CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Asambleas de nominación de candidatos: Mientras más, mejor


CUBA, 20 de agosto de 2012.- Hace unos días fue anunciado por la Comisión Electoral Nacional (CEN) que del 3 al 29 de septiembre próximo, se realizarán en el país una cantidad superior a las 50 900 asambleas de nominación de candidatos a delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, en las más de 14 500 circunscripciones electorales en que se ha dividido el territorio nacional para los próximos comicios, y a las que estarán convocados, de oficio, alrededor de ocho millones y medio de cubanos.
Teóricamente significa que en cada una de ellas, los ciudadanos mayores de 16 años con derecho al sufragio que participen, podrán postular un candidato entre los vecinos residentes en el área e, incluso, en los casos que lo estimen pertinente, de otra perteneciente a la misma circunscripción, siempre que haya sido consultada previamente y dada su aceptación.
En la práctica no ha sido esta la regla a lo largo de más de 14 elecciones para delegados municipales como mínimo desde 1976 a la fecha. (Matanzas tiene más porque fue escogida para realizar la experiencia para la creación de los órganos del Poder Popular en 1974, y en muchas otras circunscripciones han tenido lugar procesos especiales para cubrir vacantes por diversas razones).
La legislación electoral y las normas reglamentarias que la complementan preceptúan que por circunscripción sean postulados nunca menos de dos ni más de ocho candidatos, como garantía de opción para los votantes, aun cuando —y se han dado estas situaciones—, solo se realice una sola asamblea en determinados lugares que por sus características demográficas o geográficas así lo indiquen. La realidad es que han sido mayoritarias las de dos y tres nominados, y muy excepcionales las de siete y ocho.
En esta oportunidad, como en las precedentes, es una aspiración que se nomine al mayor número de personas con méritos, capacidad, condiciones y posibilidades de representar a la población de la demarcación de que se trate, urbana o rural, ante el órgano local superior del poder del Estado en la instancia municipal, para que esa alternativa de valorar actitudes y aptitudes entre varios, posibilite decidir y, por ende, votar después por el más idóneo. Mientras más candidatos sean postulados, indiscutiblemente, la opción será mayor y la nominación, mejor.
De ahí que las comisiones electorales de circunscripción, responsabilizadas con la organización de los comicios convocados para el próximo 21 de octubre en su radio de acción, en esta primera etapa (no olvidar que con posterioridad se realizarán las destinadas a elegir a los delegados a las Asambleas Provinciales y a los diputados a la Asamblea Nacional), trabajen minuciosamente en la determinación de las áreas de nominación que pondrán a consideración de las comisiones electorales municipales para su aprobación.
Hasta la fecha, se estima positivo el hecho del incremento de las circunscripciones que han propuesto entre tres y seis áreas de nominación y disminuyen las de una sola.
Para conformarlas se basan en lo reglamentado por la CEN de que se realice una en lugares en los que residan hasta 199 habitantes, y así progresivamente, hasta las que cuentan con más de 2 800, donde se celebran ocho. No obstante, en localidades cuyas características lo aconsejen, se pueden autorizar áreas con menor población, lo cual coincide, casi de oficio y siempre excepcionalmente, con la cantidad de circunscripciones aprobadas con menos de 100 (son 20 en el país) y menos de 200 (quedan unas 300).
La posibilidad que tienen los ciudadanos cubanos de nominar sus candidatos para ocupar escaños en las asambleas municipales, sustenta el proceso democrático cubano y se convirtió desde hace más de 35 años en experiencia de un sistema electoral, en donde no hay postulación por los partidos políticos.
En Cuba, de San Antonio a Maisí, aun en las zonas más apartadas y las comunidades más dispersas, un cubano puede nominar o ser nominado, puede elegir o ser elegido, sin que medie para ser lo uno o lo otro más que tener la capacidad legal para ello.
Dicho en otras palabras, no necesita de ningún partido. Solo él propone y solo él —por votación libre, directa y abierta, a mano alzada en las asambleas de nominación— tendrá el soberano derecho de elegir a su delegado entre los que resulten nominados, el venidero 21 de octubre. (Tomado de Granma)

 

 


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster