CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Patrimonio

Joaquín de Agüero enseñó el camino de la independencia.

CUBA, 4 DE JULIO DE 2011.- El 12 de agosto de 1851 la ciudad de Puerto Príncipe (hoy Camagüey) se estremeció. En el lugar conocido por Sabana de Méndez, en el perímetro norte de la localidad, el colonialismo español fusiló a cuatro hombres que el mes anterior se habían declarado en armas contra el régimen.

  La historiadora Elda Cento Gómez, en un artículo publicado en la revista Calibán, reseñó: "Es posible que una de las primeras manifestaciones colectivas de rebeldía de las cubanas haya sido la decisión de las mujeres del Camagüey de cortar sus largas cabelleras tras el fusilamiento de Agüero, Zayas, Betancourt y Benavides.

   "La cuarteta que circuló por esos días en la ciudad era muy clara:

'Aquella camagüeyana / que no se corte el pelo / no es digna que en nuestro suelo / la miremos como hermana.\" ¿Qué hecho ocasionó el fusilamiento y la posterior conmoción de la
sociedad principeña?  Todo comenzó unos años antes.

   Joaquín Agüero y Agüero, quien había nacido el 15 de noviembre de 1816 en Puerto Príncipe y era dueño de terrenos rurales heredados de su padre, desde su juventud no era bien mirado por las autoridades españolas que gobernaban a Cuba porque había sido protagonista de una acción inverosímil para la época.

   Un documento conservado en Camagüey constata que el 23 de enero de 1843 concedió la libertad a sus ocho esclavos negros, a quienes también les entregó medios de subsistencia, como tierras, instrumentos de trabajo y dinero para que pudieran empezar a tener cómo ganar el sustento, además de ser libres.

 Antes había creado junto a su esposa y prima Ana Josefa de Agüero Perdomo una escuela pública y totalmente gratuita en el poblado de Guáimaro, localidad que años después pasaría a la historia como el lugar de la primera Constitución de Cuba Libre, en 1869.

   La presión de los colonialistas lo obligó a que un tiempo más tarde saliera de Cuba con su esposa rumbo a Estados unidos, pero enseguida regresaron y se pusieron en función de los intereses independentistas y de criticar, constantemente, las arbitrariedades del régimen. A fines de 1849 fue un activo participante en la fundación de la Sociedad Libertadora de Puerto Príncipe, la cual presidió con el objetivo de conspirar para un levantamiento armado contra la colonia y extender los propósitos conspirativos a otras regiones de Cuba.  El cuatro de julio de 1851 una partida de alrededor de 40 hombres liderados por Agüero y Agüero se rebeló contra el coloniaje español, y por primera vez en Cuba Libre, en San Francisco de Jucaral, sitio cercano a Guáimaro, se proclamó una declaración que abogaba por la independencia.

 Una de sus partes decía: "De hecho y de derecho nos constituimos en abierta rebelión contra todos los actos o leyes que emanen de nuestra antigua metrópoli: desconocemos toda autoridad de cualquier clase y categoría que sea, cuyos nombramientos y facultades no traigan su origen exclusivamente en la mayoría del pueblo de Cuba, solo en moral a quien reconocemos facultades para darse leyes en la persona de sus representantes."

   Considerado por la historiadora Cento Gómez como un eslabón en el camino de las luchas por la independencia de Cuba, el movimiento insurgente de Agüero y Agüero fracasó a los pocos días, para la mayoría de los estudiosos porque las condiciones no estaban suficientemente preparadas para emprender la conquista de la libertad.

 Pero fue una llamarada necesaria para que unos años después, el 10 de octubre de 1868, cubanos independentistas se lanzaran a la manigua a luchar por la soberanía con la fuerza de sus armas.
 (Cubaminrex- Documentación-AIN)

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster