CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

“Aleida Guevara… definiendo orgullo y lucha”

“Aleida Guevara… definiendo orgullo y lucha”La Dra. Aleida Guevara, hija del icono revolucionario Che Guevara, realizó una visita de una semana a Egipto, donde se conmemoró el 80 aniversario del natalicio de su padre. Orgullo, entusiasmo y lucha se reflejan en las palabras y sentimientos de esta mujer de 47 años, cuyo cumpleaños tuvo lugar durante su estancia en El Cairo.

La Dra. Aleida Guevara recuerda a su padre, símbolo revolucionario mundial, de la siguiente manera a los 40 años de su muerte: “Cuando un hombre deja sus seres amados voluntariamente para hacer algo a favor del bien público, por el bien de los oprimidos en cualquier parte del mundo, se merece todo el respeto”.

La Dra. Aleida estuvo de visita en Egipto el pasado mes de noviembre, es médico pediatra en la capital de Cuba, La Habana. No obstante, se considera a sí misma una persona política, aunque de forma diferente. “Si usted tiene una fuerte fe en que todas las naciones tienen el derecho a vivir con dignidad, respeto e igualdad, y usted trabaja con esa entereza, entonces está haciendo política”.

“El mensaje que llevo conmigo es el de la cooperación, la comprensión y la igualdad entre las naciones. Las sociedades interdependientes se basan en modelos que pueden ajustarse a cada mujer y hombre, y como el Che Guevara solía decir: Hasta la victoria siempre”.

Aleida tenía sólo cuatro años cuando su padre fue asesinado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el año 1967, no obstante lo cual pudo aprender mucho sobre él a través de su madre y amigos.

“Para mí él fue el padre, el amigo, el revolucionario, el luchador, un hombre real que sabía amar”.

Sus recuerdos sobre el padre no son muchos, pero no ha olvidado cuando fue a visitar la familia antes de salir de Cuba. Che Guevara estaba disfrazado y ella no lo pudo reconocer. Le dijeron que era un amigo de su padre. Jugaron juntos hasta que él se despidió.

La hija de Guevara dice que está orgullosa de lo que hizo su padre, pero pide que la juzguen a ella por sus propios méritos como persona y trabajadora.

Expresa que el icono revolucionario y marxista Che Guevara consideraba que los jóvenes tenían que desempeñar un papel muy importante en las revoluciones, que pensaba en cómo forjar al hombre nuevo, lo cual era más importante que emplear el arma de fuego.

Ella precisa: “Es importante comprender sus principios y no simplemente tratar de imitarlo, debido a que cada situación es diferente a cualquier otra. Imitarlo quiere decir practicar la solidaridad, el respeto y la mentalidad amplia”.

Al preguntarle sobre la moda de los motivos de Guevara (camisetas, afiches, pegatinas, etc.), ella responde con disgusto hacia esa tendencia mercantilista y piensa que no se muestra respeto de esa manera.

En cuanto a las relaciones de Cuba con EE.UU., vemos que nos han cambiado mucho y Aleida tiene poca fe en la Administración de Barack Obama, porque considera que el cargo de presidente en ese país es un poco honorario, dado que el poder real está en manos de las grandes compañías.

Sus palabras finales estuvieron dirigidas a enfatizar que las ideas de Guevara aún están vivas y a señalar que la nueva generación cubana goza de niveles de educación más altos y es crítica, lo cual beneficia a la sociedad: “Uno debe criticar lo que le rodea para disponer de mayor libertad y tiene que estar bien educado para saber criticar”.

Aleida repite las palabras de su padre: “Si muero no lloren por mi, hagan lo que yo estaba haciendo y así continuaré viviendo a través de ustedes”. (Cubaminrex-Embacuba Egipto- Community Times)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster