CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Intervención del Representante de la República de Cuba, embajador Rodolfo Benítez Verson, en el diálogo político de la Conferencia Internacional de Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de organismos nacionales especializados frente al problema mundial de las drogas. Perú, 25-26 de junio de 2012

Sr. Presidente:

En nombre de la delegación de la República de Cuba, agradezco al Gobierno del Perú por su invitación y la cálida hospitalidad. Cuba comparte y apoya los objetivos de esta importante conferencia.

El problema mundial de las drogas constituye una “tragedia globalizada” de la que no escapa ningún país. Sólo puede ser enfrentado de manera efectiva mediante una  genuina cooperación internacional y la aplicación del principio de la responsabilidad compartida de todos los Estados, ya sean productores, países de tránsito o de consumo. Exige también actuar con estricto apego al Derecho Internacional y a los principios consagrados en la Carta de Naciones Unidas.

Los países con limitados recursos, resultado del injusto orden económico internacional, tienen mayores dificultades para enfrentar este flagelo. Los fondos que se le asignan a los órganos del sistema de Naciones Unidas encargados de estos temas, continúan siendo inestables, imprevisibles y definitivamente insuficientes.

La lucha contra las drogas no admite dobles raseros ni arbitrarias certificaciones unilaterales de “buena conducta”, en las que insisten algunos Estados poderosos. Cuba rechaza mecanismos como ese, jurídica y éticamente insostenibles, que politizan el tema y se utilizan como instrumentos de presión política y justificantes de sanciones unilaterales.

El problema de la droga no se resuelve solamente -ni siquiera principalmente- con medidas aplicadas en los centros productores, o en los intermediarios. La responsabilidad fundamental reside en los grandes focos del consumo de la droga.

Señor Presidente:

En América Latina y el Caribe tenemos muy clara la voluntad y el compromiso de trabajar mancomunadamente en el enfrentamiento al problema de las drogas. Así lo expresamos en la cumbre regional celebrada en Caracas en diciembre pasado, en la que nació la CELAC.

Cuba ha demostrado su firme compromiso con la cooperación regional e internacional en el combate contra las drogas ilícitas. Muestra de ello son los acuerdos bilaterales suscritos y vigentes con 35 países.  No exceptuamos a los Estados Unidos, a cuyo Gobierno hemos hecho propuestas concretas que no han sido respondidas aún, incluida la de un proyecto bilateral similar al suscrito con otros países.

Nuestras relaciones de trabajo con los servicios especializados de muchos otros Estados, se han fortalecido. Así lo demuestra la realización de investigaciones conjuntas contra miembros de organizaciones criminales y narcotraficantes internacionales, el intercambio de información y la capacitación de las fuerzas de enfrentamiento, tanto en Cuba como en el exterior.

Señor Presidente:

A pesar de la compleja situación mundial de las drogas ilícitas y la ubicación  de nuestro país en una región de significativo tráfico, la sociedad cubana no está corrompida por el flagelo de la droga, no existen mafias o crimen organizado que lo faciliten, y nuestro territorio no es canal de tránsito.

Nuestro país desarrolla un eficaz programa de prevención y enfrentamiento al tráfico ilícito de drogas y sus delitos conexos, a pesar de los limitados recursos económicos de que disponemos y las consecuencias del bloqueo económico, comercial y financiero que impone a Cuba el Gobierno de los Estados Unidos.

La prevención constituye un pilar esencial en la política de nuestro Estado. Enfrentamos el problema de las drogas con integralidad, involucrando en su solución a toda la sociedad, y combatiendo no solo las consecuencias, sino ante todo, sus causas.

En Cuba, un sólo joven con manifestaciones de drogadicción u otros factores de riesgo que lo inclinen hacia esa conducta, se convierte en un foco de atención inmediata y esmerada por todos los agentes sociales. Estamos listos a continuar compartiendo nuestras experiencias con otros países interesados.

Quisiera concluir, señor Presidente,  enfatizando que solo podremos enfrentar con éxito el flagelo de las drogas, si unimos nuestros esfuerzos con realismo y voluntad política. Cuba confía en que esta Conferencia será un nuevo paso de avance en el logro de ese objetivo.

Muchas Gracias.

(Cubaminrex- Embacuba Perú- Misión Permanente de Cuba en Ginebra)

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster