CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Declaración de Nancy Madrigal Muñoz, consejera de la Misión Permanente de Cuba, sobre la sección 211 ante el Órgano de solución de diferencias de la OMC. Junio de 2012

Señor Presidente,

Los hechos recientes acontecidos en los Estados Unidos al amparo de la “Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998” no son nada alentadores y sólo confirman la total violación e inaplicabilidad por ese país, de las resoluciones y recomendaciones del OSD con respecto a este caso.

Ante el parco informe de situación presentado por los Estados Unidos, que por cierto asciende ya a su número 115, Cuba se ve en la obligación de informar al OSD sobre las nuevas acciones tomadas por el gobierno estadounidense. Estas afianzan la vigencia de la Sección 211, en lugar de cumplir lo estipulado por este Órgano que hace más de 10 años estableció la inconsistencia de esa legislación con el Acuerdo sobre los ADPIC y con el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial. 

El pasado 14 de mayo, la Corte Suprema de los Estados Unidos denegó a la compañía CUBAEXPORT la posibilidad de revisar los fallos de tribunales anteriores a favor de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) adscrita al Departamento del Tesoro, que en el 2006 le negó la licencia para renovar el registro de la prestigiosa marca Havana Club, ante la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos (USPTO).

Cabe destacar que la renovación de esta marca se realizó en 1986 y 1996 sin traba alguna, hasta que la Sección 211 apareció en 1998.

La negativa de la licencia a CUBAEXPORT constituye un acto resultante de la injusta aplicación de la Sección 211, pues se basa en disposiciones del Poder Ejecutivo (título 31 del Código de Reglamentos Federales apartado 515) que fueron modificadas en 1999 a partir de esa Sección. Se trata, además, de una medida que responde a los intereses del grupúsculo de la mafia anticubana de Miami y sus aliados dentro del Congreso estadounidense. Estos reciben a su vez cuantiosas contribuciones financieras de la compañía Bacardí, a cambio de mantener intacta la normativa que ofrece cobertura jurídica al engendro de acciones encaminadas a usurpar la marca y los mercados de este ron genuinamente cubano.

Desde 1995, CUBAEXPORT, de conjunto con la compañía francesa Pernod Ricard, distribuidora del ron Havana Club, ha defendido su derecho a registrar la reconocida marca, lo que encontró respaldo en la decisión del Panel de Solución de Diferencias que falló contra los Estados Unidos.

Sin embargo, los compromisos del Congreso de ese país con los magnates y politiqueros son más fuertes que su responsabilidad de cumplimentar las decisiones del OSD y de respetar sus compromisos ante la comunidad internacional y la OMC.

Señor Presidente,
Cuba reitera su decisión inquebrantable de seguir denunciando en cada una de las instancias pertinentes de esta Organización y en los foros que consideremos oportuno, la arbitrariedad injustificable del gobierno de los Estados Unidos quien es completamente responsable de las violaciones contra patentes y marcas cubanas y, en particular, de legalizar el robo en ese territorio de la marca Havana Club.

Informamos también ante este Órgano, que a pesar de la infame actitud de este Miembro, y en correspondencia con la primacía que concedemos a la plena vigencia del Estado de Derecho en nuestro país, Cuba ha respetado invariablemente y sin la menor discriminación, las obligaciones contraídas en virtud de los instrumentos jurídicos internacionales referidos a la Propiedad Industrial. De esta manera se ha garantizado que más de cinco mil marcas y patentes estadounidenses se beneficien, y continúen beneficiándose, de su registro en territorio cubano.

En consecuencia, Cuba no cejará en su empeño de reivindicar sus derechos y atributos de soberanía. Continuaremos exigiendo al gobierno de los Estados Unidos su deber jurídico y moral de derogar de inmediato la Sección 211 y de otorgar sin dilaciones la licencia que permita a CUBAEXPORT, renovar la marca Havana Club.

Los Estados Unidos deberían comprender que ni el absurdo bloqueo económico, financiero y comercial que mantienen contra Cuba, ni las aberraciones de su política exterior hacia nuestro país, constituyen atenuantes ni justifican sus incumplimientos ante este Órgano. Mucho menos pueden constituir una excusa a su irrespeto hacia el sistema de normas que con tantos esfuerzos honramos el resto de los Miembros de la OMC.

Es hora ya de poner fin al discurso demagogo de que el tema está siendo analizado por el Congreso.

Muchas gracias.

(Cubaminrex- Misión Permanente de Cuba en Ginebra)



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster