CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Patrimonio

En recuerdo a Juana Puentes Camacho: trabajadora del Ministerio de Relaciones Exteriores,  condecorada con la Medalla “Florence Nichtingale”

Nació el 26 de octubre de 1926 en Minas de Matahambre, Pinar del Río y falleció el 8 de febrero de 2009 en La Habana. De origen humilde por su condición de hija de un minero, conoció muy de cerca las vicisitudes de la clase proletaria. Sus primeros estudios se realizan en esa ciudad hasta que a los diecisiete  años de edad  su familia se traslada a vivir en La Habana forzada por el acoso que sufría por los sicarios de la tiranía batistiana de la zona, que conocían que éstos tenían inquietudes revolucionarias, las que materializaron al colaborar con los rebeldes en el suministro de medicamentos y otras misiones encomendadas.
Fue graduada de Auxiliar de Enfermería y se incorporó desde muy joven como sanitaria e instructora de la Cruz Roja Cubana. Además, se graduó en la categoría de Técnico Superior en Ciencias Jurídicas. En el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) creó una brigada de la Cruz Roja y tuvo una destacada labor en el Grupo Patriótico Militar. Por treinta y cinco años participa en movilizaciones y concentraciones populares prestando servicio como miembro de la Cruz Roja. Tuvo también una significativa participación en la ayuda a damnificados de ciclones tropicales que azotaron a la Isla, entre estos el Flora, o por inundaciones. En la década de los años 70 presta ayuda internacionalista en el socorro a los damnificados de los terremotos ocurridos en Nicaragua en 1972 y en Honduras en 1974. En su condición de enfermera atendió a los delegados al I Congreso del PCC y a los integrantes de las Brigadas de Solidaridad con Cuba, de los “los Maceítos” y la “Venceremos”.
En 1975 se integra al MINREXcomo miembro del Departamento de Atención a Cuadros de la Dirección de Cuadros y Personal responsable de tramitar con el Ministerio de Salud Pública los casos de los trabajadores que tenían necesidad de atención médica y ayudándoles incluso con problemas sociales de ellos o de un  familiar, para conseguir el ingreso en hogares de ancianos, cargo que desempeñó por espacio de casi dos décadas. Logró que se creara en el MINREX una Posta Médica para que funcionara en el horario laboral. Adicionalmente, recibía la correspondencia de los familiares de los compañeros que estaban en el exterior para enviarlas por la valija diplomática así como las de éstos para hacerlas llegar a sus familiares en Cuba. Todas estas tareas las cumplió con un alto grado de humanidad, amabilidad y abnegación, cualidades que la caracterizaban. No obstante, mantuvo sus vínculos con el organismo con su membresía en el Sindicato de Jubilados del Minrex.
Desde el triunfo de la Revolución se integra a las Milicias Nacionales Revolucionarias; a los Comités de Defensa de la Revolución; a la Federación de Mujeres Cubanas y al Partido Comunista de Cuba. Ocupó cargos en el comité del PCC del Minrex y participó en múltiples tareas nacionales convocadas por el gobierno revolucionario. Esta trayectoria revolucionaria fue reconocida con el otorgamiento de las siguientes condecoraciones: Distinción “28 de Septiembre”; Medalla “Trabajador Internacionalista; Medalla Conmemorativa “XX Aniversario”; Distinción “Servicio Distinguido” de las FAR; Medalla de la Alfabetización y la Medalla “23 de Agosto” de la FMC.
En mayo de 1979, Juana Puentes Camacho trabajadora del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba recibió la Medalla “Florence Nightingale” que otorga el Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional por los méritos acumulados en el desempeño de sus actividades en esa organización. Es una de las dos primeras enfermeras de nuestro país que obtuvo esta distinción, de las ocho mujeres cubanas que hasta 1987 fueron condecoradas en la convocatoria número treinta y uno. Dicha distinción, está considerada como la más alta conferida por esa institución, por notables servicios prestados para mejorar la asistencia médica a heridos y a enfermos resultados de contiendas bélicas, así como a los damnificados a causa de desastres naturales.
Desde que se instituyó esta orden hasta 1987, se le ha entregado a más de 900 personalidades en el mundo y en cada ocasión que tiene lugar una convocatoria, sólo deben ser asignadas cincuenta Medallas.  La Cruz Roja Internacional da a conocer los nombres de las acreedoras el 12 de mayo, en la fecha del aniversario del nacimiento de Florence Nightingale en 1820, en Villa Colombia, Florencia, Gran Ducado de Toscana, Italia. Su muerte se produce en Londres, el 13 de agosto de 1910 a la edad de 90 años.
El 12 de mayo de 1893, en recordación a esta mujer excepcional se creó el juramento que hacen las enfermeras al graduarse y el cual lleva su  apellido, Juramento  Nightingale  y se declaró oficialmente el Día Internacional de la Enfermería.
Los antecedentes de esta selectiva distinción  que otorga la Cruz Roja Internacional se remonta a los años 1854-56  en el transcurso de la Guerra de Grimea cuando se unieron Gran Bretaña, Francia y Turquía para declararle la guerra a Rusia. Las condiciones de las instalaciones y los servicios médicos británicos existentes en esa región para atender a los heridos y enfermos eran pésimas. Florence Nightingale, el 4 de noviembre de 1854 arribó a Uskudar o Escútari, un suburbio de la entonces Constantinopla, hoy Estambul, con treinta y ocho enfermeras para ubicar un hospital de campaña. Su dedicación a la humanitaria obra que realizaban era de tal magnitud que en las noches hacia rondas para atender a los enfermos, auxiliándose con la luz de una lámpara que hizo que se apodara respetuosamente como La Dama de la Lámpara.
Cuba es uno de los pocos países que tienen el privilegio de tener una cifra considerable  de mujeres que ostentan esta Medalla, en reconocimiento de la valentía y la entrega excepcional, a favor de las víctimas de conflictos bélicos y catástrofes naturales. La misma destaca la notoriedad internacional con la cual se reconoce a la enfermería y a la Cruz Roja Cubana.
Estas extraordinarias mujeres cubanas, entre las que está incluida Juana Puentes Camacho, escalaron las cumbres más altas del deber con actitudes excepcionales, sin dejarse vencer por el terror o el miedo que pudieron producirles las honrosas, pero peligrosas tareas a las cuales voluntariamente se enfrentaron. 

    

 

 

Pie de ilustración:

No.1. Foto de la actividad en la que participó el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz con miembros del Sindicato de Jubilados del Minrex en los salones de protocolo del  Laguito. Juana Puentes Camacho ubicada primera de izquierda hacia la derecha.

No.2. Foto de la actividad en la que participó la compañera Vilma Espín Guillaume, Presidenta de la Federación de Mujeres  Cubanas con miembros del Sindicato de Jubilados del MINREX, en los salones de protocolo del  Laguito. Juana Puentes Camacho, al lado de Vilma de  izquierda hacia  la derecha.

Fuentes: Fondos Documentales del Archivo Central, Dirección de Gestión Documental. Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba. Sindicato de Jubilados del MINREX. Trabajo del Lic. Rafael Suárez Fuentes, Facultad de Ciencias Médicas, Hospital ¨Calixto García ¨.
(Cubaminrex- Dirección de Gestión Documental)

 

 

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster