CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Nota de respuesta de Cuba a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para abordar la solicitud de información de la Relatora Especial sobre trata de personas, en especial mujeres y niños, con respecto a un cuestionario que se solicita completar

Nueva York, 1 de marzo de 2012
La Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los Organismos Internacionales con sede en Suiza saluda atentamente a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y se complace en remitir comentarios del Gobierno de la República de Cuba en relación a la comunicación del 15 de diciembre de 2011 remitida por la Relatora Especial sobre trata de personas, en especial mujeres y niños, con respecto a un cuestionario que se solicita completar.
Al responder a estas preguntas, cabe aludir a la naturaleza compleja de este fenómeno, cuyo combate trasciende los marcos nacionales y requiere de la mayor cooperación internacional posible.

El Gobierno de la República de Cuba concede gran importancia al combate de la trata de personas.  Este fenómeno es una forma contemporánea y abominable de esclavitud. Bajo el mismo se degrada al ser humano a la condición de objeto o mercancía que se negocia, se le traslada dentro o fuera de un país y luego, en su destino final, esta persona es sometida a condiciones de explotación, obligándosele a trabajar contra su voluntad, controlándose su libertad de movimiento, etc. La trata constituye una violación de los más elementales derechos humanos.

La Misión de Cuba se complace en ofrecer las siguientes respuestas al cuestionario:

Penalización de la trata de personas

Respuesta 1

En Cuba se proscribe el delito de la trata de personas en la Ley No. 62/1987 (Código Penal), a través de su Artículo 302, sección cuarta del capítulo I “Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales”, Título XI “Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales y contra la familia, la infancia y la juventud.”

La definición de la trata de personas en Cuba incluye la promoción, organización o incitación a la entrada o salida del país de personas con la finalidad de que estas ejerzan la prostitución o cualquier otra forma de comercio carnal.

Respuesta 2

En el caso de que la víctima sea un niño o niña, la legislación cubana prevé mayor severidad para le perpetrador.  El Código Penal ratifica la línea de severidad en el tratamiento penal de delitos donde se involucran menores de edad, entre los que se incluyen los delitos contra la familia, la infancia y la juventud. Se prevé figuras delictivas en algunos casos y el aumento del marco sancionador en otros delitos en las circunstancias en que se involucren menores de edad.  Por ejemplo, cabe referir a los siguientes delitos:

  • Corrupción de Menores (Título IX, Capítulo III, Sección Primera, Artículos del 310 al 314),  en el que se establece un marco sancionador de entre 2 y 30 años de privación de libertad o muerte.

 

  • Venta y tráfico de menores (Título XI, Capítulo III, Sección Tercera, Artículos 316),  con un marco sancionador entre 2 y 15 años de privación de libertad.

Respuesta 3

Se trabaja en perfilar las definiciones legales de categorías como “explotación”, “medios” o “trabajo forzado”. Se asumen en términos generales las definiciones de los acuerdos y tratados internacionales de los que Cuba es parte.

Respuesta 4

El consentimiento no es en Cuba un elemento que se toma en cuenta para la definición de transgresión criminal de la trata de personas.  Para definir una transgresión de este tipo, basta con que se aprecien conductas relacionadas con la promoción, organización o incitación mencionadas en la respuesta 1, con la finalidad de ejercer la prostitución o cualquier otra forma de comercio carnal.

Respuesta 5

La ley penal cubana no tiene efecto extraterritorial ni admite dentro de su jurisdicción el efecto de la legislación foránea alguna, en apego al principio del respeto de la soberanía de los Estados.

No obstante, la ley penal si es aplicable a los cubanos y a personas sin ciudadanía residentes en Cuba que cometan un delito en el extranjero si se encuentran en el territorio nacional o son extraditados, así como a los cubanos que cometan un delito en el extranjero y sean entregados a nuestras autoridades para ser juzgados por los tribunales cubanos, en cumplimiento de tratados suscritos por Cuba.

De igual modo, es aplicable a los extranjeros y personas sin ciudadanía, no residentes en Cuba, que cometan un delito en el extranjero, si se encuentran en el país y no son extraditados, tanto si residen en el territorio del Estado en que se perpetran los actos como en cualquier otro Estado y siempre que el hecho sea punible en el lugar de su comisión.

Este último requisito no es exigible si el acto constituye un delito contra los intereses fundamentales, políticos o económicos de la República de Cuba o contra la humanidad, la dignidad humana o la salud colectiva, o es perseguible en virtud de tratados internacionales.

En Cuba son investigadas, juzgadas y sancionadas las personas jurídicas y naturales, nacionales y extranjeras, en igualdad de derechos, por actos punibles cometidos dentro de la jurisdicción nacional.

Respuesta 6

El delito de trata de personas recoge un marco sancionador esencial que fluctúa entre los 20 y 30 años de privación de libertad.  Además, en todos los casos puede imponerse como sanción accesoria la confiscación de bienes.

Respuesta 7

En los últimos años se han desarrollado dos procesos judiciales relacionados con el delito de la trata de personas en Cuba, en los que las víctimas participaron como testigos del proceso penal:

  • En el 2006, en Santiago de Cuba, se procesó a dos extranjeros que engañaron a bailarinas del cabaret “Tropicana Santiago”, al invitarlas a viajar a su país para trabajar en un centro nocturno, cuando en realidad el propósito era que ejercieran la prostitución.

 

  • En el 2008, en la Isla de la Juventud, se procesó a un ciudadano cubano residente en el exterior que invitó a jóvenes a trabajar en un restaurante del país donde residía, lugar en el que eran forzadas a ejercer la prostitución.

En Cuba, la actividad de la delincuencia organizada transnacional no tiene presencia.  Por lo tanto, la trata de persona, que está muy relacionada con esta actividad, resulta casi nula. Esto hace que Cuba no califique como país de origen, tránsito ni de destino para la ejecución de dichas actividades.

Respuesta 8

Debido a que el fenómeno de la trata de personas no constituye un problema social en Cuba, no ha resultado necesario hasta el momento establecer un mecanismo especial a fin de identificar las víctimas de este delito.

Respuesta 9

La ley penal cubana asegura que no se sancione a las víctimas de la trata de personas.  Además, como política, estas víctimas no son procesadas por otros hechos vinculados a la comisión de otros delitos como la migración ilegal y el trabajo ilegal.

Investigación y procesamiento

Respuesta 10

La ley Penal cubana recoge el delito de atentado (capítulo II, Sección Primera, Artículo 142.2 y 3) en el que se tutela la protección a los testigos –de cualquier delito- y sus familiares contra los actos violentos e intimidatorios.  Ahora bien, en correspondencia con la respuesta a la pregunta 9 y atendiendo a que en Cuba no se han reportado hechos de agresión contra testigos víctimas del delito de trata, no ha resultado necesario la organización de un sistema de protección especial para estos casos.

Respuesta 11

La protección y la asistencia a las víctimas que sirvan como testigos que participen en casos de trata de personas están disponibles desde el inicio del proceso penal, en correspondencia con lo refrendado en el mencionado artículo 142.2 y 3 del Código Penal.

Respuesta 12

Hasta la fecha no se reportan casos de trata de personas con la participación de niños y niñas como víctimas.  No obstante, está disponible la posibilidad tecnológica para garantizar la grabación en audio y video de exploración de los menores, para su utilización posterior por los Tribunales con el fin de evitar la victimización secundaria del menor.

La capacidad forense especializada se garantiza con los especialistas que conforman los equipos de trabajo en los llamados Centros de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes o CPNNA (peritos criminalistas, médicos forenses, psiquiatras, psicólogos y expertos de otras especialidades) que, de ser necesario, participan en las vistas de juicios orales.

En los referidos Centros de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes son atendidos infantes víctimas de otros delitos (como se explicó, no hay reportes de infantes vinculados con casos de trata). Estos CPNNA  tienen como misión principal  reducir la victimización secundaria, a través de la realización de la exploración única en los casos de delitos sexuales, eliminando la participación de menores en los juicios orales.  Al mismo tiempo, brindan servicios especializados (psicológicos, psiquiátricos y de asesoría) al menor-víctima y a sus familiares, realizan estudios e investigaciones sobre el tema y promueven acciones relacionadas con la prevención temprana contra delitos sexuales.

Hoy existen tres centros de este tipo en Cuba (en La Habana, Santiago de Cuba y Villa Clara), mientras que en las otras provincias del país se aplican medidas alternativas que garantizan la atención especializada al menor-víctima, conforme a las prácticas y metodologías internacionales establecidas.

Respuesta 13

En la legislación procesal penal cubana rige el principio de libertad probatoria.  En cuanto a los medios de prueba, esto significa que no se exige como regla la utilización de un medio determinado para probar un objeto específico, si bien se debe recurrir al que ofrezca mayores garantías de eficacia.

En tal sentido, todo delito debe ser probado con independencia del testimonio de la víctima. Los tribunales aprecian, según su conciencia, las pruebas presentadas en el juicio, las razones expuestas por la acusación y la defensa, así como lo manifestado por los acusados y testigos, y dictan sentencia en los términos fijados por la ley.

Confiscación de activos

Respuesta 14

El Código Penal cubano recoge como sanción accesoria en el delito de trata de personas (artículo 302) la confiscación de los bienes obtenidos como resultado del delito.

Asimismo, en Cuba se cuenta con otras disposiciones administrativas que permiten proceder a la confiscación de los bienes, a saber:

. Decreto Ley No. 232/2003 “Sobre confiscación por hechos relacionados con las drogas, actos de corrupción o con otros comportamientos ilícitas”, que dispone la confiscación o, en su caso, la pérdida del respectivo derecho de la vivienda, locales, tierras o bienes agropecuarios, empleados para el desarrollo de estas actividades ilícitas, incluida la trata de personas.

. Decreto Ley No. 149/1994, que dispone la “Confiscación de bienes e ingresos ilegales”, aplicable también a los bienes e ingresos ilícitos de la trata de personas.

Respuesta 15

Los bienes confiscados como parte de una sanción accesoria aplicada por el Tribunal y de los procesos confiscatorios de carácter administrativo, se transfieren a favor del Estado y se les da el destino más útil, desde el punto de vista económico-social.

Esfuerzos de creación de capacidad y mecanismos especializados

Respuesta 16

El sistema de justicia cubano cuenta con un programa de capacitación dirigido a fortalecer la capacidad técnica de los funcionarios y agentes que participan en la investigación y procesamiento de los hechos delictivos, lo cual se materializa en el desarrollo de cursos de postgrados, diplomados, maestrías y doctorados, en los que se incluyen especialidades relacionadas con el enfrentamiento a la trata de personas, aun cuando éste es un delito de escasa incidencia en el país.

De igual modo, se desarrollan eventos de carácter nacional e internacional en los que se analizan estas temáticas e intercambian con especialistas de otros países, entre ellos: Encuentro Internacional de Ciencias Penales, Encuentro internacional Justicia y Derecho y el Simposio Internacional de la Técnica Criminalística y “TECNICRIM”.

Respuesta 17

La Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria y la Dirección General de Investigación Criminal y Operaciones, entidades del Ministerio del Interior, cuentan con órganos investigativos y de procesamiento penal encargados de enfrentamiento de los hechos vinculados con delitos sexuales que comprenden la corrupción de menores, el ultraje sexual, la venta y tráfico de menores, el proxenetismo y la trata de personas.

Asimismo, el país cuenta con tribunales especializados que, dentro de sus funciones, se encargan de enfrentar los delitos de trata de personas cuando éstos tienen lugar.

Cooperación nacional e internacional

Respuesta 18

Bajo el artículo 41 de la Ley de Procedimiento Penal se establece que todos los organismos, órganos y otras entidades del país, incluso privadas, están en el ineludible deber de suministrar a los tribunales, a los instructores y a la policía en sus casos respectivos los informes, datos y antecedentes que estos requieran para la investigación de cualquier delito, entre los que se puede incluir la trata de personas. 

Respuesta 19

En materia de enfrentamiento, prevención y combate al fenómeno de la trata de personas, Cuba considera una prioridad la cooperación internacional efectiva, basada en el estricto respeto al Derecho Internacional y los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, en particular los referidos a la soberanía de los Estados, la no interferencia en los asuntos internos y el respeto a su integridad territorial.

Cuba ha realizado acciones concretas de cooperación internacional para combatir la trata de personas.  En el año 2000 firmó la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y ratificó este importante convenio el 9 de febrero del 2007, convirtiéndose en Estado Parte del mismo.

Aunque en materia concreta de enfrentamiento a la trata de personas no se han desarrollado actividades específicas, dada la baja incidencia en el país de este fenómeno, cabe resaltar que Cuba ha  suscrito 35 convenios con otros países sobre asistencia judicial en la esfera penal, 21 de traslado de sancionados y 8 de extradición.  En el orden operacional, los órganos especializados del Ministerio del Interior sostienen un intercambio de inteligencia a “tiempo real” con los Servicios Policiales homólogos, la Secretaría General de la INTERPOL y sus Oficinas Centrales Naciones, a partir de que se ejecutan investigaciones conjuntas y otras acciones policiales, con resultados positivos para ambas partes.

Además, en el tema de la Trata de Personas, Cuba ha firmado y ratificado los siguientes instrumentos internacionales:

  • Acuerdo Internacional para la Represión de la Trata de Blancas, de 1904, que se define como “la movilización de mujeres entre fronteras con propósitos inmorales”.
  • Convenio sobre la esclavitud, de 1926.
  • Convenio para Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena, de 1949.
  • Convención suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata y las Prácticas Análogas a la Esclavitud, de 1956.

 

Si bien entre 1949 y 1999 no se establecieron nuevos instrumentos jurídicos relativos a la trata, se crearon otros instrumentos que guardan relación con el tema y que también han sido ratificados por Cuba, a saber:

  • Convención No. 105 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la abolición del trabajo forzado, de 1958.
  • Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, de 1979.  Cuba fue el primer país en firmarla el 6 de marzo de 1980 y el segundo en ratificarla el 17 de julio del mismo año.
  • Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo texto dedica varios artículos a preservar a los niños de delitos relacionados con la trata de personas.  Cuba fue de los 59 signatarios originales de esta convención, la cual ratificó el 21 de agosto de 1991.
  • Convenio de la Haya relativo a la Protección del Niño y la Cooperación en materia de adopción internacional.
  • Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en pornografía, del 2000.  Cuba presidió el Grupo de Trabajo establecido para negociar y redactar este instrumento y estuvo entre los 10 primeros países que lo ratificaron.
  • En el caso del Protocolo facultativo u opcional a la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, de 1998, Cuba firmó el mismo en marzo de 2010.

 

Cuba ha participado en las principales negociaciones multilaterales de Naciones Unidas contra la trata de personas de los últimos años.

El apoyo anti-trata por parte de los organizaciones internacionales y agencias de desarrollo bilaterales es prácticamente nulo, a partir de la realidad de muy escasa presencia del fenómeno de la trata de personas en el contexto de la sociedad cubana.

Otros temas

Respuesta 21

En adición, la Misión Permanente de Cuba desea agregar un comentario sobre la importancia de la cooperación internacional efectiva que se base en el respecto del Derecho Internacional Público y la Carta de Naciones Unidas para lograr resultados tangibles en materia de enfrentamiento, prevención y combate de la trata de personas, dada la complejidad de este fenómeno.

Para el desarrollo de una colaboración efectiva es imprescindible que cesen las políticas de doble rasero, las posiciones hegemónicas y las evaluaciones o certificaciones unilaterales de buena conducta de otros países.  Un ejemplo de política discriminatoria y selectiva, que debe cesar de inmediato, es el informe anual que elabora el Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre la trata de personas en el mundo.

En este ejercicio, el Gobierno de los Estados Unidos se ha arrogado el derecho a acusar infundadamente a otros países de promover el fenómeno de la trata, para ocultar sus muchos problemas en estas áreas.
La Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas aprovecha la ocasión para reiterar a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el testimonio de su consideración. (Cubaminrex- DAM)

 


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster