CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

CURIOSIDADES

Un mirador natural en la Gran Piedra
Por Marlene Montoya Maza

 

çCUBA, 7 de enero de 2011.- Bien vale la pena subir los 452 escalones que conducen a la Gran Piedra, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, para disfrutar de un
impresionante capricho de la
naturaleza, devenido exclusivo mirador en el Caribe.

Constituye una de las mayores atracciones del Parque Nacional Sierra
Maestra, donde sus montañas resguardan con celo reliquias históricas,
arquitectónicas y culturales que podrá conocer quien visite ese sitio.

A la Gran Piedra se llega luego de transitar por una zigzagueante
carretera que bordea la geografía serrana, con una exuberante vegetación y
especies de flores que las bajas temperaturas favorecen todo el año.

Por allí abundan las begonias, ave de paraíso, dalias, orquídeas,
helechos, crisantemos y muchas más que se multiplican bendecidas por el
clima.

Ubicado a más de mil 200 metros sobre el nivel del mar se encuentra el
promontorio rocoso que supera las 60 mil toneladas de peso, con dimensiones
sorprendentes como 51 metros de largo, 25 de alto y 30 de ancho.

Disímiles leyendas hay de su origen, aunque estudiosos de la geología
consideran su nacimiento por los productos sólidos compactados y
solidificados de la erupción de un volcán submarino, que después de emergido la erosión se encargó de darle la
forma actual.

La zona de la Gran Piedra tiene un gran valor paisajístico, histórico y
arqueológico que atrae a los viajeros de todas las latitudes.  Allí abre sus
puertas el Museo La Isabélica, antigua casa señorial de hacendados franceses
asentados con sus esclavos en esa serranía, a principios del siglo XIX, por
la inmigración ocurrida con la Revolución en el vecino Haití.

Haciendas cafetaleras con confortables edificaciones nacieron en esos
dominios, donde proliferaron costumbres, refinados hábitos y adelantos en el
cultivo del aromático grano.

En el caso de La Isabélica su dueño, Víctor Constantin Cuzeau, bautizó así
la mansión por amor a una bella esclava llamada Isabel María.

Muchas atracciones depara a los visitantes esa altura con ríos,
manantiales y ruinas de otroras haciendas cafetaleras que forman parte del sitio declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

 

Viven en Cuba 1 541 centenarios

CUBA, 24 de mayo de 2010.- La actualización del Estudio de Centenarios en Cuba que se realizó en el periodo comprendido entre los años 2004 al 2008, una investigación multicéntrica coordinada por la Dirección Nacional del Adulto Mayor y Asistencia Social del Ministerio de Salud Pública, muestra que actualmente viven en nuestro país 1 541 personas que en edad rebasan la centena, 53 más que hace dos años.

Lo anterior indica que en el territorio nacional habita un centenario por cada 7 296 cubanos, y también uno por cada 1 269 adultos mayores, es decir, personas mayores de 60 años.

El tema será objeto de análisis en la nueva edición del Seminario Internacional Longevidad Satisfactoria: Visión Integral, que incluye un Encuentro de Centenarios, a partir de este miércoles y hasta el viernes en el Hotel Nacional de Cuba, con la asistencia de delegados procedentes de diez países.

El mencionado estudio motiva gran interés entre los investigadores y población en general al tratarse de un grupo humano que ha logrado vencer obstáculos ambientales, de salud y alcanzar los mayores límites de vida actuales.

La decana en Cuba de los que han sobrepasado la curva de los 100 es Juana de la Candelaria Rodríguez, con 125 años cumplidos el pasado 28 de febrero, quien radica en el municipio de Campechuela, en la provincia de Granma.

El presidente del Club de los 120 años y de la Asociación Médica del Caribe (AMECA), profesor Eugenio Selman Housein-Abdo, en su libro Cómo vivir 120 años, publicado por la Editorial Científico-Técnica, sustenta seis elementos esenciales como pilares fundamentales para la expansión de vida.

La motivación, desde las más tempranas edades, porque somos lo que nos motiva; la alimentación, con frutas y vegetales, y comer incluso "de todo" pero evitando los extremos; la salud, enfocada sobre la prevención; actividad física durante 30 minutos entre tres y cinco días por semana, porque "es necesario moverse"; la cultura, como enriquecimiento espiritual, que tiende incluso a combatir el exceso de estrés; y rodearnos de un medio ambiente sano. (Cubaminrex – Granma)

 

Recuerdan en Cuba visita de Paul McCartney

Santiago de Cuba, Cuba, 12 enero de 2006 (PL) Los cubanos que descubrieron al ex Beatle Paul McCartney por esta ciudad del oriente de Cuba hace seis años todavía se acuerdan de aquel acontecimiento.

El reportero de Prensa Latina al adentrarse en esta ciudad desde el aeropuerto Mayor General Antonio Maceo y formular la pregunta ¿Quién de ustedes vio a McCartney? descubre rostros sonrientes y nostálgicos.

Desde su llegada a Santiago junto a la entonces novia, la modelo Heather Mills y algunos de sus hijos, McCartney fue delatado, aunque no por "paparazzis" (en Cuba no existen) sino por su música, la historia y su sonrisa incomparable.

El 14 de enero del 2000, la Casa de la Trova Pepe Sánchez, denominada así en memoria del creador del bolero, acogió con entusiasmo al autor de Yesterday, catalogada por muchos como "la canción de amor del siglo XX".

McCartney, quien antes que todo es un amante de la música y suele visitar clubs como el Ronnie Scott en su patria, disfrutó a gusto en la Pepe Sánchez, sentado en primera fila de descargas de música tradicional.

En aquella ocasión mostró sus dotes de buen instrumentista al tocar con soltura las claves.

Quizás, muchos desconocían que I love her, de la primera época de los Beatles, es un bolero, y que McCartney -como integrante de la sección rítmica (bajo y batería) de los fabulosos cuatro- sabía de instrumentos de percusión e incluso gustaba cantar en español.

Antes de marchar de Santiago de Cuba, el creador de Feliz cunpleaños compró varios CD de música cubana, entre éstos del guitarrista santiaguero Eliades Ochoa, tres veces nominado a los Grammy y ganador de uno por Buena Vista Social Club.

En la urbe también lo recuerdan en el Restaurante El Morro, donde almorzó con su familia, y de su interés por la comida criolla, pese a que es un decidido vegetariano.

A partir de entonces, los muebles, platos y cubiertos utilizados por la familia McCartney forman parte de los atractivos de la instalación, muy próxima al Castillo de San Pedro de la Roca, Patrimonio de la Humanidad, también visitado por ellos.

Al despedirse, el músico escribió en el libro de visitas: "Muy bueno, volveré. Viva la Revolución".



Confirmada la existencia de cacicazgos taínos en Cuba

Por Ortelio González Martínez
Tomado de Granma digital
25 de agosto de 2005

PUNTA ALEGRE, Ciego de Ávila.—Los trabajos conjuntos realizados recientemente por arqueólogos cubanos y británicos confirman la existencia en Cuba de cacicazgos taínos, algo no ratificado hasta ahora en el territorio nacional.

El doctor Jorge Calvera Rosés, director del proyecto cubano-británico Los Buchillones, anunció que los más de 30 fechados radiocarbónicos realizados permiten asegurar la coexistencia cronológica de esos humanos que vivieron en las áreas de concentración encontradas por él y un grupo de colaboradores en la Sierra de Cubitas y en Caonao, en la provincia de Camagüey y en la zona de Cunagua y Los Buchillones, al Norte de Ciego de Ávila.

Las evidencias iniciales datan de hace unos 25 años, cuando se recolectaron las primeras en Cubitas, después en Caonao, Cunagua y, al final, en Los Buchillones, aunque actualmente se preparan otros 25 fechados que, sin dudas, reforzarían el criterio de la existencia de los cacicazgos.

Para el prestigioso investigador hay tres aspectos importantes que lo demuestran: la agrupación de varias aldeas, que sus casas y zonas de cultivos y pesca estuvieran cercanas y coexistieran en una misma fecha, y los intereses comunes para unirse.

A lo largo de los cinco lustros se hizo una investigación completa, con el correspondiente análisis de las piezas, que muestran un alto grado de similitud, en tanto las cerámicas tenían un modelado muy parecido y la única diferencia está en el tipo de barro utilizado para confeccionarlas.

A ello se agregan otras señales, como la pintura en cuevas en la Sierra de Cubitas; las grandes cuentas de cuarzo que aparecieron en La Garita, en Cunagua, y el Ídolo de la Fertilidad; las más de 1 000 piezas de madera y piedras, y un colgante hallados en Los Buchillones, todos con un nivel de tallado sorprendente.

Un cacicazgo estaba formado por un grupo de aldeas que compartían el mismo espacio, en un mismo tiempo, agrupadas por determinados intereses. Cada una de ellas tenía su jefe y todas estaban dirigidas por un cacique principal.

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster