CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Cooperacion

Con el arribo de los médicos cubanos a Timor Leste se hizo realidad un sueño

Por  Alberto Blanco

TIMOR LESTE, 16 de junio de 2010.- El reloj marcaba las 10:00 a.m. del 6 de junio de 2010 en Timor Leste, cuando visitamos el Consultorio Médico de Becora o simplemente el Consultorio de María, ubicado en Dili, capital de ese hermano país. 

Alguien comentó que en Cuba serían las 21:00 hrs. del día  anterior, 13 horas nos separaban de la Patria. Cuando nuestro pueblo se aprestaba a dormir, nosotros seríamos testigos de un encuentro inédito. 

A nuestro arribo, los anfitriones nos entregaron los Thais, una bufanda que, según la antigua tradición timorense, son obsequiadas a las personas que admiran y respetan en señal de agradecimiento, dicen que es como si entregaran su corazón. ¡Cuánta nobleza y gratitud en un pueblo que luchó tanto por su independencia a pesar de los innumerables obstáculos!

Entre la población del lugar se confundían los habitantes y pacientes expectantes de la comunidad, médicos cubanos y estudiantes timorense-cubanos, quienes estudian en la Facultad de Medicina de Dili o arribaron de Cuba, tras cursar estudios de medicina, y serán los primeros graduados de esa noble carrera en septiembre de este año. 

Miembros de la Asociación de Amistad, del Comité pro Liberación de los Cinco Héroes y de la ONG Lucha Unida quisieron, con sus declaraciones y proclamas, dejar su impronta en tan emotivo encuentro.

A continuación una representante de la comunidad agradeció en idioma tetun la labor de los médicos cubanos. 

La doctora cubana Maité Jordanka Yero Ayala, quien atiende el Consultorio Comunitario de María, explicó que en 1997 durante la resistencia se había fundado clandestinamente un puesto médico en Becora; dos años más tarde, se estableció como la primera clínica del distrito Dili y con la restauración de la independencia y el arribo de la primera Brigada Médica Cubana en el año 2004, se comienzan a dar consultas semanales.  No es hasta el 25 de abril del 2009 que se inauguró, como consultorio médico docente comunitario, con la presencia del Presidente de la República y Premio Nóbel de la Paz, Dr. José Ramos Horta.

Luego supimos que la doctora granmense, quien había sorprendido con su detallada y convincente exposición, había sido asignada  15 días atrás a ese lugar, pues formaba parte del reciente relevo.

Se habló de planificación familiar, de la disminución de los casos de tuberculosis como uno de los logros, del estado nutricional de los niños, del programa de vacunación nacional, de la vinculación con las parteras y de cómo las enfermedades infecciosas respiratorias, digestivas y la Malaria aportaban la mayor morbilidad. 

Siempre apreciamos en los médicos cubanos un gran respeto por la cultura, las tradiciones y el idioma del pueblo timorense, el cual ya han hecho también suyo.

Algunas líneas imprescindibles para una persona singular, Maria Dias.  Además de ostentar con orgullo el cargo de Presidenta de la Asociación de Amistad con Cuba, donó su propia casa en el año 2009 con el propósito de que se hiciera el primer Consultorio Médico Comunitario Docente basado en la experiencia cubana, del cual ella fue una de las pacientes atendidas y hoy ya está curada.

Con visible emoción, Maria nos comentó que siempre había soñado que los problemas de salud de su pueblo se resolverían.  Añadió pausadamente que ese sueño se había hecho realidad con el arribo de los médicos cubanos.

En el Libro de Visitantes quedó escrito: “Asistimos con admiración y entusiasmo al esfuerzo que todos ustedes hacen en bien del heroico y noble pueblo timorense”

Sirva esta crónica como expresión de nuestro infinito respeto por los galenos cubanos, lejos de sus seres queridos y de su querida Patria. Están aportando, con naturalidad y sencillez,  lo mejor de sí para que Timor Leste pueda también ser reconocido como uno de los países del mundo que más ha hecho por cumplir con las Metas del Milenio de las Naciones Unidas en materia de salud.

Fuimos testigos de la alta responsabilidad que sienten los médicos y profesores cubanos que participan en la campaña de alfabetización, la mayoría nacidos después del triunfo de la Revolución y frutos de la misma, así como de su altruismo. Se sienten orgullosos de ser médicos y maestros revolucionarios cubanos, así como de compartir las mismas carencias que sus pacientes y alumnos. 

Para algunos es su tercera misión médica en el exterior, otros asignados en el denominado enclave de  Oe-cusse, ubicado en territorio indonesio, deben recorrer 10 horas en barco para poder llegar a la capital de Timor.  Se confunden varias generaciones y especialidades. Unos y otros coinciden en que la palabra egoísmo ha sido excomulgada definitivamente del diccionario y en reconocer cuánto vale lo que tenemos en Cuba, sin percatarse que una de las cosas de mayor valor son ellos mismos.

Ojalá sirvan estas líneas para que se escriba más sobre nuestros colaboradores en Timor Leste, con la seguridad de que nunca sería suficiente. (Cubaminrex-Dirección de Asia y Oceanía)


<< Atrás

 

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster