CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Patrimonio

 

Luis Gómez Wangüemert Lorenzo: su participación en la actividad diplomática revolucionaria

Cuando se evoca la memoria de  Luís Gómez Wangüemert Lorenzo se le identifica más como prestigioso periodista e intelectual que como abogado. Además, con un elevado reconocimiento de su calidad como comentarista de radio y televisión, que lo distinguió por su timbre de voz impactante, acompañado de un lenguaje único: sencillo, certero, saturado de elegancia y sobriedad.

Nació el 15 de abril de 1901 en Santa Cruz de La Palma, Islas Canarias, España, fecha que coincide con el nombramiento de su padre Luís Felipe Gómez  Wangüemert como  Cónsul Honorario de Cuba en Santa  Cruz de la Palma en el año 1903, quien había nacido en la ciudad de los Llanos, La Palma, Islas Canarias y cubano, conforme al Tratado de Paris, dato extraído del expediente histórico del mismo, conservado en el Fondo Documental del Archivo Central del Ministerio de Relaciones Exteriores. En fecha anterior había residido por espacio de veinte años en la Isla, período en el cual ejerció principalmente la profesión de periodista, además de dedicarse a impartir clases en varias escuelas en distintas partes del país; regresó a Islas Canarias por motivos de salud.

La familia se traslada a Cuba desde Islas Canarias para fijar residencia en La Habana, cuando Luis Gómez Wangüemert Lorenzo tenía dieciséis años. Cursa el bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza, y simultáneamente realiza distintos oficios con el propósito de contribuir a la economía familiar. Finalizados los estudios de ese nivel, matricula la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana, profesión que nunca ejerció al dedicarse con éxito al periodismo a partir de 1919.

Se inicia en el mundo periodístico con crónicas de teatro, para una publicación de poca tirada y breve duración, la revista Talía. Con posterioridad, obtuvo el nombramiento de crítico de teatro en el diario Cuba y a continuación, ocupa el cargo de redactor jefe del diario Heraldo de Cuba, a la vez que prestaba colaboración en revistas como Bohemia, Mundial y el Fígaro.

Comienza a interesarse por los problemas de carácter social y político desde que pasa a formar parte de los fundadores de la publicación El Magazine de la Raza, la cual dirigió por varios años. El medio periodístico le posibilitó tener un contacto directo con los círculos de intelectuales y los jóvenes más progresistas del país. Durante el período participa en varias acciones políticas que conmueven a la sociedad cubana en la llamada “década crítica”  (1923-1933). 

En 1923, toma parte en la acción contra el corrupto gobierno del presidente Alfredo Zayas Alonso, organizada en la Academia de Ciencias y que se le denominó  Protesta de los Trece;  en la misma estuvieron involucrados jóvenes intelectuales de altísimo prestigio como Rubén Martínez Villena, Jorge Mañach Robato, José Zacarias Tallet, Juan Marinello Vidaurreta y Francisco Ichaso Macias. Asimismo, formó parte de los intelectuales que integraron el reconocido Grupo Minorista, en el cual asumió como actividad principal la de periodista.

En el transcurso de esta década, de plena agitación política de los intelectuales fue reportero titular de la demandada revista Carteles, y deja a un lado los tópicos de carácter cultural que hasta ese momento había atendido y se dedica a reportar los acontecimientos internacionales, labor que tuvo su máximo esplendor durante la Segunda Guerra Mundial,  hecho que cubrió de manera muy  profesional y que le hizo alcanzar un alto prestigio en los medios de difusión y  gran reclamo popular.

A partir de 1945, finalizada esta contienda bélica internacional, ocupa una nueva responsabilidad como redactor jefe de la revista Bohemia. Durante la década siguiente realizó simultáneamente críticas de teatro y música. Fue comentarista radial en los primeros estudios de la emisora CMQ y al inaugurase la televisión en Cuba, comenzó a colaborar en el nuevo medio, también en la cadena CMQ.

En 1959, al triunfo de la Revolución Cubana, Gómez Wangüemert se desempeñaba como Jefe de Información de la revista Carteles. En 1960, integró la delegación que acompañó al entonces Primer Ministro Fidel Castro Ruz en su histórica visita a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Asimismo, durante esta primera etapa en que se produjeron muchos intercambios internacionales formó parte de las delegaciones del canciller Raúl Roa García en las visitas oficiales que éste cumplió  a otros países.

En 1960, al abandonar el país el director del diario El Mundo,  el Colegio Nacional de Periodistas presentó la candidatura de Gómez Wangüemert para ocupar su dirección. Esta propuesta estuvo avalada por su experiencia previa en el trabajo de dicha publicación, en consideración de que en dos períodos anteriores había sido su Jefe de Información. Su trabajo fue meritorio, además de la dirección del rotativo cubría la redacción de los dos editoriales que se publicaban diariamente, uno sobre temas nacionales y el otro sobre internacionales.

El viernes 21 de abril de 1961, al cumplirse cuarenta y ocho horas de la victoria de Playa Girón, Luis Gómez Wangüemert Lorenzo desempeñó el importante papel de moderador en el interrogatorio público que se le hizo a los mercenarios de la frustrada invasión, y en el que también participaron prestigiosos personalidades de la vida política cubana con una amplia trayectoria revolucionaria como, Carlos Rafael Rodríguez, Jorge Ricardo Massetti, Mario Kuchilán, Raúl Valdés Vivó y Gregorio Ortega.

Otra importante actuación de este destacado periodista se produjo ese mismo año ante las cámaras de la televisión el cubrir el estelar espacio noticioso-comentado “Ante la Prensa”,   difundido por la CMQ.  En ése, expuso magistrales comentarios improvisados en vivo, tanto del ámbito nacional como del extranjero, que pasaron a la historia de la televisión cubana como ejemplos de un periodismo de carácter analítico.

En el contexto del reordenamiento de la estructura estatal a fin de articular la política exterior cubana, el Ministerio de Relaciones Exteriores emite la Resolución 321-0 de 20 de agosto de 1962, en la cual se establece la creación del Instituto de Política Internacional, y en  su octavo resuelvo determina la designación del Dr. Luís Gómez Wangüemert Lorenzo como Secretario de dicha institución y quien debió actuar como enlace directo entre el Instituto y el Ministerio; la nomenclatura oficial de dicho cargo fue la de Asesor Especial del Ministro. Es en este momento  que hace su contribución a fortalecer este importante frente de la Revolución cubana.

Colateralmente, contribuyó en el campo de la enseñanza, con su aporte como profesor de la asignatura de Política Internacional “Manuel Márquez Sterling”.

Al desaparecer el periódico El Mundo, por el incendio que destruyó sus talleres, Gómez Wangüemert se dedica por completo a la labor de comentarista de asuntos internacionales en los dos medios de difusión masiva, la radio y la televisión; en este último en el espacio del “Noticiero Nacional”.

Se destacó en otras tareas en las que desplegó toda su experiencia en el dominio de los temas nacionales e internacionales, que lo hizo digno representante de Cuba en múltiples misiones de trabajo que se encomendaron en el exterior. Debe destacarse que actuó como vicepresidente de la Sociedad de Amistad Cubano-Soviética.

En 1980, en atención a su meritoria labor como periodista a lo largo de más de sesenta años recibió, la Medalla “Julius Fucik”, que le confirió la Organización Internacional de Periodistas (OIP).

Los últimos años de su existencia transcurrieron plácidamente en el seno familiar de su hogar ubicado en la Loma de Chaple, en el municipio habanero de Diez de Octubre, dedicado a disfrutar de su pasatiempo preferido, la lectura en su biblioteca, en la que se calcula llegó a poseer una  colección de siete mil ejemplares.

Luis Gómez Wangüemert Lorenzo murió en La Habana, el 12 de septiembre de 1980.

Pie de ilustración: Copia de la Resolución 321-0 de fecha 20  agosto de 1962, del Ministerio de Relaciones Exteriores, designando a Luis Gómez Wangüemert Lorenzo, Secretario del Instituto de Política Internacional.

Fuentes: Fondos Documentales del Archivo Central, Dirección de Gestión Documental. Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba.

(Cubaminrex/Dirección Gestión Documental)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster