CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  


act maceo-che

Conmemoran en Guatemala Natalicio de Maceo – Che

GUATEMALA, 14 de junio de 2012. La Embajada de Cuba en Guatemala, en un sencillo acto, recuerda el 167 Aniversario del Natalicio de Antonio Maceo y el 84 de Ernesto Guevara.
Sobre el Titán de Bronce, el compañero Saavedra, expresó: “Era buen jinete y diestro en la esgrima del machete, en la defensa personal; inteligente; la disciplina fue su primera gran condición. Grandes retos en su vida, breve, pero intensa, descollaría por sus hazañas militares. Tenía tanta fuerza en la mente, como en el brazo, como dijera nuestro José Martí. ¡Era de bronce el Titán!”
No era necesaria la hermosa coincidencia del natalicio de Maceo y Ché, para que la Historia los condujera juntos hacia los caminos de la inmortalidad.
Ambos enfrentarían grandes retos en sus vidas, breves e intensas, resaltarían por sus hazañas militares y desarrollarían un pensamiento propio, capaz de trascender más allá de la obra personal y la causa revolucionaria y latinoamericanista  que estuvo en primer orden.
Los dos fueron valientes, osados, astutos y esencialmente humanos, captaron la singular importancia que para un ejército tienen la conciencia revolucionaria del combatiente y su clara comprensión de los deberes. Los entrelazan, además,   las cualidades de arraigados sentimientos revolucionarios y antiimperialistas que los condujeron a luchar por la emancipación total del ser humano. Los caracterizó,  un amplio concepto de la estrategia y el convencimiento de que el comportamiento del individuo es factor fundamental en la organización y éxito de cualquier institución militar y consideraron que el ejemplo personal del jefe es imprescindible para lograr los objetivos, pues conocían de la intensa carga de amor patrio que guiaba la actuación de sus respectivos subordinados,  por ello fueron incansables en su formación y la disciplina no era el mero resultado del orden impuesto por disposiciones y decretos, sino una suma de estos , siempre sin lacerar la dignidad del hombre.
 El proceder de estos dos grandes hombres, cuyas proezas los hicieron figurar entre los más brillantes jefes militares del continente americano, es prueba irrefutable de que para ellos era totalmente válido lo planteado por el Mayor General Ignacio Agramonte acerca de que “Organizar y disciplinar el ejército es prepararlo para la victoria”
Hoy como diría un poeta,  “en encendido y fulgurante corcel anda el Titán en nuestra mente y con su espada de viento abate ejércitos enteros”,  tal era su temeridad que siempre, cuando la acción roza con lo superdifícil y lo arriesgado, nos decimos “¡Para hacer eso hay que tener más coraje que Maceo!”.
El Guerrillero Heroico cabalga en un Rocinante del futuro, lleva un sol de voluntades en la frente, disipa su asma crónica con el ajetreo,  resulta un torbellino incansable; es machetero, obrero de mármol, diplomático, ministro y embajador de la verdad más dura, así van los dos, sin desmayarse, se entrelazan las proezas y parecen uno solo. Llevan en este peregrinar, una coraza de amianto y de cascada, y van envueltos en una aureola “inoxidable”, hacía lo infinito.
En la vida y el pensamiento de Antonio Maceo y de Ernesto Guevara, encontramos los más sagrados valores por los que luchamos hoy y las más admirables virtudes que son razón y anhelo de nuestra Revolución Socialista.  (Cubaminrex- Embacuba Guatemala)


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster