CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Prisioneros del Imperio

Prisioneros del Imperio
  • Antonio Guerrero Rodríguez
  • Fernando González Llort
  • Gerardo Hernández Nordelo
  • Ramón Labañino Salazar
  • René González Sehwerert

OTRO ROUND DE LA HIDALGUÍA CONTRA LA SED DE VENGANZA Y LA IGNOMINIA

Por: María Julia Mayoral

La danza de la venganza y la ignominia continúa en Miami. Ramón Labañino Salazar también fue condenado a cadena perpetua, por el "grave delito" de proteger a su pueblo de la muerte. Mientras, René, Fernando y Antonio, aguardan de igual modo bochornosas condenas. Sin embargo, nada de esto ha doblegado la entereza de los cinco compatriotas como nada podrá doblegar el espíritu de lucha de nuestro pueblo.

La Mesa Redonda Informativa de este jueves, con la asistencia del Comandante en Jefe Fidel Castro, recién llegado a la Patria procedente de Venezuela, y de familiares de los cinco prisioneros del imperio, ofreció sobradas pruebas de ese espíritu de combate porque ante el terrorismo, "Cuba tiene el derecho, la obligación y la necesidad de defenderse y lo seguirá haciendo", como lo declaró la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado 3 de agosto, en nombre de toda la nación.

Nuevamente la jueza empleó de forma arbitraria las pautas para dictar sentencia, incluso sobrexcediéndose a lo expuesto por el oficial probatorio de la comisión de sentencia de Estados Unidos. No tuvo en cuenta ninguno de los aspectos planteados por el abogado de la defensa, Bill Norris, desechando automáticamente las mociones presentadas por el jurista. Sobre el tema intervino en la Mesa el profesor titular de Derecho Rodolfo Dávalos.

Ese fue el curso de los hechos, a pesar de que la exposición de Norris resultó brillante, ajustada a la ley, sustentando con claridad y concisión las violaciones legales en el caso. Según informó Dagoberto Rodríguez, jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, el abogado no solo se limitó a descaracterizar las arbitrariedades, también destacó las cualidades humanas de su defendido.

Otro ejemplar alegato fue el de Ramón, quien aseguró que llevaría el traje de recluso como un soldado lleva su más preciada insignia. Palabras dichas con total entereza en una sala colmada de mafiosos y terroristas, quienes como buitres festejaban su pírrica victoria.

La batalla legal para este joven también recién empieza. Norris indicó que presentará una notificación de apelación ante el Tribunal de Apelaciones de Atlanta, pues Ramón y sus compañeros estaban en EE.UU. para proteger a Cuba y a su pueblo del terrorismo originado en Miami.

Tanta hidalguía en defensa de la verdad hizo más evidente la actitud contraria de la Fiscalía, los jueces, el FBI y la mafia cubano-americana. Reinaldo Taladrid, periodista de la TV, comentó cómo el jefe del FBI no solo incumplió con el deber de su cargo, sino que ofreció entrevistas a favor de la mafia a través de los medios de comunicación. Además, oficiales del Buró Federal de Investigaciones estuvieron en la vista de sentencia en claro objetivo intimidatorio. Por su parte, la fiscal Caroline Heck Miller ha estado durante estos días prodigando abrazos en público, ante la televisión y la prensa escrita, a familiares de los pilotos de la contrarrevolucionaria y terrorista organización Hermanos al Rescate.

Guy Lewis, fiscal federal para el sur de la Florida, tampoco quedó atrás en sus demostraciones anticubanas. Tras conocer el veredicto contra Gerardo, declaró a los periodistas: "Este es un gran día para los Estados Unidos y para estas familias (la de los pilotos fallecidos en el incidente del 24 de febrero de 1996) que por seis años esperaron pacientemente que llegara la justicia".

Resulta verdaderamente paradójico que mientras en el imperio nuestros cinco patriotas son condenados por luchar contra el terrorismo, ayer la Cámara de Representantes en EE.UU. dio el visto bueno a un proyecto de ley sobre espionaje el cual da luz verde a la CIA para activar las redes de espías con el supuesto fin de combatir el terrorismo.

Cómo se puede explicar eso, cuestionó el colega Lázaro Barredo, para luego agregar que la mencionada legislación fue aprobada en la Cámara ateniéndose al "estado de necesidad", entonces cómo entender que los cinco patriotas, hijos de un país en real "estado de necesidad" de defenderse contra el terrorismo y la guerra, sean condenados a cadena perpetua.

Aunque el ensañamiento y la arbitrariedad, negando la justicia y el derecho, han sido los rasgos característicos de este proceso judicial, la solidaridad no ha podido ser destruida. Cuando Gerardo retornó a la prisión tras la vista de sentencia, fue recibido con aplausos y otros gestos de admiración por parte de la población penal de su piso.

De esa entereza supimos además mediante una nota enviada por Ramón a las madres, minutos antes de comenzar la vista de sentencia. "Sepan -escribió- que estoy muy orgulloso de todos ustedes; en sus rostros y sonrisas yo siento la presencia de mi madre que hoy también está presente en esta sala, de mi esposa y mis hijas, de mis familiares, amigos y vecinos y en especial de todo mi pueblo y de todos los hermanos del mundo entero que comprenden y defienden nuestra causa. No puede haber mejor compañía para la jornada.

"No les den el menor gusto de que los vean tristes, aquí no hay razón alguna para estarlo. Hoy se defiende la dignidad y el honor, la verdad de un pueblo y de la causa más noble del mundo. Aquí solo hay espacio para el orgullo y la hidalguía. Por nosotros no teman, estamos contentos y honrados por ser sus voces en estos momentos, así ha sido y será siempre. Hoy hablaré con la firmeza que ustedes, nuestra historia, nos enseñaron, y en mi alma florecerán siempre sus voces y sonrisas. No sé cuándo nos volveremos a ver, pero sé que será y más pronto que tarde."

Tomado de Granma Digital



<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster