CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

CIEGO DE AVILA >> OTRAS INFORMACIONES

Características de los bailes guajiros
Tomado del sitio de la cultura avileña

No se dispone de datos fidedignos que permitan describir en forma detallada la presentación de los bandos en la sociedad "Unión Club" el año inaugural, pero sí se conoce a través de fuentes orales y documentales las características que tuvieron en la nueva sede social de "Unión Latina" desde sus primeros años, bajo la asesoría de su creador, en cuanto a música, bailes, personajes y otros particulares interesantes:

Celebración de una fiesta de carácter popular denominada "baile guajiro" en la sociedad "Unión Latina", en la cual participaban asociados e invitados, posterior a la presentación de las comparsas de los bandos, amenizada por una orquesta con repertorio de música popular cubana.

Actuación previa al baile de una comparsa roja y otra azul, compuesta por un aproximado de veinticinco a treinta parejas cada una, cuyo vestuario debía ser sufragado por los propios integrantes, quienes casi siempre recibían ayuda de simpatizantes del bando respectivo, de asociados con mayor holgura económica o de los propios fondos de la sociedad en ocasiones excepcionales.

Estas comparsas competían entre sí en la interpretación de la música y los bailes campesinos introducidos por Pedro García: "Anda Pepe" para el Bando Azul, Doña Joaquina para el bando Rojo y otros como el zapateo, el papalote, el gavilán, el zumbantonio y la caringa (hoy se consideran tradicionales y de obligatoria presentación).

Los instrumentos que utilizaban los grupos musicales acompañantes eran: guitarra, tres, bandoneón o acordeón, tambor, güiro, marímbula, claves y machete.

Cada comparsa encabezaba su paseo con dos personajes: Cuba y Liborio, quienes representaban a la patria y al pueblo cubano, respectivamente. El personaje de Cuba, vestido con los colores de la bandera nacional y tocado con el gorro frigio del escudo, remedaba aquellas idílicas litografías de comienzos de siglo, representativas de la república mediatizada, encarnado por una mujer joven, trigueña, de cabellos largos, bellas facciones , aventajada estatura y buenas costumbres, este último requisito avalado por el consenso popular sobre la virginidad de la elegida. La personificación de Liborio debería imitar, con la mayor fidelidad posible, la imagen de su homónimo creado por Ricardo de la Torriente para simbolizar al pueblo cubano, popularizado por el semanario "La política cómica"(1906-1935). La estatura de este personaje debía ser menor que la de su pareja.

Otro componente obligado de la comparsa era la pareja de viejos, representada por personas jóvenes, cuya caracterización debía ser convincente en cuanto a imagen, gestos y expresión oral, imitativa de ancianos guajiros. Un elemento muy importante era la exigencia de que ambos personajes iniciaran todos los bailes, con pleno dominio de ellos, aunque con cierta caricaturización.

Como se ha dicho, cada bando tenía un estribillo con música parecida, pero distinta letra, para acompañar el paseo de su comparsa, tanto a la entrada como a la salida: "Doña Joaquina, ponte en vela / que la yegua se te va" (bando rojo). "Anda, Pepe, monta atrás / que la yegua se te va"(bando azul).

El diseño y la confección del vestuario, así como sus aditamentos y cualquier otra iniciativa en cuanto a música, bailes o personajes, debían ser mantenidos en el más riguroso secreto por cada bando, por cuya razón no se permitía la presencia de personas pertenecientes al bando rival o sospechosas de sus simpatías, en los ensayos previos a la fiesta.

El paseo de cada comparsa se iniciaba en la calle, entre una y tres cuadras antes de la sede social, presidido por los personajes de Cuba y Liborio, quienes de pie, sobre una rastra tirada por bueyes, mostraban sus rostros serios, como reflejo de las penalidades que sufrían en la seudo-república. Una sonrisa imprudente de cualquiera de los miembros de la pareja, podía implicar, como sucedió a veces, la derrota de un bando por infringir tan rígido precepto. Les seguían la pareja de viejos (a veces a caballo) y detrás los demás comparsantes, bailando el "Anda Pepe" o "Doña Joaquina", según el caso.

Al llegar a la puerta principal de la sociedad, Cuba y Liborio descendían de la rastra y caminaban hasta colocarse próximos a la plataforma que ocupaba la orquesta. Inmediatamente era interpretado el himno nacional por todos los presentes o por la agrupación musical encargada de amenizar, posteriormente, el "baile guajiro".

Cuba y Liborio recitaban sus décimas u otras formas estróficas, alusivas a la fiesta o de tema patriótico y a continuación hacía sus evoluciones la comparsa con la pareja de viejos al frente, después de lo cual se interpretaban los distintos bailes.

Es preciso aclarar que tanto el baile del papalote como el del gavilán , requerían una caracterización especial . En el primer caso, la niña que lo interpretara debía llevar sobre el pecho y espalda, sendos papalotes de tela y en el segundo, el hombre(cazador) iba provisto de una escopeta, mientras que su pareja llevaba un disfraz hecho de plumas, imitando a esta ave rapaz.

Una vez concluída la actuación de un bando, seguía la del otro con idéntico ritual y repertorio, si bien con alguna que otra variante distintiva para tratar de aventajar a su rival.

La delicada misión de decidir el bando que había resultado triunfador, habitualmente estaba encomendada al director de la orquesta contratada para tocar en el "baile guajiro", cuyo fallo era inapelable y, refunfuños más o menos, acatado por todos.

Los bailes guajiros o fiesta de los bandos en los nuevos tiempos.

Desde el triunfo de la Revolución, los bailes guajiros continúan celebrándose hasta 1961, año en que ocurre la disolución de la sociedad " Unión Latina".
A mediados de los años sesenta llega a Majagua el instructor de danza Angel Morán Paz, recién graduado de la Escuela Nacional de Instructores de Arte, quien, con aguda percepción, descubrió el promisorio filón cultural que los bailes guajiros significaban y sus posibilidades de desarrollo en el ámbito musical y danzario.

Con sus conocimientos técnicos y apoyándose en la experiencia de jóvenes y viejos adeptos de los bandos, Moran logra organizar un grupo de artistas aficionados denominado "Cabalgata guajira", en cuyo repertorio incluye música y danza de las fiestas majaguenses, agrupación que por su originalidad y calidad artística obtiene de inmediato reconocimientos destacados a nivel provincial y nacional.

Con la colaboración de los integrantes de su grupo, casi todos simpatizantes de uno u otro bando, el joven instructor logra revivir el interés de la comunidad por rescatar su fiesta mayor y ya en 1966 se produce la presentación de los bandos en el local de la vieja sociedad "Unión Latina" pero esta ves con todo el pueblo integrado a las fiestas negros, blancos y mulatos, divididos solo por las simpatías hacia uno u otro color y unidos indisolublemente bajo el signo de una cultura integradora, de autentica raíz popular.
En 1967 sé hacia imposible por el alto numero de participantes seguir utilizando los salones de su antigua sede
El año 1983 marca un cambio muy significativo en la concepción y desarrollo de los bailes guajiros, ahora más conocidos por la fiesta de los bandos, generado por la demanda del pueblo ya con un gusto estético más exigente, poseedor de un alto nivel de educación y, por tanto, un poder de apreciación de los fenómenos culturales de más alto rigor critico.

Se inicia esta etapa, se extiende hasta 1989, con una mayor compresión por parte de la dirección de cultura y el gobierno, de la importancia de nuestra fiesta guajira, de lo cual dimana una serie de cambios que, sin desvirtuar la esencia del evento inicial, amplió su horizonte y abrió las puertas de su desarrollo ulterior.

Estos cambios o medidas pueden resumirse en:

- Reorganización de las direcciones de los bandos.
- Incremento de la ayuda financiera para él próspero desarrollo de la fiesta
- Concepción de la fiesta como un espectáculo a partir de una temática dada.
- Selección de un jurado con alta especialización en cada una de las manifestaciones artísticas   presentes en la competencia.
- Dotación de un escenario central más amplio
- manejo adecuado de los recursos escenográficos en función de la temática.
- Posibilidad de aumentar la cantidad de bailes, números musicales, personajes fundamentando su   autenticidad.
- Teatralización del espectáculo, hasta entonces monótono por incluir solo música y bailes, para darle   mayor atractivo y amenidad.

En horas de la mañana del día de la fiesta, se presentan, separadamente, las comparsas infantiles representativas de cada bando, integrada por niños de cuatro a doce años de edad, quienes hacen sus primeras armas como futuros continuadores de la tradición del pueblo.
En este encuentro no hay ni ganadores ni perdedores y es una verdadera muestra de competencia fraternal, donde los niños muestran sus habilidades y el amor que sienten por la cultura de su pueblo.
Concluida la presentación de las comparsas infantiles, el personal del bando que actuará primero comienza a montar su escenografía de la plataforma central.

El bando deberá tener su comparsa formada en el punto de salida común para los dos competidores, y estar lista para comenzar su actuación cuya duración deberá ajustarse al tiempo predeterminado en el reglamento de la competencia.
Se realizan una serie y determinada cantidad de acciones en distintas locaciones, al ponerse en marcha la comparsa esta ira precedida por una tela con el color y el nombre del bando, a la cual le sigue Cuba y Liborio en una rastra adornada con flores y pencas tirada por bueyes, inmediatamente después, la pareja de viejos, que puede estar acompañada por otros personajes si así lo especifica el guión.

Los bailadores de la comparsa van vestidos uniformemente con los colores de su bando adornado ella con pasacintas blancos aretes, collar, pulso de semillas de arboles y colgando en la mano izquierda, bolso rústico y pericón, el hombre va de sombrero de guano, adornado con una cinta alrededor de la copa y una estrella en la parte frontal de las alas, ambas del color del bando, al igual que el pañuelo que lleva atado al cuello y machete a la cintura.

La comparsa una vez que inicia su marcha no cesa de bailar, hasta llegar a la plataforma central, donde se desarrolla la parte principal del espectáculo, generalmente se representa en ella una finca con su bohío y otras construcciones rústicas, la ambientación se realiza con plantas y flores, bejucos, animales domésticos y otros rudimentarios enseres de los guajiros.
Después de los vivas y aplausos que siguen el himno, se hace un silencio dramático porque los personajes de la Cuba y Liborio van a recitar sus décimas, los simpatizantes ruegan por que no se equivoquen ninguno, no solo por los puntos que pierden, sino por el catastrófico efecto psicológico que una pifia de esta naturaleza produce en los comparsantes y los espectadores que los apoyan.
Cuando la recitación sale bien la comparsa entra animosa y decidida al son de "Anda Pepe" o "Doña Joaquina" único baile que puede ser coreografiado, hay pelea de gallos, parranda, reparto de comidas y bebidas y otras ocurrencias propias de una verdadera fiesta campesina, mientras se intercalan los números de música y bailes tradicionales: el zapateo, el papalote, el gavilán, el sumbantonio y la caringa junto a otros incorporados por los bandos en esta etapa: La culebra, la polka, la chindonga, la mazurca, el guanché, el son de armando, la pavana, el esqueleto, la chismosa, el rabo del macho entre otros.
Después de concluir el segundo bando vienen momentos de gran tensión y espera por el veredicto, cuyos fallos a menudo polémicos y tachados de injustos han puesto en peligro de extinción a las fiestas de bandos en Majagua.
Pero tengamos fe en la fuerza de la tradición, en el amor y en la voluntad de mantener y engrandecer estas fiestas que son como la sal y la luz de este pueblo azulirrojo o rojiazul, defensor tenaz de nuestra identidad con el escudo y la espada de su cultura.

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster