trata de salvar a la humanidad, de salvar la vida de la especie humana. Frente a ese gran reto que tenemos, cada pueblo tiene que hacer su aporte.

Nosotros, dentro de nuestras posibilidades de un país pequeño, aislado, bloqueado, estamos haciendo un aporte en compartir lo que tenemos: conocimiento, salud, investigación. Eso lo estamos compartiendo. Estamos presentes en muchos lugares del mundo. En donde hay un cataclismo o una tragedia, vamos allí, a llevar nuestros esfuerzos, pero desinteresadamente, sin ponerle condiciones a nadie. Y esos son valores esenciales del Che. Y hoy nos sentimos satisfechos.

Lo que no sabemos realmente es cómo contener la contraofensiva del imperialismo. Porque indiscutiblemente hay una contraofensiva del imperialismo. Lo que se está produciendo en Bolivia forma parte de esa controfensiva, para impedir que los pueblos sean soberanos y mas dueños de su destino. Y hay que esperar que agredan, mas temprano o mas tarde, a Venezuela.

Ustedes ven las últimas declaraciones de Chávez donde denuncia cómo el Ejército colombiano ha penetrado en su territorio. Eso hay que esperar.

Que gradualmente se vaya incrementando hasta que se produzca un enfrentamiento; y que lo único que puede enfrentar eso es la voluntad de los pueblos, haciéndole frente y rechazarlo, decirle NO. Y en Colombia eso depende de que su pueblo le diga que no a su gobierno, y que ese pueblo no se deje llevar por extremos nacionalismos, que impidan a toda costa la guerra a la cual los quieren llevar.

Y es no solo importante para ellos y para Latinoamérica, sino para toda la humanidad. Porque la esperanza para todos los hombres honestos y progresistas del mundo están puestos en América.

Pombo desarrolló una serie de actividades en la provincia de Entre Ríos en las ciudades de Concordia, Concepción del Uruguay y Paraná. Su visita fue declarada de “interés social e histórico” por la Cámara de Diputados de Entre Ríos; “huesped de honor” por el Concejo Deliberante de Concordia y de “interés educativo” por la Supervisión Departamental de Escuelas de esa ciudad.

(Cubaminrex-Embacuba Argentina- Red Eco Alternativa)


 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster