CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Prisioneros del Imperio

Prisioneros del Imperio
  • Antonio Guerrero Rodríguez
  • Fernando González Llort
  • Gerardo Hernández Nordelo
  • Ramón Labañino Salazar
  • René González Sehwerert

Los errores técnicos sobran en el juicio de los Cinco

"Lo que hicieron es por amor a la Patria", señala sobre los Cinco la abogada Nuris Piñero Sierra

Alina M. Lotti Y María De Las Nieves Galá
Trabajadores
14 de junio de 2004

Aún no los conoce físicamente. Pese a ello, la doctora Nuris Piñero Sierra, abogada de la familia de los Cinco cubanos presos injustamente en los EE.UU., se siente muy cercana a estos hombres a quienes considera "gente exquisita, de muchos detalles y genuinos patriotas".

En diciembre del 2001, el gobierno de los Estados Unidos le negó la visa, a pesar de conocer que es una abogada en ejercicio e iba a la vista de sentencia acompañando a los familiares.

"Tienen gestos tan altruistas, que a veces una piensa son seres sobrenaturales. No es menos cierto que se encuentran en circunstancias adversas, sin embargo derrochan apoyo y sensibilidad humana a todos los que, de cualquier forma, se relacionan con ellos.

"Gerardo, por ejemplo, logró el reencuentro de dos hermanos, uno de ellos preso también en los Estados Unidos. Hacía más de 20 años que no se veían y a través de su esposa Adriana, y la madre de esta, ayudaron a localizar a la hermana, aquí en Cuba."

Para Nuris la unidad de las familias es algo singular y hermoso. "Están al tanto de cualquier situación, el problema de una madre, de una esposa, un hijo. Incluso escriben y no hay algo que hagan a título personal. A veces te encuentras que el que redacta una carta lo hace en nombre de todos y firma de último".

LA PRETENSIÓN ES SENTAR EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS AL GOBIERNO DE CUBA

En su oficina, donde siempre hay algún detalle que descubre la relación de ella con los Cinco y sus familiares, la abogada nos lleva casi de la mano por un proceso que traspasa ya los cinco años; en estos momentos a la espera de un veredicto, luego de haberse celebrado el pasado 10 de marzo la vista oral para la apelación del juicio que los condenó.

"Estamos en un momento muy importante. Aún no conocemos si los jueces han adoptado un veredicto, o si está pendiente de ser adoptado. Eso puede suceder en cualquier minuto, hora, momento. Tendrán que ponerse de acuerdo y después uno de ellos redactará la sentencia.

"En la vista, los abogados se reafirmaron mutuamente a todos los quebrantamientos constitucionales y de ley que han tenido lugar en el proceso. Se notó que los jueces habían estudiado el caso y tenían la certeza de que el cargo tres, de conspiración para cometer asesinato, imputado a Gerardo, es totalmente improcedente. Para mí el caso no se politiza con ese cargo, sino que esto ocurrió desde el mismo momento de la detención, el 12 de septiembre de 1998.

"La pretensión es sentar en el banquillo de los acusados a un hombre para que este personalice a Fidel Castro, al Gobierno de Cuba y eso es totalmente injusto. Además, el hecho del derribo de las avionetas, como toda la política que han venido imponiendo las organizaciones de derecha de la comunidad cubana en los Estados Unidos, es una responsabilidad del gobierno norteamericano.

"De ahí la necesidad de que los Cinco obtuvieran información sobre las acciones de las organizaciones de derecha de la comunidad cubana radicada en Miami, lo que hicieron justamente es por amor a la Patria, por la necesidad de luchar contra el terrorismo.

"Hay un principio del Derecho que Estados Unidos hace suyo: el acto de neutralidad, el cual se hace ilícito cuando permite que se organicen y financien acciones terroristas contra Cuba desde su territorio, sin tener una declaración de guerra formal. Crean y facilitan este accionar ilegal y no pasa nada. Saben que están ocurriendo hechos que ponen en peligro la seguridad de personas inocentes y no toman medidas."

LA DEFENSA REAFIRMÓ LA AUSENCIA DE GARANTÍAS CONSTITUCIONALES

"Esa fue una de las cuestiones que se reafirmó en la audiencia en un tiempo muy breve. Se disponía de 15 minutos por parte de la Defensa, aunque en realidad los abogados pudieron expresarse en 25. El equipo decidió que hablaran Richard Klugh y Joaquín Méndez, de la Oficina del Defensor Público, y Leonard I. Weinglass, abogado de Antonio Guerrero, quien recientemente estuvo aquí en Cuba.

"Richard comenzó explicando por qué es ilegal la imputación del cargo tres a Gerardo y reiteró el tema de la pésima conducta de la Fiscalía, cuando en el caso Ramírez versus Ashcroft alegó las mismas razones que había planteado la Defensa desde el inicio del caso para trasladar el juicio de Miami a otro lugar. Joaquín y Weinglass continuaron también con este tema.

"Por su parte, los jueces preguntaron insistentemente a la Fiscalía para que explicara por qué actuó de la manera en que lo hizo. Y luego la Defensa, cuando le correspondió el turno de la réplica, reafirmó lo que había estado planteando en cuanto a la ausencia de garantías constitucionales y respondió las preguntas de los jueces.

"Me inclino a pensar que los jueces pueden hacer un análisis ajustado al Derecho, que pueden percibir la falta de sentido de las imputaciones de los cargos tres y dos, este último de conspiración para cometer espionaje, un asunto demasiado forzado, pues la información obtenida por nuestros compañeros era pública, nada tenía que ver con entidades estatales."

EL VEREDICTO FUE LA DEMOSTRACIÓN EVIDENTE DE QUE ESTAMOS ANTE UN PROCESO POLÍTICO

"Los errores técnicos sobran en este proceso. No sólo en cuanto a las violaciones de las garantías constitucionales y de la Ley criminal federal, sino también un grupo de errores que tuvo la Corte ante la reiterada mala conducta de la Fiscalía; lo cual provocó que en el momento de aplicar las condenas no se tuvieron en cuenta principios técnicos. Se hizo, simplemente, una sumatoria de las condenas de los cargos.

"En realidad muy poco se ha hecho aplicando la técnica jurídica como está establecida. La Fiscalía en eso tiene un peso muy fuerte, porque ha estado maniobrando con la jueza, inculcando que no se puedan hacer las cosas de una manera, reformulando situaciones y lo ha hecho muy burdamente.

" Mi apreciación de la vista es que debería accederse a la solicitud de cambio de sede y eliminar los cargos mayores. Pero estamos ante un proceso político y la demostración evidente de eso lo fue el veredicto de la Corte de Miami. Confío entonces en el apego a la ley que puedan tener los jueces."

UN NUEVO JUICIO SERÍA IDEAL

"El jurado tenía la responsabilidad de evaluar los hechos; no conoce de Derecho; las instrucciones de la jueza fueron claras. Cómo se explica entonces que en menos de cuatro sesiones de trabajo ese veredicto tuviera resultados. Cómo se explica que en términos tan técnicos, como los cargos tres y dos, no haya formulado siquiera una pregunta.

"Ante el sostenido argumento de la Defensa de que no se podría hacer un juicio justo en esa localidad, la Corte -para garantizar determinada imparcialidad- incrementó a 166 el universo de personas, de las cuales seleccionaría l2 para integrar el jurado. No se puede decir que fueran malas personas, pero tampoco olvidar que viven en Miami, que allí estudian sus hijos, residen y se relacionan sus familiares. En realidad, estuvieron expuestas a un miedo insuperable, a las consecuencias de su decisión en este caso.

"La gente teme por lo que le pueda suceder y era real que podría haber implicaciones importantes, en dependencia del fallo que ellos tomaran. Por eso el veredicto fue de culpables, sobre los 26 cargos que se estaban discutiendo indistintamente. Cómo es posible que 12 personas se pongan de acuerdo en tiempo tan corto y que el principio de aislamiento del jurado no se hiciera en un caso tan importante como este.

"Ahora cabrían, entre muchas, tres posibilidades. El pronunciamiento por un nuevo juicio, en alguna localidad diferente, donde se puedan discutir todos los cargos imputados. Podrían adecuarse las condenas impuestas, o también dictarse un veredicto que elimine los cargos de conspiración y se pronuncie por un nuevo juicio. ¡Eso sería ideal! Por eso han trabajado los abogados.

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster