CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Intervención de la delegada de  Cuba, Janet Román Arredondo, en el debate interactivo con la Experta Independiente sobre la cuestión de los derechos humanos y la extrema pobreza y la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias. 14ta sesión del Consejo de Derechos Humanos. Ginebra, 4 de junio de 2010.

Señor Presidente:

Cuba agradece a los relatores especiales y a la Experta Independiente por la presentación de sus respectivos informes.

Señor Presidente:

Felicitamos a la Sra. Magdalena Sepúlveda por la presentación de su interesante y detallado informe, el cual está referido a las pensiones sociales y a la seguridad social en sentido general y a su relación con la pobreza y los estándares adecuados de vida. También nos ilustra sobre otras actividades desarrolladas por la Experta, entre ellas las visitas a países y la participación en el Foro Social del Consejo de Derechos Humanos correspondiente al año 2009, el cual debatió el papel de los sistemas de protección social.

Coincidimos con la Experta Independiente en que los Estados deben tomar las medidas apropiadas para establecer programas de seguridad social  que beneficien a todas las personas de edad, sin discriminación de naturaleza alguna.

Dichos programas pueden reducir significativamente la pobreza y la vulnerabilidad de las personas de edad, particularmente las mujeres, quienes por regla general sobreviven a los hombres.
Este tema cobra mayor importancia si tenemos en cuenta el aumento de la longevidad a nivel mundial y sus implicaciones. Se estima que en el 2050 el número de personas con 60 años o más rondará los 2 mil millones.

Sin embargo, estos programas de protección y seguridad social no deben ser privativos de las personas de edad. También deben hacerse extensivos a las personas discapacitadas, a los niños y los grupos desfavorecidos en general.

En ese sentido, coincidimos con la Experta Independiente en que el derecho a la seguridad y a la asistencia social debe estar contemplado en las legislaciones nacionales, como base para un acceso universal y no discriminatorio a estos beneficios.

Señor Presidente:

La puesta en marcha de programas de seguridad y asistencia social requiere de importantes recursos financieros y capacidad técnica. Es por ello que en muchos casos la voluntad política debe ir acompañada de la cooperación internacional, particularmente de los países desarrollados.
Instamos a la comunidad internacional a brindar mayor atención a este importante asunto.

Por otra parte, coincidimos con la Experta Independiente en que muchos países desarrollados continúan sin cumplir su compromiso de donar el 0,7% de su PIB para la Ayuda Oficial al Desarrollo. El cumplimiento de ese compromiso, hoy especialmente amenazado, contribuiría sustancialmente a reducir la pobreza.

Felicitamos a la Experta Independiente por la labor realizada y la alentamos a que continúe desempeñando su mandato como hasta ahora. En su trabajo podrá contar con la cooperación de Cuba a fin de reducir la pobreza que afecta a millones de personas a nivel mundial.
Señor Presidente:

Agradecemos a la Sra. Rashida Manjoo, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, por la presentación de su primer informe al Consejo de Derechos Humanos. El mismo ilustra las actividades desarrolladas desde su nombramiento, y en particular, desarrolla el tema de las indemnizaciones a las mujeres que han sido víctimas de violencia, en contextos de paz y post-conflictos.

Alentamos a la Relatora Especial a que continúe abordando la problemática objeto de su mandato. También le expresamos la disposición de Cuba a cooperar con su trabajo.

Quisiéramos aprovechar este debate para una vez más poner a la atención de esta Relatoría un claro caso de violencia psicológica que se ejerce contra dos mujeres cubanas: Adriana Pérez y Olga Salanueva, a quienes el Gobierno de Estados Unidos les impide desde hace más de 10 años visitar a sus esposos presos ilegalmente por razones políticas en cárceles estadounidenses. A ellas se les ha negado en múltiples ocasiones las visas requeridas.

La negativa de otorgar las visas a estas mujeres cubanas, viola flagrantemente varios instrumentos del Derecho Internacional. Cuba solicita a todos los pueblos defensores de la justicia, el apoyo a la reivindicación del derecho de estas cubanas a visitar a sus esposos, así como la inmediata liberación de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos. 

Muchas gracias.

 



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster