CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Cooperacion

Haití es una vergüenza para el mundo.

HAITÍ, 24 de enero de 2011.- La sola mención de Haití provoca evocaciones a imágenes de destrucción, penuria, enfermedades, la muerte, el mismo infierno; pero si se trata de la isla de La Gonave, perteneciente a esta hermana nación caribeña, no hay calificativos para describir la espantosa pobreza en que vive su población, virtualmente abandonada a su destino, ahora atormentado por el cólera.

Situada al oeste de Puerto Príncipe en el golfo de Gonave, a los ojos de cualquier forastero muestra un paisaje desolador, estéril y seco, que impide el cultivo de la tierra para la agricultura, y en la cual el agua potable escasea a extremos insoportables para la vida humana.

Sin embargo, en ese martirizado pedazo de Haití los médicos cubanos no escatiman horas para enfrentar no solamente a la temible epidemia, sino cuantas enfermedades encuentren con la apertura a mediados de este mes de un centro de tratamiento de cólera.

Tras desembarcar en la polvorienta capital distrital de Anse á Gales, llegamos al radio de acción de la brigada médica cubana: los poblados de Gros Mangle, La Source y Pointe des Lataniers, de unos 12 000 habitantes, "rompiendo monte" en dirección norte por ásperos caminos sobre piedra caliza y diente de perro, bordeando siempre la costa con el mar a la derecha y las montañas a la izquierda.

Allí la desesperanza ante la adversidad anida en maltrechas viviendas de piso de tierra, sin letrinas, hechas de raíces secas de mangle, piedra o barro.

El holguinero Manuel de Jesús Pérez, licenciado en Enfermería y jefe de los brigadistas cubanos en La Gonave, comenta que en estas relegadas poblaciones predominan las infecciones dermatológicas, parasitismo intestinal, hernias y tumores de gran tamaño, afecciones oftalmológicas, malaria, fiebre tifoidea e hipertensión arterial, este último por el consumo de agua salobre. Allí fui testigo de miradas desesperadas de hombres, mujeres, niños y ancianos, descalzos y casi sin ropas, pero también de expresiones de alivio cuando nuestros médicos atendían sus "dolores".

Manuel expresa: "Haití es una vergüenza para el mundo en pleno siglo XXI, muchas de estas personas se enferman y mueren sin saber de qué, cuando en muchos casos se puede evitar".

UNA BENDICIÓN

En estos poblados, que viven de la pesca rudimentaria y la producción de carbón vegetal para la subsistencia propia y para ganarse algunos gourdes (moneda haitiana), la presencia de los médicos cubanos ha sido una "bendición", que agradecen de solo mirarles a los ojos.

En el centro de tratamiento de cólera de 30 camas de La Source, a 40 kilómetros de Anse á Gales, el enfermero Alejandro Fores Arafet, de Holguín, relata conmovido aún cómo le salvó la vida a Bagosya Eglais, de cuatro años, una niñita contagiada con el cólera, a la que increíblemente lograron hacerle una osteoclisis (suministro de la hidratación por vía ósea) en el tercio medio superior de la tibia izquierda, ante el colapso de sus venas.

O la historia feliz de la doctora villaclareña Fivelis Rodríguez Jova, con experiencia internacionalista en Paquistán y Bolivia, quien junto a Fores Arafet y el enfermero Pedro Vladimir Caleiro Vera, de Villa Clara, devolvieron sanos a los jóvenes Ángela Morris, Eltier Delega y Likne Wilse, quienes tras el tremendo "susto" causado por el terrible mal, ahora entienden por qué es necesario lavarse las manos, cocinar bien los alimentos, clorar el agua para tomar... .

Manuel explica que en nueve días desde la apertura del centro, el primer hospital en condiciones de campaña por esos lares, han rescatado a 19 lugareños de las fauces del cólera.

"Ante la demanda nos hemos visto obligado a abrir una tienda de campaña adicional, fuera de los predios del centro de tratamiento, para brindar consultas médicas. Ya hemos atendido hasta el presente a más de 1 750 personas con otras patologías, a las que les damos gratuitamente los medicamentos de donación que nos envían", puntualiza. (Cubaminrex – Granma)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster