CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Cooperacion

Colaboración médica cubana destaca en asistencia a guatemaltecos           

GUATEMALA, 1 de junio de 2010.- La brigada médica cubana respondió con una alta disciplina ante las adversidades naturales en Guatemala y hoy presta una inestimable ayuda en el período posterior a sus incidencias directas.

  El coordinador nacional de ese grupo de colaboradores, Henry Carreño, destacó el papel de sus integrantes en la fase recuperativa tras la erupción de un volcán y el azote de un fenómeno meteorológico, todos la pasada semana y al unísono.

Antes del estallido del coloso Pacaya la brigada se declaró lista para entrar en acción donde las autoridades de Guatemala lo pidieran, pues ya el país sufría abundante lluvia por los efectos de un sistema de baja presión, convertido luego en tormenta tropical.

Ya entonces nuestros médicos y demás personal mostraron total disposición de ir en ayuda de quienes resultaran afectados, lo cual reiteraron al momento del evento volcánico, dijo Carreño a Prensa Latina.

Esa actitud fue expresada por el gobierno cubano, mediante la embajada en esta nación, al presidente Alvaro Colom durante una reunión a la cual convocó con representantes de la comunidad internacional, incluido el cuerpo diplomático acreditado aquí.

No obstante, explicó Carreño, en contactos con el Ministerio de Salud sus autoridades solicitaron mantenernos en los lugares habituales hasta tanto fuera necesario un trabajo directo.

Al llegar la calma se activó la labor de esos profesionales en las zonas más necesitadas, que es decir las más intrincadas de la geografía nacional donde la mayoría de los 360 miembros de la brigada están ubicados en 18 de los 22 departamentos. De acuerdo con el coordinador de esa cooperación, algunos de ellos se trasladaron para asistir en los propios campamentos habilitados a las personas albergadas tras su evacuación, además de hospitales y otros centros asistenciales de su área habitual.

Los epidemiólogos, por su parte, están enfrascados en una tarea muy importante en la etapa posterior a un desastre natural, la evaluación y confección de planes para evitar el peligro de eventuales epidemias.

La gran cantidad de ceniza y arena arrojada por el volcán incrementa la afecciones sobre todo oculares, dermatológicas y respiratorias, a cuyo tratamiento se dedican los especialistas en esas ramas.

Carreño señaló que casi ninguno de los médicos había enfrentado antes una situación de erupción volcánica, pero rápidamente recibieron una preparación específica que les permitió conocer cómo hacerlo y las medidas efectivas por aplicar a los pacientes.

Resaltó, también, la responsabilidad con la cual respondieron colegas guatemaltecos, quienes trabajan de conjunto con los cubanos, así como de graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana.

Reiteró Carreño el perfecto estado de salud de todos los integrantes de la brigada, quienes no tuvieron ninguna incidencia negativa de ambos fenómenos en sus sitios de residencia. (Cubaminrex - PL)

<< Atrás

 

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster