CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

“Aleida Guevara, luchadora por herencia”

Ser la hija de uno de los revolucionarios le impone una vida diferente a la de los otros, pero ella semeja bastante la vida de todos los mensajeros. Es Aleida, la hija del guerrillero cubano Che Guevara, quien visita Egipto desde hace unos días por invitación de la Asociación de Amistad Egipcio-Cubana, para conmemorar el 40 aniversario de su muerte y el 80 de su natalicio.

Todo el que conoce a Guevara se percata desde el primer momento del gran parecido entre él y su hija Aleida, a pesar de que no han vivido juntos mucho tiempo. Sin embargo, ha dejado una gran huella en su vida y ella porta sus ideas con las que recorre el mundo.

Aleida también escogió la profesión de médico como su progenitor, por el sublime significado humano que encierra, y considera que su trabajo como pediatra es la vía para alcanzar la paz. Confía en que su mensaje es lo más importante en cualquier lugar del universo donde la gente sufre y reiteró que le gusta visitar todos los lugares en los que estuvo el padre durante su vida.

A pesar de que han transcurrido cuarenta años de la desaparición de Guevara, sigue siendo un héroe para muchos jóvenes y un ejemplo para las revoluciones por la liberación en numerosas partes del planeta.
Al igual que su padre, porta ideas políticas de actualidad y la solución, según su punto de vista.

En su visita a Egipto ha pedido la alianza del mundo árabe y el logro de la unidad para que sea más fuerte, y exhortó a apoyar la resistencia iraquí y palestina. También ratificó la importancia de la cooperación entre los países del mundo subdesarrollado, para elevar el nivel de vida de la gente y reducir su dependencia de las naciones desarrolladas.

Sobre la elección de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos, Aleida señaló que el relevo del presidente George W. Bush no significa necesariamente un cambio en la política estadounidense, donde el verdadero poder lo poseen las grandes compañías que son las que sustentan la guerra en Irak y Afganistán.

Entre los mayores problemas que preocupan a Aleida, está la imitación por los jóvenes de la figura de Guevara, que visten ropas con su imagen grabada sin comprender realmente sus ideas. Ella considera que las circunstancias y los lugares cambian, pero no los principios, y que el mundo necesita millones de jóvenes como Guevara. Estima que ellos existen realmente en Irak, Palestina y el Líbano, y muchos son dignos de admiración porque levantan sus voces contra la opresión.

Aleida nació un 24 de noviembre de 1960 en Cuba. Es la segunda hija del Che Guevara con su segunda esposa Aleida March. Tuvo una medio hermana, Hilda, hija de la primera esposa de su padre, Hilda Gadea.

Cuando Guevara fue asesinado en el año 1967, en Bolivia, Aleida era una niña de seis años de edad. Antes de graduarse en la facultad de medicina en Cuba, trabajó como médico residente en Nicaragua, durante la guerra civil en 1982. Dos años después decidió incorporarse a una misión humanitaria en Angola, que fue una experiencia útil para su vida, pues allí conoció a gente en perentoria necesidad de ayuda.

Aleida apareció en el filme “Sicko” del director Michael Moore, sobre el cual los críticos plantean que encierra una crítica indirecta contra EE.UU.

Antes de partir de Egipto, Aleida expresó su amor y pasión por el pueblo egipcio y su cultura, tomando en cuenta el parecido de la historia de los dos países en la resistencia frente al colonialismo y la penetración cultural y económica. Prometió continuar sus recorridos por el mundo para hablar más sobre el padre y su historia. (Cubaminrex-Embacuba Egipto- Periódico Al Akhbar)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster