CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex Recomendar esta página

Patrimonio

Relaciones diplomáticas Cuba-Venezuela (1902-2007). Establecimiento de las Relaciones Diplomáticas. 14 de junio de 1902

- 1899 Cipriano Castro: General en Jefe de los Ejércitos de la República, Jefe Supremo de la Revolución Liberal Restauradora y en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional. Presidente de Venezuela 1902

- Documento original manuscrito “Carta del Presidente de Venezuela Cipriano Castro al Presidente de Cuba Tomás Estrada Palma”, reconocimiento de la República de Cuba (17 de junio 1902)

- Reproducción del texto de la carta

Venezuela reconoce a Cuba como Estado independiente y se produce un intercambio de notas entre ambos gobiernos para el establecimiento de relaciones diplomáticas.

En este trabajo mostramos la carta de respuesta del presidente venezolano Cipriano Castro a Estrada Palma. Este acto protocolar marcó el inicio de relaciones políticas, del establecimiento de relaciones diplomáticas.

Cipriano Castro, Presidente de la República de Venezuela, fue como otras figuras históricas de la realidad americana, y según sus biógrafos tanto a su favor o en su contra un personaje controversial, que desarrolló su vida y acción en Venezuela en el complejo período histórico americano de finales del siglo xix y principios del siglo xx.

Cipriano Castro, nacido en Capacho Nuevo, actual estado de Táchira el 11 de octubre de 1859. Militar y político que mediante un golpe de estado se convirtió en Presidente de la República entre 1899 y 1908. Polémico, audaz, arrogante, contradictorio, impredecible, sorpresivo, arbitrario, vivaz, poseído de la más inverosímil temeridad, Cipriano Castro irrumpió violentamente en la escena venezolana para cerrar el siglo XIX y abrir el XX. El 23 de mayo de 1899 cruzó el río Táchira y tras una arrolladora campaña militar llegó el 22 de octubre a Caracas, procedente de Colombia dónde se había enriquecido y formado su propio ejército liderando lo que llamaba Revolución Liberal Restauradora. En 1901, la Asamblea Nacional Constituyente eligió a Cipriano Castro como Presidente constitucional, y como segundo vicepresidente a Juan Vicente Gómez. Hizo frente a diversas sediciones internas como la denominada "Revolución Libertadora", que supuso una verdadera guerra civil (1901-1903), y al bloqueo de las potencias europeas Alemania e Inglaterra (1902-1903) que intentaban apoderarse por la fuerza de las riquezas del suelo venezolano con el pretexto de cobrar las deudas que el país había contraído con Europa. Debido a una enfermedad, el 24 de noviembre de 1908 se dirigió a París. Aprovechando esta ausencia el vicepresidente Juan Vicente Gómez dio un golpe de Estado, que se consumó el 19 de diciembre de ese año, prohibiendo el regreso de Castro a Venezuela. Más tarde se trasladó a Puerto Rico donde falleció el 5 de diciembre de 1924. El 14 de febrero del 2003 sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional.

Ø Resulta difícil resumir en apretada síntesis la historia del inicio de las relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y la de Venezuela.

El naciente Estado cubano nació lastrado por el famoso apéndice de la recién inaugurada Constitución cubana, conocido como Enmienda Platt. Sobre Venezuela se cernía la amenaza de una intervención, al producirse el bloqueo naval de las costas venezolanas de ese mismo año. A pesar de ello el 14 de julio de 1903 Cuba y Venezuela firman su primer tratado el de Extradición; sin embargo el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, que nunca llegó a suscribirse aún cuando fue el primer anhelo de ambos países.

Desde 1902 hasta 1906, los intereses cubanos fueron atendidos por el personal consular de los Estados Unidos de América acreditado en Venezuela. Cuba designa a su primer representante diplomático Juan Rius Rivera como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Misión Especial Diplomática para el inicio de relaciones con los países de Centro y Sudamérica, el 21 de junio 1906, mientras Venezuela lo hace tres años más tarde, con la designación de Ignacio Andrade Enviado Extraordinario y Plenipotenciario el 5 de julio en 1909. Desde muy temprano, en 1903, se manifiesta en notas oficiales el interés de ambos países por establecer instrumentos de validez internacional para consolidar las relaciones políticas y comerciales. El primer Tratado firmado por Cuba y Venezuela fue el de Extradición, suscrito en La Habana el 14 de julio de 1910. El primer representante diplomático de Cuba en Venezuela fue nombrado en 1906. A su vez Venezuela nombraría a su primer representante en La Habana en 1909.

A pesar de que el camino de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones se ha caracterizado por etapas de estabilidad y otras de confrontación, determinadas por las circunstancias históricas y políticas en que se han visto envueltas nuestras naciones, el espíritu de hermandad y amor a nuestra historia común en el ámbito americano, así como la comunión de los ideales de nuestros próceres Bolívar y Martí, ha permanecido arraigado en ambos pueblos.

Algunos antecedentes:

En realidad todo comenzó mucho antes de que iniciara la gesta independentista.

Los lazos de hermandad entre Cuba y Venezuela, la causa común por la independencia de América quizás se hayan iniciado de forma imperecedera por un hecho posiblemente fortuito: la nana de leche del Libertador Simón Bolívar fue una santiaguera nombrada Inés Mancebo.

Entre los firmantes del Acta de Independencia de Venezuela en 1811 había un camagüeyano. En la célebre batalla de Carabobo peleó con arrojo un habanero, ascendido luego a coronel por el mismísimo Simón Bolívar, y ante quien el Libertador haría la promesa de no envainar su espada hasta que Cuba fuera libre.

La “Conspiración de Rayos y Soles de Bolívar” liderada por el venezolano Carlos Aponte quién junto a un grupo de venezolanos y cubanos llegaran a Cuba en una expedición que fue descubierta y ejecutados su integrantes pero que nos dejó nuestra actual enseña nacional.

El reconocimiento de beligerancia por parte de Venezuela a la República en Armas en 1868.

En Guáimaro Carlos Manuel de Céspedes presidente de la República en Armas, el 12 de abril de 1869, designa a un venezolano Encargado de las Relaciones Exteriores, Cristóbal Mendoza, un joven que entre los camagüeyanos ha sido de los primeros en tomar las armas. Pertenece a una familia de raigambre patriótica y acendrado prestigio en la tierra de Simón Bolívar. Hijo, al igual que su hermano Tomás, de don Cristóbal Mendoza, primer Presidente de Venezuela, amigo de Bolívar el que en 1813, después de la derrota de la Primera República le escribió con las siguientes palabras: “Venga Usted sin demora: venga. La patria lo necesita. Yo iré por delante conquistando y usted me seguirá organizando; porque usted es el hombre de la organización, como yo el de la conquista”.

Cristóbal Mendoza emigró hacia Cuba junto a su familia por el año de 1848. Muere en la ciudad de Caracas el 8 de febrero de 1829. Sus hijos, los hermanos Cristóbal y Tomás Mendoza y Durán militan en el nutrido haz de combatientes extranjeros que en 1868 se incorporan al proceso revolucionario por la independencia de Cuba.

Cristóbal Mendoza alcanzó el grado de coronel y murió frente al pelotón de fusilamiento español el 30 de diciembre de 1870, dos días después de caer prisionero en Najasa. De él dijo nuestro Apóstol:

Tomás Mendoza firmó en Nassau junto a otros patriotas el manifiesto independentista de los expedicionarios de la goleta Galvanic. El desembarco de las fuerzas expedicionarias comandadas por el general Manuel de Quesada y Loynaz tuvo lugar por las costas camagüeyanas, el 27 de diciembre 1868. Alcanzó el grado de comandante. Participó en muchos combates. El 16 de agosto de 1869, en el ataque a las Tunas, recibió heridas que le causaron la muerte.

José Martí recordaba años después “al maestro Cristóbal Mendoza, que le dio a Cuba sus dos hijos”, y también “...A Tomás Mendoza, austero y cabeceador, con chistes que eran sentencias, y autoridad que le alzaba la estatura; a Cristóbal Mendoza, con el alma en los labios chispeantes y la cabeza llena de letras y de lenguas.”

La visita de Martí a Caracas en 1881 para rendir tributo al Libertador dónde expresara: “De América soy hijo: a ella me debo.”

Los descendientes de Bolívar y los parientes del general Antonio José de Sucre, que pelearon en la Guerra del 95.

Francisco de Arredondo y Miranda agente diplomático nombrado por Martí en la guerra del 95 para representar a Cuba en esa hermana nación en la que existían 13 clubes revolucionarios de apoyo a la causa cubana integrados por cubanos exiliados y venezolanos. Muchos de ellos participaron en diversas expediciones que llegaron a tierra cubana para integrarse a la lucha.

Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Cuba, han atravesado diferentes etapas fundamentales de los procesos políticos de compleja naturaleza que ambas naciones han protagonizado a lo largo de estos años. El contacto bilateral se inicia a partir del momento mismo del nacimiento de Cuba como Estado independiente, cuando, en 1902, su primer Presidente, Tomás Estrada Palma, comunica a su homólogo Cipriano Castro los deseos de esa nación de mantener estrechas relaciones de amistad con Venezuela.

El derrocamiento en Cuba, el 1º de enero de 1959 de la dictadura de Fulgencio Batista abrió un nuevo período en las relaciones bilaterales.

El 3 de enero de 1959: El Ministro de Estado de Cuba solicita del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela el reconocimiento del nuevo Gobierno cubano, surgido después de la caída de Fulgencio Batista.

El 5 de enero de 1959: Reconocimiento del Gobierno cubano presidido por Manuel Urrutia Lleó, por parte del Gobierno venezolano.

El 23 de enero de 1959: Visita a Venezuela del Comandante Fidel Castro Ruz, quien asiste a los actos de celebración del 23 de enero, en Caracas.

Producto de la agresión contra Cuba auspiciada por los Estados Unidos en el seno de la OEA con el fin de derrocar a la Revolución aislándola del resto de América Latina, el 11 de noviembre de 1961, se produjo un canje de notas en Caracas y en La Habana, a través del cual se declaraba la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países. El Presidente de Venezuela, Rómulo Betancourt, dirigió una alocución al país explicando las razones de ello. A partir de ese momento los asuntos de Venezuela quedarían representados por la Embajada Suiza en La Habana.

El 29 de diciembre de 1974: Se produce el restablecimiento de relaciones.

A partir de la elección y asunción de la Presidencia de Venezuela por Hugo Chávez Frías las relaciones bilaterales entra La República Bolivariana de Venezuela y la República de Cuba viven su momento de máxima consolidación en el camino común de la unión latinoamericana, llevando a vías de hecho el proyecto del ALBA.

Cipriano Castro

Presidente Constitucional de los Estados Unidos de Venezuela

Al Excelentísimo Señor Tomás Estrada Palma. Presidente de la República de Cuba

Grande y buen amigo

Con singular satisfacción recibí la Carta de Vuestra Excelencia fechada el 20 de mayo último, destinada a comunicarme la buena nueva de haber quedado constituida el 20 de mayo del propio mes la República de Cuba y de haber asumido vuestra Excelencia el Poder Ejecutivo que la Constitución Cubana le confiere.

El advenimiento de ese Estado a la vida política del Mundo ha de ser motivo de las más gratas impresiones para todas las Repúblicas de este Hemisferio, y Venezuela que ve en cada hijo de Cuba un hermano y en l privilegiado suelo de esa Isla un centro más de amplio desenvolvimiento para la idea democrática, no puede menos de recibir con júbilo la participación contenida en la Carta de Vuestra Excelencia. Así me complace saberlo en nombre del Pueblo que tengo el alto honor de presidir, y así me (ilegible)de exponerlo a Vuestra Excelencia, como manifestación directa del Gobierno de la República. Las relaciones de amistad que entre los dos pueblos se inauguran no necesitarán del timbre para ser (ilegible) por nacer desde luego firmes y seguras, bajo los auspicios de la más acendrada fraternidad.

Los votos que aquí hago por la prosperidad de la Nación Cubana van unidos a los deseos más vivos por que Vuestra Excelencia halle fácilmente realizables sus patrióticas aspiraciones y pueda (ilegible a la felicidad de la naciente República con satisfacción para su alma y mayor gloria para su nombre.

De Vuestra Excelencia Leal Amigo

(firma) Cipriano Castro

Refrendada por el Ministro de Relaciones Exteriores (firma)

 

Reproducción del texto de la carta

 

Documento original manuscrito “Carta del Presidente de Venezuela Cipriano Castro al Presidente de Cuba Tomás Estrada Palma”, reconocimiento de la República de Cuba (17 de junio 1902)

 

1899 Cipriano Castro: General en Jefe de los Ejércitos de la República, Jefe Supremo de la Revolución Liberal Restauradora y en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional. Presidente de Venezuela 1902

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al Webmaster Escribir al Webmaster