CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex  

Prisioneros del Imperio

Prisioneros del Imperio
  • Antonio Guerrero Rodríguez
  • Fernando González Llort
  • Gerardo Hernández Nordelo
  • Ramón Labañino Salazar
  • René González Sehwerert

Alarcón: contradicciones y mala intención contra Los Cinco

CUBA, 17 de junio de 2008. Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento de Cuba, afirmó hoy que la decisión de la Corte de Apelaciones de Atlanta en el caso de Los Cinco cubanos antiterroristas prisioneros en EE.UU., evidencia contradicciones e intencionalidad política.

El también miembro del Buró Político del Partido participó este lunes en la Mesa Redonda Informativa de la radio y televisión de la Isla, que analizó el tema de los patriotas, encarcelados injustamente desde hace casi 10 años.

Recordó Alarcón que Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González fueron apresados por el Buró Federal de Investigaciones el 12 de septiembre de 1998 en Miami, donde monitoreaban a organizaciones terroristas anticubanas para prevenir a su país sobre actos vandálicos.

Sin garantías procesales, como han probado los abogados de la Defensa y han reconocido prestigiosas organizaciones internacionales de juristas independientes, Los Cinco fueron sometidos a un amañado juicio en la propia urbe miamense, en un clima de hostilidad extrema.

El 8 de junio del 2001, un jurado declaró culpables a los acusados de un conjunto de 26 cargos inverosímiles. El cuatro de junio último tres jueces de apelaciones de Atlanta ratificaron la culpabilidad de Los Cinco, y retornaron al mismo tribunal de Miami los casos de Ramón (cadena perpetua más 18 años), Fernando (19 años) y Antonio (cadena perpetua más 10 años) para ser resentenciados.
La decisión reafirmó las sentencias contra René González (15 años) y Gerardo Hernández (dos cadenas perpetuas más 15 años).

Al respecto, precisó Alarcón detalles de la detención de Los Cinco, las circunstancias de su encarcelamiento y nuevas acusaciones presentadas por el Gobierno estadounidense en esa etapa, además de las constantes violaciones del debido proceso.

Abundó sobre los sucesos del 24 de febrero de 1996, cuando la aviación cubana derribó —por legítima decisión de las autoridades— avionetas de la organización terrorista Hermanos al Rescate, hechos de los cuales Los Cinco —afirmó— estuvieron totalmente ajenos.

Explicó las razones que determinaron la acción defensiva de Cuba, tomando en cuenta que reiteradamente violaban su espacio aéreo, situación que fue debidamente informada al Gobierno de Estados Unidos, advertido sobre las actividades de los contrarrevolucionarios, lo que conocía ampliamente el Buró Federal de Investigaciones de ese país.

El tribunal exageró al imponer cadenas perpetuas a acusados que no se habían apoderado ni transmitieron secreto alguno, ni dañaron a los Estados Unidos, subrayó el Presidente de la Asamblea Nacional, quien llamó la atención sobre la existencia de una intención vengativa contra Los Cinco.
Citó Alarcón casos de espías que trabajaron durante años para administraciones estadounidenses, quienes luego de apresados y juzgados recibieron sanciones muy inferiores a las que aplicaron a Los Cinco, a quienes nunca se les ha probado que cometieron delito de espionaje.

También citó el caso de José Padilla, puertorriqueño acusado de secuestro y colaboración con Al Qaeda, quien fue sancionado a 17 años y cuatro meses, luego de juzgarlo en la corte del distrito Sur de la Florida, la misma que impuso cadena perpetua al cubano Gerardo por conspirar para cometer asesinato, sin haberle encontrado ni un papel en su poder para probar ese cargo.

Alarcón recordó que toda persona es inocente hasta que un tribunal, más allá de cualquier duda razonable, se convenza de que la persona es culpable, y citó contradicciones en la ejecutoria de tribunales, jurados, fiscales y jueces actuantes en el caso de Los Cinco, que demuestran la nulidad de las sentencias.

La confrontación entre las consideraciones escritas por los tres jueces de la corte de apelaciones demuestra profundas contradicciones entre los magistrados, subrayó Alarcón.

En la Mesa Redonda se transmitieron declaraciones del abogado Paul Mc Kenna —abogado defensor de Gerardo—, quien dijo estar decepcionado con la decisión del Tribunal de Apelaciones, pero mantiene esperanzas y expectativas sobre la posibilidad de obtener mejores resultados.
Se refirió a las opiniones escritas de los jueces actuantes y subrayó que no hay evidencias para sustentar el cargo de conspiración para cometer asesinato.

Finalmente vaticinó que la lucha por la liberación de Los Cinco puede demorar varios años, pero habrá que seguir luchando.

El abogado Roberto González, hermano de René y colaborador del equipo de defensa de Los Cinco, abundó en explicaciones jurídicas del caso y la actuación de los magistrados, y precisó que la jueza Kravitch hizo un análisis certero de la falta de evidencias para condenar a Gerardo por el cargo tres: "Conspiración para cometer asesinato".

Indicó González que la apelación proseguirá ante los jueces del circuito, con la intención de que el Pleno reconsidere el fallo, aunque nada puede impedir que la jueza Lenard, de Miami, llame a resentenciar a los tres acusados (Ramón, Fernando y Antonio), mientras el caso continúe hacia la Corte Suprema con todos los elementos apelativos.

El periodista Reynaldo Taladrid explicó que el juez William Prior, ex fiscal en Alabama —ponente en el fallo contra Los Cinco— aplica su mentalidad total de extrema derecha, y fue impuesto por el presidente George W. Bush en el cargo vitalicio en el Tribunal de Apelaciones, a pesar del rechazo de congresistas.

Alarcón se refirió a cómo los grandes medios de prensa ocultan intencionalmente información, como el pronunciamiento de medio millón de jóvenes canadienses por la liberación de Los Cinco.

Debemos tratar —remarcó— de que los norteamericanos se enteren de las verdades y seguir apelando a todas las instancias, porque se trata de cinco patriotas inocentes que pasaron en prisión los días de los padres y de las madres, día por día, durante casi 10 años, sin razón alguna y es hora de que regresen. (Cubaminrex-AIN)

<< Atrás

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al WebmasterEscribir al Webmaster