CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Intervención del delegado de Cuba, Juan Antonio Quintanilla Román, durante la adopción del Proyecto de Resolución l.7 “Situación de Derechos Humanos en Belarús”. 20ma Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos. Ginebra, 5 de julio de 2012.

Señora Presidenta:

La presentación del proyecto de resolución sobre Belarús es un claro ejemplo de la selectividad, la manipulación y la politización de las labores del Consejo de Derechos Humanos, sobre las cuales Cuba viene alertando desde hace algún tiempo. Prácticas como esta hundieron a la antigua Comisión de Derechos Humanos en el más profundo descrédito y determinaron su desaparición.

Como posición de principios Cuba siempre ha objetado enfoques e iniciativas selectivas contra países en desarrollo, en particular aquellas que descansan en claras motivaciones políticas, como es el caso de la que hoy nos ocupa.

Sin embargo, algunos se empeñan en imponer iniciativas como esta, que no cuenta con el consentimiento del Estado concernido, y no tienen en cuenta la cooperación y las informaciones brindadas por el Gobierno de Belarús.

En el proyecto de resolución se alegan irregularidades en las elecciones de Belarús. Vale recordar que el ex Presidente George W. Bush se hizo con la Presidencia de Estados Unidos mediante un proceso electoral fraudulento y no hubo ninguna resolución en la Comisión de Derechos Humanos. También se hace referencia a supuestas detenciones arbitrarias, restricciones a la libertad de reunión y asociación, la libertad de expresión, actos de tortura, entre otros elementos. Al respecto, también cabe recordar que Estados Unidos mantiene un centro de detenciones en su base naval en Guantánamo, con personas detenidas arbitrariamente y sin evidencias de que hayan cometido delito alguno. Recordamos también la creciente represión de manifestantes pacíficos en Estados Unidos y Europa, violándose así el derecho a reunirse y asociarse pacíficamente. A pesar de la gravedad de las situaciones mencionadas, el Consejo no ha podido pronunciarse ni adoptar una resolución al respecto.

Si lo hace, sin embargo, en el caso de Belarús. El verdadero título de esta resolución debería ser “Promoción de un cambio de régimen en Belarús”. Ese es precisamente el objeto de la Unión Europea, atentar contra el proyecto de nación que mantiene Belarús en función de los intereses de su pueblo. La Unión Europea, en particular sus bancos y grandes centros de poder económico, están muy interesados en que esta situación cambie y que la economía de Belarús se abra a la privatización. Vemos esta resolución también como una muestra de arrogancia imperial y como un intento de competir con Estados Unidos en la imposición de iniciativas selectivas y politizadas contra países del Sur.

Señora Presidenta:

Si la credibilidad de este órgano se ha puesto en duda con los dobles raseros observados en un grupo de acontecimientos en el pasado reciente, con esta resolución, en el tema 4 de la agenda, le damos la estocada final a la poca credibilidad que ya le quedaba al Consejo en materia de tratamiento de situaciones de derechos humanos.

Los mandatos de países son precisamente el cadalso que guillotina la libre determinación de los pueblos del Sur. Si alguien no se ha dado cuenta del camino por el que transita este Consejo, lo invitamos a que recapacite y que comprenda, en particular aquellos que apoyarán la resolución o se abstendrán, hacía donde se dirige este órgano.

Esta no es una resolución sobre derechos humanos. Esta es una acción política que además violenta los acuerdos alcanzados durante la construcción institucional del Consejo, al intentar restablecer un mandato espurio al que se le puso fin en aquella oportunidad.

En consecuencia, Cuba votará en contra del proyecto L.7. Ratificamos también que continuaremos trabajando para impedir que el Consejo termine hundido en el mismo descrédito en el que feneció su predecesora la Comisión.

Muchas gracias.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba en Ginebra)
 



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster