NUESTROS COLUMNISTAS

CUBAMINREX abre un nuevo espacio de opinión a cargo de prestigiosos profesionales de la información.

Este aporte, en entrega inédita, responde a una demanda creciente y a la conveniencia de enriquecer las visiones y el perfil de este sitio, órgano digital de la política exterior cubana.

Los trabajos que aparezcan en esta sección reflejan el parecer de sus respectivos autores y no necesariamente la posición oficial de la Cancillería cubana.

ONU: PRONTUARIO DE UN CRIMEN

Por Elsa Claro

Quien recuerde que el fracaso de la Liga de Naciones fue uno de los antecedentes que favoreció el estallido de la II Guerra Mundial y el ascenso del nazi-fascismo, no tomará a la ligera lo que acaba de suceder en el ámbito de la ONU, donde, por cierto, y a juzgar por informaciones y comentarios previos, a unas cuantas naciones ricas les hubiera encantado poder decir varias de las verdades expuestas por el mandatario de Venezuela.

Y es que en declaraciones de políticos o en criterio de analistas –antes del inicio de la cumbre- se expusieron diversos enfoques sobre cómo y qué hacer para mejorar el organismo y preservar la multilateralidad. Llegado el momento de decirlo en el medio apropiado, se plegaron a la voluntad del gobierno norteamericano que elaboró su exclusivista e interesada versión sobre el papel y funciones de la entidad.

Mientras sesionaba la borrascosa cita en New York , en Berlín los socios de la OTAN tenían su propio encuentro. Fue el escenario elegido para que Donald Runsfeld expusiera la nueva doctrina nuclear de EE.UU . consistente en “ataques preventivos” contra países enemigos y naciones no enemigas, así lo especifican. La propuesta dejó patidifusos a los europeos, quienes fuera de uno que otro laudable comentario, tampoco le hicieron frente a la excéntrica barbaridad bélica para impedir su puesta en liza.

Con semejante plan fue muy natural que Bush suprimiera del borrador elaborado por los expertos de la ONU, la referencia a proponer un sensato desarme nuclear.

De que los planes agresivos que abriga la administración Bush no han concluido, da cuenta también el reforzamiento de su conocida repugnancia a la Corte Internacional, donde pueden ser procesados individuos de cualquier sitio, menos de Norteamérica, so riesgo de que sea bombardeada La Haya.

Que sus compromisos con el empresariado petrolero le lleven a rechazar el Protocolo de Kyoto no es novedad, por eso no causa asombro que también rehusara todo intento de contribuir a un entorno sustentable. Las acotaciones sobre estos temas fueron excluidas del texto sometido a la Asamblea en inglés y sin tiempo para un examen exhaustivo de los cambios hechos por la Casa Blanca, como bien denunciara con la mayor firmeza Hugo Chávez.

En enérgica y aplaudida intervención el mandatario propuso reformas realmente serias al funcionamiento del organismo, como sería ampliar el Consejo de Seguridad y suprimir el veto por elitista y antidemocrático; la mejora y transparencia de los métodos de la ONU y que se fortalezca el papel de su Secretario General. Dadas las dificultades que le pusieron a su delegación, suceso que no es la primera zancadilla puesta a países que incomodan al gobierno norteamericano, Chávez también solicitó un cambio de sede.

Este encuentro debió revisar los progresos en temas como la erradicación de la pobreza y la reducción de la mortalidad infantil o los posibles logros para contar con un medio ambiente sano, porque fueron parte de las 8 metas del milenio, acordadas hace cinco años. Sin embargo y como dijera el representante argentino, no se alcanzarán si persisten los actuales modelos de financiamiento (más bien ausencia o escasez de aportes).

Por eso y por tanto deplorable ocurrido, Kofi Annan opinó que el texto, cuya aprobación fue calificada de ilegal por Chávez, cuando menos está por debajo de lo deseable. Y parece que fue así porque representantes de países subdesarrollados estimaron que los objetivos de esta cumbre fueron desvirtuados por las presiones de ya se sabe quién esforzado en que sus intereses predominen sobre los de todos.

Es muy probable que mañana o tras después, a los enrolados con los designios imperiales puede pesarles haberse alistado como cómplices de este lastimoso resultado.

 

TITULOS PRECEDENTES

RICE: ¿UNA MUJER SIN AROMAS?

EE. UU. RECORD EN FALTA
DE ESCRÚPULOS

ONU: PRONTUARIO DE UN CRIMEN

ONU ¿QUO VADIS?

Malvadas casualidades y felices coincidencias

¿Imperio sin argumentos?

Petrocaribe: a tiempo
y con brío

¿Se acabó la UE?

G-8: Dudosas bondades

OEA: Glosa de una fallida intriga

USA-UE: Alud Bochornoso 

OEA: ¿Al norte o al sur?

Cuatripartita Iberoamericana

¿Europa VS. EE.UU.?

Ginebra pureza o dinamita

Neoliberalismo en Europa

El botín de los valientes

Acechanza sobre acuífero guarani

Bienes sin retorno

Estados Unidos ¿Deshojando margaritas?

¿Afganistán 3 años despues?

Aznar: un cuartico igualito

Bush, un peligro suelto

Colombia: 4 horas de visita imperial

¿Cambiar la OTAN?

Cruzada anti-ONU
¿o anti-mundo?

Europa está asustada

Iraq y los cascabeles del gato

Medio Oriente: extremismos y mesuras

EE.UU. vaticinios 2005

¿Ola de moralidad en américa Latina?

ONU: Expedientes abiertos

Osetia: Repaso incompleto de un drama

¿Todos para uno?

Uruguay: Plegaria por un continente