CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Patrimonio

13 de marzo de 1957, asesinato del líder estudiantil universitario José Antonio Echeverría Bianchi

En la ciudad de Cárdenas en la  provincia de Matanzas, el 16 de julio de 1932,  nació  José Antonio Echeverría Bianchi. Sus estudios de primaria y secundaria los cursó en el colegio Champagnat, que era parte de la Congregación de los Hermanos Maristas;  en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cárdenas se graduó de Bachiller en Ciencias en 1950 y de inmediato matricula en la Escuela de arquitectura en la Universidad de La Habana.  Durante su permanencia en la Universidad de la Capital, ocupó distintas casas de huéspedes y viviendas de familias que alquilaban habitaciones; entorno en el cual se ligaban ciudadanos de medianos recursos de todos los sectores.

Su condición de líder estudiantil se manifiesta desde su ingreso en 1950 a la universidad al resultar electo delegado de asignaturas y de curso, así como por la organización del Grupo Arquitectónico de Renovación Estudiantil (GARE) que aglutinó al estudiantado de ideas más radicales, esta coyuntura le posibilita su candidatura como aspirante a la presidencia de la asociación de estudiantes de la facultad de arquitectura.

Al hacer un recuento de su revolucionaria trayectoria estudiantil universitaria se aprecia su vinculación, ya desde 1951, con distintas personas de relevancia en la vida política del país, como Eduardo Chibás Ribas y Carlos Prío Socarras en las actividades con el Directorio Estudiantil Universitario. Asimismo,  con su activa labor en apoyo a la candidatura del estudiante de agronomía Álvaro Barba Machado, quien resultó electo presidente de la FEU. Se destacó por su participación en  la demostración pública frente al Palacio Presidencial durante el gobierno de Prío Socarras en respaldo a los patriotas portorriqueños que atacaron la sede del gobernador de San Juan, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos.

Finalizando el período del gobierno de Carlos Prío Socarras y en vísperas de las elecciones presidenciales se produce el 10 de marzo de 1952, el golpe de Estado de Fulgencio Batista Zaldívar, candidato a las elecciones presidenciales cuando sólo faltaban dos meses para que se celebraran de acuerdo a los principios establecidos en las leyes electorales del país. José Antonio se incorpora a las protestas estudiantiles que se organizan como expresión de repudio a este   inconstitucional  acto que violó la Constitución de 1940. El 14 de marzo firma la Declaración de Principios de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). 

Como parte del plan de acción revolucionaria de la dirección de la FEU, se le designa la importante tarea de organizar una huelga a nivel general en todos los planteles de la enseñanza secundaria para lo cual hace un recorrido por todo el territorio nacional, que culminó exitosamente al obligar a la dictadura batistiana a allanar los planteles estudiantiles y detener a los dirigentes estudiantiles como única opción para poner fin a la reacción en cadena que se produjo.

En su condición  de secretario general de la FEU dirige todos los preparativos para celebrar  el 8 de mayo de 1952, el III congreso de Estudiantes  Secundarios en el Salón de los Mártires de la Universidad de La Habana; forma parte de la delegación  que viaja por sus medios a  México el 28 de octubre junto con el presidente de la FEU,  Álvaro Barba Machado  para participar  en el VIII congreso Panamericano de Arquitectura, después que rechazaron la oferta gubernamental de viajar en un avión militar. El 27 de noviembre preparó una velada en la escalinata universitaria en memoria de los ocho inocentes estudiantes de medicina fusilados por el gobierno colonial español.

En el año 1953, los estudiantes universitarios mantienen sus demostraciones de protesta contra la dictadura batistiana con actividades de alto valor político revolucionario en las cuales se encuentra  José Antonio. El 10 de enero, está presente en el acto de homenaje a Julio Antonio Mella en el que se devela un busto situado frente a la colina universitaria, profanado cinco días después y provoca una violenta reacción estudiantil que es reprimida con golpes y detención de muchos de sus líderes, entre los que estaba José Antonio. No obstante, en la noche del 27 de enero para conmemorar el centenario del natalicio del  Héroe Nacional de Cuba, José Martí Pérez participó en la Marcha de las Antorchas en el recorrido desde la escalinata universitaria hasta la Fragua Martiana, que terminó con un una manifestación en el Parque Central el día 28 de enero.

En septiembre de 1954, el Presidente en funciones de la FEU se gradúa y lo sustituye automáticamente José Antonio Echeverría Bianchi que formaba parte del ejecutivo y tenía un bien merecido prestigio por su activa participación en todas las acciones que ésta acometía contra los asesinatos y atropellos de que era objeto el pueblo cubano por los esbirros batistianos. En las elecciones universitarias de abril de 1955, es electo presidente José Antonio y a partir de ese momento, en los dos años siguientes conduce la participación de la FEU en los asuntos políticos y culturales con mayor energía y valentía. Esta dinámica actuación no se limitó a los asuntos nacionales, sino además a participar en acontecimientos que se producen en América Latina, como muestras de la solidaridad de los estudiantes universitarios cubanos.

El proyecto con fines lucrativos para el gobierno de la tiranía batistiana de construir un canal marítimo que dividiría a la Isla en dos partes (canal Vía-Cuba) recibió la oposición fundamentada de José Antonio Echeverría con un enfoque reflexivo de las negativas consecuencias para la economía, la agricultura y la naturaleza, y más aún para la soberanía nacional. Esta denuncia pública la realizó el 16 de enero de 1955 en un programa de la emisora Radio Ciudad Bandera de la ciudad de Cárdenas en la provincia de Matanzas.

Sólo cuatro días después, el 20 de enero, en unión de Fructuoso Rodríguez Pérez y un grupo de jóvenes de ideales revolucionarios viajan a Costa Rica para luchar contra el golpe de estado y la invasión mercenaria  del dictador nicaragüense Anastasio Somoza García, ocupando el frente de resistencia de Guanacaste. Al regreso de éstos a Cuba son hechos prisioneros, oportunidad en la cual José Antonio declara a la prensa que habían ido a defender el depuesto régimen democrático costarricense de José Figueres Ferrer, con la participación  en múltiples acciones de infantería contra las tropas invasoras.

Las actividades de movilización estudiantil continúa en efervescencia; el 28  de enero para recordar el natalicio de José Martí Pérez la FEU organiza una multitudinaria manifestación que se da cita en la escalinata universitaria y caminar hasta el Parque Central para concentrarse junto a la estatua del Apóstol. Al mes siguiente, el 15 de febrero se organiza otra manifestación, esta vez el motivo es conmemorar el segundo aniversario del asesinato  por los sicarios batistianos del estudiante Rubén Batista Rubio. El día 27 el líder estudiantil expone fuertes declaraciones a favor de la amnistía de los presos políticos, entre los que se encontraban los asaltantes a los Cuarteles Moncada y de Bayamo, los cuales finalmente fueron liberados por causa de las presiones del pueblo, entre ellos las demostraciones del estudiantado a favor de esta causa.

El 8 de mayo, al efectuarse los actos en recordación del asesinato de Antonio Guiteras Holmes en el Morrillo y en el Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas,  este último, es brutalmente atacado por la policía que hace prisionero a José Antonio a quien le fracturaron un brazo y ocasionaron contusiones graves en el cráneo. El día 20, para celebrar esta patriótica efeméride, el Presidente de la FEU convoca al estudiantado a un acto para recibir en la Colina universitaria a Fidel Castro Ruz y otros asaltantes al Cuartel Moncada a los cuales la policía les impidió que asistieran, pero el acto se celebró como estaba programado.

El II Festival de Arte Universitario es convocado por la FEU para el 7 de julio, que contó en su inauguración en el estadio universitario con la interpretación por la Prima Ballerina, Alicia Alonso del ballet Giselle, como parte del programa político-cultural de este evento.

En los dos últimos meses del año 1955, se produce el enfrentamiento de José Antonio Echeverría Bianchi y los estudiantes universitarios representados por la FEU al desempeño indigno de la Sociedad de Amigos de la República, presidida por el Coronel del Ejército Libertador, Cosme de la Torriente Peraza, por no proceder dicha organización como le correspondía en la mediación entre el dictador y los partidos políticos tradicionales que estaban en la oposición.

El 19 de noviembre, José Antonio denunció esta situación, así como los asesinatos de algunos de los asaltantes del Cuartel Moncada y posteriormente el día 27 en su condición de presidente de la FEU envía una carta a de la Torriente en la cual reitera que la organización estudiantil universitaria considera que la lucha revolucionaria es la única posibilidad de derrocar a la Dictadura batistiana, postura que es reafirmada por la FEU y los alumnos de segunda enseñanza en una manifestación frente al Instituto del Vedado como muestra de respaldo a los enfrentamientos acometidos por los estudiantes de Santiago de Cuba; la policía hace prisionero a José Antonio y otros dirigentes, quienes permanecen en prisión hasta el día 30, que son puestos en libertad por las presiones que hace el estudiantado con actos de protesta.

No obstante, la masa estudiantil universitaria y secundaria continúa con sus expresiones públicas de repulsa a la Sociedad de Amigos de la República, el 2 de diciembre una manifestación juvenil se encamina rumbo a la casa de Cosme de la Torriente. Las fuerzas represivas de la dictadura y los manifestantes tuvieron un fuerte encuentro en cual Echeverría y su hermano Alfredo, que presentaban heridas graves fueron detenidos, hasta que los días 22 y 23 son liberados. De inmediato, acompañados de otros dirigentes de la FEU viajan a las provincias centrales y orientales para respaldar la huelga obrera de los trabajadores azucareros.

A principio del año 1956, la alianza de los estudiantes revolucionarios y la clase obrera es  destacada por el Presidente de la FEU en una entrevista de prensa el 24 de febrero José Antonio informa al pueblo cubano la creación del Directorio Revolucionario, que a partir de ese momento se convierte en el baluarte armado de la FEU. El 9 de marzo en un discurso, calificado de histórico, manifiesta con toda claridad su oposición a las dictaduras en América Latina y el sentir antiimperialista y latinoamericanista de su pensamiento revolucionario.

Después de participar el 18 de julio, en el Congreso Latinoamericano de Estudiantes en Santiago de Chile es que José Antonio Echeverría hace un recorrido por otros países del área.  Arriba a México el 29 de agosto, para reunirse con Fidel Castro Ruz, líder del Movimiento 26 de Julio que estaba exiliado en ese país en los preparativos de una expedición para internarse en la Sierra Maestra y desde allí combatir a la dictadura de Fulgencio Batista. El día 30 ambos líderes revolucionarios firman un documento conocido como la Carta de México donde consolidan los intereses del movimiento revolucionario y el estudiantado cubano en la lucha por el derrocamiento de la tiranía y  hacer triunfar la Revolución Cubana. Con el fin de participar en el VI Congreso Internacional de Estudiantes que se celebraría en Ceilán, actualmente Sri Lanka, llega a ese país el 24 de octubre. 
En su viaje de regreso a Cuba pasa por México y sostiene una segunda reunión con Fidel Castro Ruz.

El 26 de octubre, ya en territorio cubano, José Antonio declara a la prensa los resultados del Congreso de Ceilán, así como los acuerdos adoptados e informa sobre la solidaridad con la lucha del pueblo cubano contra la tiranía batistiana de los representantes de las asociaciones estudiantiles participantes en el evento.

En enero de 1957, se produce la primera reunión con el objetivo de planear las acciones que se fijaban para el 13 de marzo entre el Directorio Revolucionario y el grupo de Menelao Mora Morales con las siguientes operaciones: asalto al Palacio Presidencial para ajusticiar al tirano y la toma de la emisora Radio Reloj por José Antonio Echeverría Bianchi  que difundiría la noticia del ajusticiamiento de Batista y terminada la información al pueblo, se dirigiría hacia la Universidad de La Habana para establecer el Cuartel General.

El  día13 de marzo a las 3 p.m.  José Antonio Echeverría Bianchi toma la emisora Radio Reloj ubicada en el edificio de Radiocentro, en el Vedado y pronuncia la siguiente alocución:
“Pueblo de Cuba, en estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el Dictador Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial, el pueblo de Cuba ha ido a ajustarle cuentas. Y somos nosotros, el Directorio Revolucionario, los que a nombre de la Revolución Cubana hemos dado el tiro de gracia a este régimen de oprobio. Cubanos que me escuchan acaba de ser eliminado (…) “ 

La policía penetra en el local y la transmisión es interrumpida, después de sostenerse un enfrentamiento, el líder estudiantil se dirige a la Colina universitaria en un automóvil que es interceptado al costado de la Universidad por un auto de la policía, al cual se dirige José Antonio y dispara hacia su interior por la ventanilla. Tras este primer encuentro,  cae herido al suelo pero se incorpora sobre sus rodillas, saca un revolver y vuelve a disparar por la ventanilla del auto perseguidora, es en ese momento que una ráfaga de ametralladora lo deja sin vida.

La parte del plan correspondiente a la acción militar para el asalto al Palacio Presidencial fracasó y Batista pudo escapar ileso, a pesar que un grupo de combatientes pudo penetrar en el edificio y llegar hasta el local de la oficina presidencial donde se encontraba unos minutos antes el Dictador.

El cadáver de José Antonio Echeverría Bianchi fue recogido para hacerle el examen forense, después fue traslado a la funeraria de Zapata y 2 en el Vedado, que estaba rodeada de policías vestidos de civil a la caza de cualquier revolucionario que estuviera fichado por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM). De la funeraria lo pasan para la morgue hasta el día 14 que en horas de la tarde fue  entregado a sus familiares, para que se hiciera el entierro inmediato con una mínima participación de acompañantes en el cementerio de la ciudad de Cárdenas, bajo unas condiciones especiales de seguridad represiva que evitara se produjera una demostración popular de respeto y simpatía hacia el líder estudiantil y de repulsa a la Dictadura batistiana y los esbirros que le servían.

 

 

Pie de ilustración:
 1. Foto de una de las actividades de José Antonio Echeverría Bianchi, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la escalinata universitaria entre 1955 y 1957.
2. Foto del cadáver de José Antonio Echeverría Bianchi, durante el examen forense. Marzo 13 de 1957.
Fuente:Fondos Documentales del Archivo Central, Dirección de Gestión Documental, Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba. 
(Cubaminrex- Dirección de Gestión Documental)

 

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster