CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Intervención del delegado de cuba, Pablo Berti Oliva, en el debate general del tema 4 de la agenda (situaciones de derechos humanos que requieren la atención del Consejo). 20ma sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos. Ginebra, 27 de junio de 2012

Señora Presidenta:

Lamentablemente el Consejo continúa siendo testigo de la nociva práctica del blaming and shaming que hundió en el más profundo descrédito e hizo desaparecer a la Comisión de Derechos Humanos. En cada sesión escuchamos largas listas de países a los que Estados Unidos y sus aliados acusan por supuestas violaciones de derechos humanos.

Su interés en convertir al Consejo en un nuevo tribunal inquisidor contra los países del Sur, busca también extender la impunidad a las graves violaciones de derechos humanos que comenten al amparo de su poderío internacional.
Esos países no tienen moral alguna para juzgar a otros. Ellos son en realidad los peores violadores de derechos humanos. Sin embargo, en sus intervenciones no hay autocrítica alguna sobre el desempleo, el analfabetismo, el racismo, la pobreza, el hambre y la inseguridad social que reinan en sus territorios. Tampoco mencionan las cada vez más frecuentes violaciones del derecho de reunión y asociación pacíficas. Vale mencionar por ejemplo, la brutal represión a la que han sido sometidos movimientos como Occupy Wall Street y los Indignados en Europa. Ni una referencia tampoco a las criminales cacerías de seres humanos decididos a migrar a la supuesta tierra de las libertades, que se producen en sus fronteras marítimas y terrestres. Mucho menos al tratamiento que dan a inmigrantes y miembros de minorías y grupos étnicos.

A nivel internacional, esas potencias constituyen la principal amenaza a la paz mundial. Son esos países los culpables de graves violaciones de derechos humanos como los vuelos secretos de la CIA con personas secuestradas para ser torturadas; las atroces torturas, y otros tratos inhumanos, crueles o degradantes cometidos en Guantánamo y otras cárceles; los bombardeos y asesinatos de civiles inocentes perpetrados por la OTAN en Afganistán, Iraq, Libia y que ahora tratan de repetir en Siria; y el uso de drones y otras formas y medios de asesinatos selectivos, ejecutados en cumplimiento de las decisiones ejecutivas, por solo citar algunos ejemplos.

Señora Presidenta:

No es sincera la retórica ni son legítimas las listas de supuestas violaciones de derechos humanos en países del Sur. Cientos de miles de cadáveres de personas inocentes asesinadas con armas de última generación, cientos de millones de pobres y hambrientos,  testimonian la brutalidad y el desprecio a la dignidad humana de muchos gobiernos del Norte, precisamente los mismos que con resoluciones condenatorias de este Consejo, las más recientes sobre Sri Lanka y Belarús, buscan fabricar pretextos a sus agresiones y sanciones unilaterales.
Estados Unidos no tiene moral para criticar a Cuba. Su expediente de violaciones de derechos humanos es más que pésimo.

Cierren el centro de detenciones arbitrarias y torturas de Guantánamo y devuelvan ese territorio ilegalmente ocupado al pueblo cubano. Liberen a los cinco antiterroristas cubanos presos ya casi 14 años, mientras terroristas como Luis Posada Carriles goza de total impunidad en su territorio. Eliminen el genocida y criminal bloqueo contra Cuba.

Basta de hipocresía y simulación. Exhortamos a los países del Sur a cerrar filas y rechazar con firmeza las manipulaciones políticas contra nuestros países.

Muchas gracias.
(Cubaminrex- Misión Permanente de Cuba en Ginebra)

 


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster