CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Patrimonio

Nacimiento y retorno en diciembre del más universal de los pintores cubanos


Wifredo Lam nacido el 8 de diciembre 1902 en Sagua la Grande, hijo de Lam Yam, un escribano chino, y de Ana Serafina Castilla, mulata criolla, muy pronto despiertan en él sus primeras inclinaciones artísticas; ya desde los siete años trata de hacer esculturas y poco más tarde comienza a pintar. Dibujar se convierte en su principal distracción. Recibe en su niñez y adolescencia la influencia de las ideas, mitos y leyendas de los cultos y ceremonias yorubas que practicaba su madrina Ma Antoñica Wilson, y la que le transmiten los lienzos con imágenes de misioneros en sus frecuentes visitas a la escuela de los jesuitas de Sagua la Grande, que serían más tarde fuente de inspiración de su obra.

En 1920 ingresa en la Academia de San Alejandro, dónde recibe clases del profesor Sulroca y conoce a Leopoldo Romañach y a Víctor Manuel. Para su sustento pinta carteles comerciales y decora muebles. Sus progresos le permiten exponer sus obras en el Salón de la Asociación de Pintores y Escultores de La Habana. En 1923 embarca con destino a España, y el Ayuntamiento de Sagua le concedió como ayuda una pensión de cuarenta dólares mensuales. Allí residirá durante catorce años, durante los cuales aprendió la técnica formal de la academia y de los clásicos españoles, holandeses y flamencos. En 1936 se une a los defensores de la República Española en el Quinto Regimiento de las Milicias y entabla amistad con sus compatriotas Alejo Carpentier, Nicolás Guillén y Juan Marinello llegados a España en calidad de internacionalistas. Durante su participación en la defensa de Madrid cae enfermo. Convaleciente de su afección, ante la inminente derrota de la República Española, decide partir a Francia portando una carta para Pablo Picasso que le entregara el escultor Manolo Hugué. De lo ocurrido en España diría:

"Salir derrotado de España fue y es para mí un dolor tan profundo que nunca he dejado de llevarlo dentro. En la amada tierra española dejaba a Eva y a mi hijo, muertos. Dejaba allí también a muchos hermanos de lucha. Aquella derrota fue como si bajara el telón de una obra de teatro que sólo volvería a levantarse con el triunfo de la Revolución Cubana."'

En 1981 asistió al Encuentro de Intelectuales por la Soberanía de los Pueblos de Nuestra América, celebrado en La Habana ocasión en la cual se le entrega la Orden Fellix Varela de Primer Grado, máxima distinción que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba a las personalidades de la cultura cubana y universal, también recibe la Orden Combatiente Internacionalista por su participación en la Guerra Civil Española.

El más universal de los pintores cubanos y el exponente máximo del Vanguardismo en Cuba, nació un día de diciembre en su raigal Sagua la Grande, su vida expiró en París el 11 de septiembre de 1982, pero en diciembre, cerrando el ciclo, se cumple su deseo de descansar para siempre en su tierra natal.


Pie de ilustración No.1: Nota de solicitud de renovación del pasaporte Wifredo Lam dirigida al Ministerio de Estado fechada el 14 de octubre de 1958

Pie de ilustración no.2: Copia firmada por Isidoro Malmierca, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba en que agradece el mensaje de condolencias que el Excmo. Sr. Amadou Mahtar M’Bow , Director General de la Unesco con motivo del fallecimiento de Wifredo Lam


(Cubaminrex-Dirección de Gestión Documental)


<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster