NUESTROS COLUMNISTAS

CUBAMINREX abre un nuevo espacio de opinión a cargo de prestigiosos profesionales de la información.

Este aporte, en entrega inédita, responde a una demanda creciente y a la conveniencia de enriquecer las visiones y el perfil de este sitio, órgano digital de la política exterior cubana.

Los trabajos que aparezcan en esta sección reflejan el parecer de sus respectivos autores y no necesariamente la posición oficial de la Cancillería cubana.

¿EUROPA VS. EE.UU.?

Por Elsa Claro

Los europeos no pueden permitirse actos soberanos sin que del otro lado del Atlántico se les mueva el piso a cónsules y emperadores. En las oficinas de asesores y funcionarios allegados al presidente norteamericano hay sobresalto. Cierto que ellos están seguros de que los europeos son aliados, pero ¿hasta qué punto?
Uno que otro detalle revela que buscan aliviar la dependencia que sobre ellos pesa desde hace 60 años. Eso provoca desasosiego en Washington. Cierto que durante las giras de Condolezza Rice y del propio Bush al Viejo Continente, no hubo nada muy fuera de lo común que llamara a suspicacias por parte de la Casa Blanca, pero apenas volver la espalda como aquel que dice, se encontraron con un insolente suceso: Europa considera que deben levantarse las sanciones sobre la venta de armas a China.
La secretaria de Estado andaba a la sazón en una gira por Asia en el momento en que se reunían en París Jaques Chirac, Gerhard Schroeder, José Luis Zapateo y Vladimir Putin.
En tránsito hacia Beijing ella dijo en tono áspero que era EE.UU. y no Europa quien se encarga de la defensa del Pacífico. ¿Defensa? Las guerras del área (dos en Corea, una muy larga en Viet Nam) han sido impulsadas por gobiernos norteamericanos y no para salvaguardar, sino para cometer agresiones.
Todavía no se sabe si el mayor disgusto lo provocó que no sea Washington quien decida cuándo se debe dejar el castigo o si se trata de una puja comercial (según The Economist, alrededor del 6.7 % de las importaciones chinas de armas procede de Estados Unidos, frente al 2.7 % de Europa). Que varíe esa proporción no les hace gracia. Puede también que por separado o junto con las consideracione$ de ese tipo, el acercamiento a Moscú traiga consigo elucubraciones y recelos.
Enterarse que hay proyectos económicos (en particular los de carácter energético) y posibilidades de intercambio científico y cultural entre los dos mayores estados (Francia y Alemania), otro (España) que se atrevió a retarlos (retirada de las tropas de Iraq) y una potencia nuclear (Rusia)que por algún motivo quieren tener bajo control, es, sencillamente intolerable.
En realidad si Los Cuatro se encaminan hacia mecanismos de seguridad interna y exterior comunes, como avanzaron en ese encuentro que antecede a otro en mayo, o si se materializa lo de la venta de suministros militares a China, el team Bush tendrá, por fuerza, que ser un poquito menos unilateral.
Parece que ese es uno de los objetivos que persiguen los del Viejo Continente con estos preludios, pues las declaraciones al final del encuentro giraron en torno a “la solución multilateral de los problemas mundiales”
Desde al año pasado, además, Chirac expuso el tema de los pertrechos al gigante asiático argumentando que Europa tenía que escoger entre sus intereses estratégicos y los de Estados Unidos. Parece que optaron por lo que les toca e interesa, digo, si en definitiva cumplen con lo recién anunciado en este encuentro y que, entre muchas interpretaciones y notables silencios, destaca un intento de buscar, no antagonismos, sino contrapesos al desproporcionado poder norteamericano y a tan egoísta y unipersonal ejecutoria.
TITULOS PRECEDENTES

Malvadas casualidades y felices coincidencias

¿Imperio sin argumentos?

Petrocaribe: a tiempo
y con brío

¿Se acabó la UE?

G-8: Dudosas bondades

OEA: Glosa de una fallida intriga

USA-UE: Alud Bochornoso 

OEA: ¿Al norte o al sur?

Cuatripartita Iberoamericana

¿Europa VS. EE.UU.?

Ginebra pureza o dinamita

Neoliberalismo en Europa

El botín de los valientes

Acechanza sobre acuífero guarani

Bienes sin retorno

Estados Unidos ¿Deshojando margaritas?

¿Afganistán 3 años despues?

Aznar: un cuartico igualito

Bush, un peligro suelto

Colombia: 4 horas de visita imperial

¿Cambiar la OTAN?

Cruzada anti-ONU
¿o anti-mundo?

Europa está asustada

Iraq y los cascabeles del gato

Medio Oriente: extremismos y mesuras

EE.UU. vaticinios 2005

¿Ola de moralidad en américa Latina?

ONU: Expedientes abiertos

Osetia: Repaso incompleto de un drama

¿Todos para uno?

Uruguay: Plegaria por un continente