CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Nota de respuesta a la solicitud de información de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en virtud de la resolución 66/167 de la AGNU titulada: ”La lucha contra la intolerancia, los estereotipos negativos, la discriminación, la incitación a la violencia y la violencia contra las personas basada en la religión o las creencias”.  9 de junio de 2012.


La Misión Permanente de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas y las Organizaciones Internacionales con sede en Suiza, saluda atentamente a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y se complace en remitir los comentarios de Cuba en relación con la Nota GVA 0237, de fecha 10 de mayo del 2012, mediante la cual se solicita información en virtud de la resolución 66/167 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada “La lucha contra la intolerancia, los estereotipos negativos, la discriminación, la incitación a la violencia y la violencia contra las personas basada en la religión o las creencias”. 
Cuba considera que esta temática es de creciente relevancia y actualidad en materia de  promoción y protección de los derechos humanos.  En este sentido, observa con gran preocupación la escalada de graves incidentes de esta naturaleza en varios lugares del mundo, en los cuales se combinan y superponen los factores de raza, cultura y religión.

El Gobierno cubano ha realizado grandes esfuerzos a nivel nacional e internacional a favor de la aceptación de la diversidad, del multiculturalismo, de la lucha contra la intolerancia, contra los estereotipos negativos, la discriminación, la difamación de religiones y la promoción del diálogo interreligioso.

En Cuba se respetan todas las creencias religiosas sin discriminación alguna y se protege la libertad de culto. Constitucionalmente,  se establece el reconocimiento, respeto y garantía de la libertad religiosa, al tiempo  que  se confirma que las distintas creencias gozan de igual consideración.

En la Constitución se establece, además, la más absoluta separación entre la Iglesia y el Estado.

          En 1992 fueron modificados varios artículos de la Constitución de la República puesta en vigor desde 1976, con lo que se eliminó de su texto toda mención al ateísmo científico en el funcionamiento del Estado y sus instituciones; y se pasó de un Estado ateo a uno de carácter laico, a la vez que se consolidaron las garantías al pleno ejercicio de la libertad religiosa. Las reformas constitucionales de 1992 profundizaron el sustento a la protección jurídica más plena de la libertad de religión en Cuba.

La discriminación por motivo de raza, color de la piel, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley, tal y como se expresa en el artículo 42 de la  Constitución de la República. También en su artículo 55 señala que el Estado, reconoce, respeta y garantiza la libertad de conciencia y religión, la libertad de cada ciudadano de cambiar de creencias religiosas o no tener ninguna, y a profesar, dentro del respeto a la ley, el culto religioso de su preferencia.

Todo ello se refleja en consecuencia en el Código Penal que en su artículo 294 sanciona con privación de libertad de hasta dos años el delito contra la libertad de cultos, cuando el que lo comete es un funcionario público.

En 1997 se inició la celebración del 25 de diciembre como día festivo, fecha que quedó incluida de modo permanente en los días feriados del país, a partir de 1998.

Han sido recibidas en Cuba  ilustres figuras del clero, en 1998 el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, Papa Juan Pablo II visitó Cuba, y en el 2004 lo hizo Su Santidad Patriarca Ecuménico Bartolomeo I. En 1999 se realizó la celebración Evangélica Cubana. Las actividades religiosas fundamentales de ambos eventos se celebraron al aire libre, con la participación de la población en las principales plazas del país, incluida la Plaza de la Revolución, y se transmitieron en vivo por las cadenas de radio y televisión.

En marzo del 2012 se produjo la visita a Cuba del Sumo Pontífice Benedicto XVI por invitación oficial del Gobierno. En esta ocasión, fueron oficiadas misas en plazas públicas de La Habana y Santiago de Cuba, con una amplia participación popular.

Las instituciones religiosas nombran libremente a su personal consagrado y los ubican a trabajar en los diferentes territorios, organizan en el país un número importante de actividades religiosas, tanto de carácter local como nacional e internacional y reciben con sistematicidad a sus representantes internacionales, así como literatura religiosa.

Un número importante de instituciones religiosas poseen sus propias publicaciones periódicas, inscritas oficialmente ante el Instituto Cubano del Libro. En los medios de difusión masiva se reflejan los hechos más connotados vinculados a estas instituciones.

Existen alrededor de 400 religiones e instituciones religiosas.  Todas ellas disponen de templos y casas-culto para la realización de sus actividades, que se desarrollan regularmente sin ningún impedimento. En los últimos cinco años, fueron abiertas 2 mil casas de culto.

En ocasión de sus fechas festivas, tanto los obispos católicos como los pastores protestantes envían mensajes a los fieles y a todo el pueblo por una emisora radial.

Durante los últimos 10 años, han sido reparados más de 1000 templos, capillas, casas parroquiales y pastorales. De acuerdo a las posibilidades del país, las iglesias y cultos han adquirido más de cien inmuebles, cientos de vehículos y otras facilidades con el objetivo de realizar sus actividades religiosas.

Están en curso 129 acciones constructivas financiadas por el Estado cubano en templos, iglesias y otros locales de instituciones religiosas y fraternales.
Otras religiones de importancia en el país —además de la católica y las distintas iglesias protestantes y evangélicas— son las de origen africano, el espiritismo y el judaísmo, además de la organización religiosa Testigos de Jehová.

El cristianismo está representado por la iglesia católica y las iglesias protestantes o evangélicas en un número de varias decenas de denominaciones de carácter nacional.

Las principales religiones de origen africano en Cuba son 3: la Santería o Regla Ocha y el Palo Monte o Regla Conga, presentes en todo el territorio del país; y la Sociedad Abakuá, asentada en La Habana y Matanzas.

Una parte de los practicantes de la santería están afiliados a la Asociación Yoruba de Cuba, que en la actualidad está constituyendo comités gestores para crear las futuras filiales de esta sociedad en las provincias. Antes del triunfo de la Revolución, estas religiones, a pesar de su amplia participación, estaban proscritas. La Revolución las reconoció y eliminó todo precepto por el cual se sancionaba a un creyente por su fe religiosa. 

La enseñanza general es función del Estado, es gratuita y se basa en las conclusiones y aportes de la ciencia. Es libertad de los padres garantizar a sus hijos la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones, la que puede materializarse mediante la enseñanza religiosa en el seno de la propia familia o los seminarios teológicos de las iglesias.

También a nivel internacional, Cuba ha mantenido una consecuente posición a favor de los proyectos de resolución y/o decisión presentados en los foros multilaterales de derechos humanos que han versado sobre el respeto a la diversidad, la promoción del diálogo interreligioso y la lucha contra la intolerancia religiosa y la difamación de religiones.

Cuba ha rechazado el incremento de la islamofobia en algunos países no musulmanes, y en particular en los Estados Unidos, que ha causado un efecto negativo y permanente sobre las minorías y comunidades musulmanas, como consecuencia de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. En los medios de difusión ha sido proyectada una imagen negativa del Islam. Se han introducido e impuesto leyes de carácter discriminatorio dirigidas específicamente a los musulmanes.

La Misión Permanente de Cuba ante la Oficina de las  Naciones Unidas y la Organizaciones Internacionales con sede en Suiza  aprovecha la ocasión para reiterar a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el testimonio de su consideración.

 

                                                                              Ginebra, 9 de junio de 2012.
    

 

 (Cubaminrex/DAM)


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster