CubaMinrex. Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

  English   RSS Cubaminrex Recomendar esta página


 
 
 
 
 
DOCUMENTOS DE INTERÉS
 
SITIOS RELACIONADOS:
 
 

Sitio oficial de Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información



yudaisi

ARTÍCULOS

- Cinq stratégies en 2006: l’armée des Etats-Unis est à l’offensive sur Internet
- Bloqueo en Internet (III y final). Estados Unidos realiza cercos virtuales   extraterritoriales contra Cuba
- Bloqueo en Internet a Cuba (II)
- Estados Unidos bloquea Internet en Cuba (l)
- Cómo utiliza Cuba la Internet
- Pisadas en pavimento fresco
- La red social
- ¡Ahí viene el lobo!
- INTERNET y uso económico en Cuba
- Softwares proscritos
- El bloqueo también alcanza a internet
- Internet en Cuba: año diez
- Las lenguas, Internet y el poder
- Ojos espías para la web
- Infomed

- Reitera Cuba sus conceptos de justicia social
- Los peligros del mouse
- La guerra de los Gigabytes
- Camino a una justa Sociedad de la Información
- El control de Internet
- De cara a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información..
- El Club de la Iniciación
- Inteligencia Multiplicada

- TIC al Estilo Cubano

- Una carrera cada vez más veloz

- Muros virtuales (I)
- Educación en los más apartados rincones de Cuba
- Se crea multimedia sobre la obra de Montoto 
- TICs vs desastres
- La versión de Cuba en Internet
HIPERMAX: equipo cubano para medir la presión arterial
-
Avances de la informatización en Cuba
- Nuevo sistema electrocardiográfico cubano
- Un software para el proceso electoral
- Los mitos del imperio virtual
- Entrevista al Ministro de Informática y las Comunicaciones de Cuba


Internet en Cuba: año diez

Un arma eficaz para el desarrollo cultural, científico, educacional y económico del país

Por Alexis Schlachter
Tomado del periódico Granma,
27 de abril del 2006

Se cumple este año el décimo aniversario del acceso de Cuba a los servicios de Internet, la red de redes del conocimiento múltiple en el llamado ciberespacio, con un positivo balance en todos los frentes de trabajo del país.

Corría 1996 cuando la doctora Rosa Elena Simeón, entonces titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, durante el acto de inauguración señaló el difícil camino que se iniciaba y calificó la puesta en marcha de Internet en nuestro territorio como “lucha compleja donde tendremos que aplicar toda nuestra inteligencia, creatividad y disciplina con el fin de aprovechar al máximo las oportunidades de información para ramas vitales...”

La existencia de 377 000 computadoras, con una proporción de 3,4 por cada 100 habitantes y un elevado uso benéfico, permite afirmar hoy que Cuba extiende la socialización de las Nuevas Tecnologías de la Información (TIC).

Ese promedio aumenta considerablemente al ubicarse esos equipos en centros de estudio, culturales, industriales y de la salud, además del sistema bancario y las oficinas de correos.

Por ejemplo, el ciento por ciento de los centros de enseñanza del país usan las TIC como apoyo a los programas de clases, junto a televisores y videos, lo que beneficia a dos millones 230 658 estudiantes y a las 12 784 escuelas existentes.

Todas las casas de estudio del país emplean computadoras en el proceso docente-educativo, incluyendo 2 368 escuelas rurales con paneles solares fotovoltaicos, entre estas 93 que tienen como matrícula un solo alumno.

Al mismo tiempo, aumenta el número de personas con acceso a Internet, y los usuarios del correo electrónico —unos 900 000—, para lo cual existen salas públicas que brindan esos servicios. Solo a través de la red de la salud, INFOMED, acceden personalmente cerca de 30 000 profesionales, médicos y paramédicos. En ese mismo sector actualmente se expande la informatización y conexión en red de consultorios del médico y la enfermera de la familia, núcleo fundamental de la atención primaria de salud a la población.

¿Y que decir de la economía?

El empresario que en estos tiempos tenga solo una parte de la información, por amplia y actualizada que esta sea, dejará abierto el camino al fracaso.

Similares comentarios pudieran hacerse con relación a las premisas para valorar nuevos experimentos científicos en Cuba. Internet permite conocer rápidamente qué se ha hecho en cualquier parte del mundo en cualquier disciplina de la ciencia, quiénes y bajo cuáles presupuestos teóricos.

¿Qué evita esto en el mundo de la ciencia? Pues, por un lado perder el tiempo en repetir lo que otros han hecho y, paralelamente, acelerar el camino de las investigaciones para, finalmente, comprobar la novedad u obsolescencia de las ideas puestas sobre el tapete. No se pierden tiempo ni recursos.

¿Y del amplio mundo de conocimientos actualizados que abre Internet entre los estudiantes, cualesquiera que sean el grado y la edad?

Véase por donde se vea la amplia avenida de Internet que Cuba comenzó a transitar hace un decenio, hoy permite acelerar el paso hacia el pleno desarrollo económico, científico y cultural del país.

Sin contar con la capacidad multiplicadora que ha permitido darle a los mensajes cubanos de paz y solidaridad emitidos a diario desde entidades estatales, ministerios, organizaciones no gubernamentales y personas con acceso individual a la red de redes. Hoy, en este mundo complejo y ancho, la verdad de Cuba se encuentra en cualquier rincón, cada día, a toda hora, gracias a Internet. Los Cinco Héroes presos injustamente en cárceles de Estados Unidos, son defendidos mediante Internet dentro del territorio del Imperio al igual que en el resto del planeta.

En su décimo aniversario, Internet en Cuba señala caminos de avance en todos los campos del quehacer humano.

Historia de una red

Internet es palabra escrita en idioma inglés que significa “en la red”. Sus orígenes se remontan a un proyecto militar estadounidense que pretendía obtener una red de comunicaciones segura que se pudiese mantener aunque fallase alguno de sus puntos de apoyo. Así nació ARPA, red de información iniciada en 1960, que se propuso conectar equipos localizados en sitios dispersos, independientemente de que algunos estuvieran fuera de servicio en un momento determinado dentro de un conflicto militar. Los sistemas o protocolos que permitieron finalmente tal interconexión fueron desarrollados en 1973 por el informático Vinton Cerf y el ingeniero, también estadounidense, Robert Kahn, conocidos como Protocolo de Internet (IP) y Protocolo de Control de Transmisión (TCP).

Fuera ya del ámbito estrictamente militar, esta Internet incipiente (llamada ARPANET en su primera etapa) tuvo un gran desarrollo en Estados Unidos, conectando gran cantidad de universidades y centros de investigación. A la red se unieron centros de Europa y del resto del mundo, formando lo que se conoce como la gran telaraña mundial (World Wide Web); en 1990 ARPANET dejó de existir.

A finales de 1989, el informático británico Timothy Berners-Lee desarrolló la World Wide Web para la Organización Europea de Investigación Nuclear. Su plan era crear una red para el intercambio de información entre los investigadores que participaban en proyectos vinculados a esta organización. El objetivo se logró utilizando archivos que contenían la información en forma de textos, gráficos, sonido y videos. Este sistema de hipertextos fue el que propició el extraordinario desarrollo de Internet como medio a través del cual circula gran cantidad de información, por el que se puede navegar utilizando los llamados hipervínculos.

En estos momentos se está desarrollando lo que se conoce como Internet 2, una redefinición del sistema que tiene como objetivo principal el intercambio de datos multimedia en tiempo real; tal avance ha de venir de la mano de la mejora en las líneas de comunicación con el ancho de banda como principal aliado.

El 90% de las informaciones en Internet se genera en idioma inglés para alrededor de 300 millones de computadoras diseminadas en todo el mundo, fundamentalmente en países con alto desarrollo económico.

 

 

Las lenguas, Internet y el poder

Por Joaquín Rivery Tur
Tomado de Granma,
27 de febrero del 2006

La primera noticia que recibí fue que en el planeta hay alrededor de

6 000 idiomas. No imaginaba que en la Tierra hubiese tantas personas hablando tantas lenguas diferentes. Casi un millón por cada una. Y como hay naciones con muchos millones de habitantes, pues la cuenta normal sería que hubiese menos formas orales de comunicación entre los seres humanos.

La segunda noticia, mala, fue el pronóstico de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de que casi la mitad de esos idiomas corren el riesgo de desaparecer durante el presente siglo.

La información que no obtuve fue saber cuántas lenguas había en el planeta hace, digamos, 500 años, cuando comenzó la colonización del mundo por parte de los países europeos, y cuántas hay de menos al iniciarse la centuria 21, desaparecidas por los conquistadores.

La colonización europea significó la destrucción de culturas completas. Jamás sabremos, por ejemplo, cómo hablaban o cantaban los taínos en Cuba, o la población originaria de La Española, Puerto Rico, Jamaica o el resto del Caribe. La brutalidad de los conquistadores, su fuerza tecnológica, estaba dirigida a buscar oro y tributar a las potencias europeas, aserto que sirve lo mismo para América, África o Asia.

La colonización, la explotación, que los del norte buscan prolongar por otras vías, ha sido un factor de desaparición de lenguas, y la preocupación de la UNESCO es completamente válida, pero habría que extender un poco las causas de que muera un idioma originario de un lugar u otro.

La aseveración del organismo de la ONU se encuentra en un informe titulado Hacia las sociedades del conocimiento, donde se encuentra la consideración de que la extinción lingüística está siendo provocada por la popularización de Internet, en la cual tres de cada cuatro páginas están redactadas en inglés.

Esto es una proporción que va en contra de los demás idiomas del mundo, al menos en contra de los más importantes, porque en Internet hay lenguas de muy poco uso. Entra el factor de poder. Estados Unidos es el país donde se inventó Internet y, sobre todo, es su gobierno el que tiene el poder de controlar la red de redes del ciberespacio.

En esas condiciones, la UNESCO considera que corren más peligro de esfumarse las lenguas de tribus en los países africanos, donde casi nueve de diez podrían dejar de usarse en los 100 años siguientes.

No se puede olvidar tampoco que un número de idiomas hablados por ciertas etnias americanas, ya muy reducidas, corren el mismo peligro por el avance de la llamada "civilización" a zonas de tribus pequeñas que, al tejerse con la avalancha de conquistadores de nuevas tierras, pueden llegar a ser aplastadas. ¿Cuántas de las lenguas originales del territorio norteamericano se conservan o sobrevivieron a la gran carnicería de la expansión hacia el oeste?

El problema de Internet tiene cierto valor, pero no absoluto, porque uno se pregunta ¿qué parte de la población latinoamericana tiene acceso a Internet? ¿Y de África? Acaso todos los filipinos, los indonesios y los habitantes de otras islas del Pacífico y de países de Asia tienen en su casa una computadora.

Muchos ni siquiera conocen qué es eso, o un teléfono común y corriente, por no mencionar las últimas generaciones de celulares que toman fotos y poseen una pantalla de televisión.

La preponderancia del inglés surge, por supuesto, del desarrollo económico y militar de países como Estados Unidos y Gran Bretaña —fundamentalmente del poder de Washington—, a los que se unen naciones de lenguas muy poco comunes como el noruego, el sueco, el danés y otros que se ven en la necesidad de emplear ese idioma para que los entiendan.

Actualmente, solo el 11% de la población mundial tiene acceso a la red de redes y el 90% de los usuarios vive en los países industrializados. En el Tercer Mundo todavía falta mucho para considerar que el ciberespacio es un elemento realmente globalizado, sobre todo en África.

La "brecha digital", por tanto, no es más que el reflejo de la brecha en el dominio de los conocimientos, el abismo entre la opulencia y la miseria, entre el desarrollo y el subdesarrollo. Hay que eliminarla para que la Tierra sea un poco más equitativa y un poco más humana.

Ojos espías para la web

Amaury del Valle
Tomado de Juventud Rebelde
2 de febrero de 2006

Estados Unidos quiere saber qué hacen las personas que acceden a Google, Yahoo y MSN Hotmail, los principales buscadores de información en Internet


La noticia de que el gobierno norteamericano ha exigido a Google y a otros importantes sitios de búsqueda de información en Internet que revelen detalles de sus usuarios ha caído como un balde de agua fría para quienes en ese país, o en el resto del mundo, aún creían en la supuesta “ciberdemocracia”.

Se trata, en sí, de otra vuelta de tuerca en el engrasado sistema de espionaje puesto en marcha por la administración Bush para indagar en la vida íntima de sus ciudadanos, con el consabido pretexto de estar luchando contra el terrorismo.

La justificación, al menos esta vez, no es la amenaza de actos agresivos en territorios de la Unión o contra sus objetivos en diversas partes del mundo. Ahora el Fiscal General de Estados Unidos afirma que la información de qué es lo que buscan los norteamericanos en Internet es necesaria para combatir el fenómeno de la pornografía infantil por Internet y por ende la pedofilia.

Con este argumento en mano, la Fiscalía que dirige Alberto Gonzales pidió a Google y a otros portales de búsqueda como Yahoo! o MSN con su Hotmail, de Microsoft, una muestra al azar de un millón de direcciones de Internet, así como el registro de billones de búsquedas realizadas en el buscador a lo largo de una semana determinada.

Todo estaría en el silencio si los creadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, dos jóvenes que fundaron el sitio en 1995 cuando eran estudiantes de la universidad de Stanford, no hubieran protestado por lo que consideraron una violación de la privacidad, pues tanto Yahoo! como MSN accedieron a colaborar con el gobierno para no buscarse problemas.

EN BOCA CERRADA…

El escándalo ha provocado una nueva oleada de rechazo entre los defensores de los derechos civiles en la sociedad norteamericana; pero también ha sacudido los cimientos éticos de varias empresas de Silicon Valley, el famoso valle meca de la tecnología en Estados Unidos, donde tiene su sede, entre otros, el todopoderoso Microsoft, creador de Windows, el sistema operativo más extendido en el planeta.

Resulta que tanto esta corporación como Yahoo! accedieron a los requerimientos del gobierno siempre con el pretexto de hacerlo para ayudar a combatir la pornografía, pero nadie puede saber a ciencia cierta cuánta y qué información dieron de sus cibernautas.

Esta historia de espiar Internet no es nueva en la Casa Blanca; ya que desde la controvertida Ley Patriótica, aprobada después de los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Nueva York, el gobierno se reservó el derecho de intervenir las comunicaciones sin necesidad de una orden judicial previa, para espiar a todo aquel que considere sospechoso.

Si bien las posibilidades técnicas son infinitas para fisgonear en su vida íntima digital, dígase teléfono, correo electrónico, fax o búsquedas en Internet, existen ciertas limitaciones que en ocasiones son un impedimento para los sabuesos.

Por eso espanta el hecho de que tanto Yahoo! como MSN, ambos con los sistemas de correo electrónico gratuitos más grandes del mundo, afirmen con desenfado que no les parece mal “colaborar” con el gobierno en el espionaje, ya que virtualmente están reconociendo que les abren las puertas a los agentes federales para violar sin reparos la privacidad de las comunicaciones.

Lo más preocupante es que Alberto Gonzales, investido por Bush como Fiscal General, está utilizando el tema de la pornografía y la necesidad de información sobre los hábitos en la Red de los cibernautas, para convertir en ley un proyecto que le permitiría al gobierno saber qué es lo que los norteamericanos buscan en Internet.

Por eso la pugna llegó a palabras mayúsculas la semana pasada, cuando Google recibió una orden judicial remitida por un juzgado de San José, donde se le conminó a entregar la información so pena de ir a juicio. Y aunque el debate no ha llegado a su fin, no sería nada raro ver que dentro de poco se lograra un acuerdo entre empresa y gobierno, pues ni a los primeros les conviene un juicio millonario, ni a los segundos otro escándalo por los métodos fascistoides de la actual administración.

CORREO ABIERTO

Si como afirma un nuevo ranking publicado por la consultora ComScore, el portal Google lidera a los buscadores en Estados Unidos al sumar el 40 por ciento de las búsquedas realizadas por los usuarios de este país, y a este le siguen Yahoo! con el 30 por ciento, y MSN con el 14, de tener el gobierno de Bush acceso a esas bases de datos vería prácticamente una radiografía de qué hace cada ciudadano en Internet.

Incluso de sus exigencias actuales no escapan ni siquiera portales menos visitados, como Time Warner, que incluye America Online; o Ask Jeeves, propiedad de InterActiveCorp, ambos considerados respectivamente cuarto y quinto buscadores en importancia a nivel de Estados Unidos y del mundo.

Hasta las cuentas de correo electrónico gratuito, que se suponen reservan la privacidad de sus signatarios, están a merced del ojo avizor del espionaje con este proyecto, pues a pesar de que muchas personas usan seudónimos e incluso inventan datos a la hora de suscribirse, el sistema de espionaje es capaz de determinar desde qué máquina se conecta y por ende potencialmente capaz de llegar hasta el usuario.

La situación es sumamente complicada para un país como ese, donde los niveles de conexión son muy altos, y más en el actual contexto, ya que la Casa Blanca considera “sospechosos” desde un terrorista hasta un activista de los derechos civiles e incluso a los familiares de los soldados muertos en Iraq, o hasta los mismos combatientes que se encuentran en ese país ocupado.

CENSURA EN IRAQ

Un ejemplo de esto es el caso de Jason Christopher Hartley, un soldado de 31 años que estuvo dos en Iraq, donde fue degradado desde sargento a soldado y además multado, pues el mando del Ejército consideró que en su página web o bitácora (blog) violó “normas de secreto militar”.

Si bien es verdad que en el blog www.justanothersoldier.com (un simple soldado más) Hartley describió en detalle la vía utilizada por su unidad para acceder a Iraq, lo que el Ejército considera que puede poner en peligro a los aviones estadounidenses que utilizan esa misma vía; o reveló que las últimas tres balas que tiene siempre en su cargador eran balas trazadoras, lo que permite a los atacantes saber cuándo se les han acabado las municiones a los soldados, todo parece indicar que lo más molesto fueron sus comentarios sobre la baja “disposición combativa” de los militares que están en suelo iraquí.

Este es solo un ejemplo entre los varios soldados que han sido degradados y multados por el contenido de sus publicaciones en Internet, que muchas veces son simples correos electrónicos o páginas personales para comunicarse con sus familiares, donde exponen sus sentimientos de frustración y desánimo, lo que contradice la visión “victoriosa” que se quiere dar de las tropas invasoras.

De hecho, el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Peter Schoomaker, no tuvo más remedio que confirmar a la prensa que existe un férreo sistema de censura y hasta una unidad especializada para vigilar de cerca el contenido de todas las publicaciones de los soldados por Internet, que si no son “adecuadas”, pueden acarrearles castigos como multas, degradaciones o la cárcel.

Y esto es con sus propios soldados...




Infomed

A cargo de: Rosa Miriam Elizalde
Tomado de periódico Juventud Rebelde
31 de enero de 2006

Me consta que la Internet está rodeada de hechicerías. Tal vez la más común nos presenta a la red como paradigma de independencia, como la gran olla en la que se guisan todos nuestros sueños de integración y se redimen nuestras frustraciones, ignorando que entre los gritos libertarios y la posibilidad del trabajo cooperativo, pesa siempre el origen del gran invento de la era global.

Es verdad que buena parte de la Internet mantiene una relación crítica con el sistema que le dio origen, pero como ocurre en la familia en que los hijos se parecen más a la sociedad en que viven que a sus padres, la red es solo uno de los espejos en que se representa el mundo inhóspito que nos ha tocado en suerte. No es casualidad que el 51,9 por ciento de los que acceden a la red viven en los EE.UU., Canadá y Europa, mientras solo un 2,5 por ciento están en África, por lo que “el ciberespacio, por sí solo, jamás cumplirá su promesa de libertad”, como repetía hasta el cansancio Javier Marías, filósofo español recientemente fallecido que encaró con lucidez esta dramática relación: “Abandonado a su propio destino —decía—, el ciberespacio se convertirá en una herramienta perfecta para el control”.

A juzgar por el affaire del espionaje electrónico que sacude la sociedad norteamericana y dispara las alarmas mucho más allá del Empire State, no hay ninguna duda. Sin embargo, no pocas veces por las rendijas del sistema se cuelan noticias que nos dicen que hay esperanzas, y que quejarse y abominar de las desgracias de la época jamás conduce a nada, mientras uno no esté dispuesto a apearse de ellas.

¿Quién diría que en la más importante revista científica de Internet y Salud del mundo se reconocería como modelo un proyecto cubano, sostenido más por criterios de colaboración y participación que por novedades técnicas? ¿Cómo explicar que Infomed, portal web y red nacional de información y comunicación en temas de salud, aparezca hoy como referente para los académicos?

El Journal of Medical Internet Research dice, ni más ni menos, que “Internet y las tecnologías de comunicación pueden contribuir a la infraestructura de los sistemas nacionales de salud y extender los mercados globales de servicios de salud. El sistema cubano de salud ofrece un modelo que muestra cómo un portal nacional de información de salud contribuye a la integración de sus componentes, incluidas la investigación, la educación y la prestación de servicios, así como el intercambio internacional de productos médicos”.*

En otras palabras, dice que esta red no solo puede hacer a una comunidad profesional más sabia, colaborando libremente para extender la vida con dignidad, sino que valdría la pena conocer y multiplicar el proyecto. Una noticia como esta puede parecer a algunos casi nada, y sin embargo, dice más, muchísimo más a favor de un modelo de solidaridad que todas las fantasías que por el océano de la red hoy naufragan.

*El artículo, firmado por la Doctora en Ciencias Ann C. Séror, investigadora de la Universidad de Laval, Canadá, puede ser consultado en línea en: http://www.jmir.org/2006/1/e1/

Reitera Cuba sus conceptos de justicia social

La Habana, 14 nov (AIN) Cuba buscará decisiones que permitan universalizar las ventajas de la llamada Sociedad de la Información, como parte de las negociaciones previas a la Cumbre Mundial que sobre el tema comienzan en Túnez.

Jorge Luis Perdomo, viceministro de Informática y Comunicaciones de la nación caribeña, dijo a la prensa que la brecha digital existente entre países ricos y en desarrollo solo puede ser salvada teniendo como principios básicos los conceptos de justicia social, participación popular, equidad y solidaridad, informa hoy el rotativo Granma.

En ese sentido, la delegación de la Isla centrará sus esfuerzos en lograr acuerdos que permitan generalizar los beneficios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), atendiendo los obstáculos que afectan a los países subdesarrollados para la realización de ese propósito.

Perdomo añadió que la cooperación entre países pobres permitiría potenciar las capacidades productivas y creadoras planteadas por esta nueva revolución tecnológica y del conocimiento en beneficio de todos los pueblos.

La tecnología no es neutral, responde siempre a los intereses de quienes la poseen y la aplican, afirmó el funcionario. Y por esta razón, pese a la extensión de las TIC por el mundo, los estados pobres están más lejos de alcanzarlas, agregó.

Cuba defiende el concepto de que el uso masivo de las TIC no es un fin en sí mismo, sino una herramienta poderosa para lograr el desarrollo, agregó el Viceministro al referise a la posición que nuestro país adoptará en la Cumbre, que se efectuará del 16 al 18 próximos.

Persomo indicó que por ello se hace necesario el establecimiento de un orden económico internacional justo que se base en la participación real de todos los pueblos, para la adopción de decisiones que tengan que ver con su bienestar y su futuro.

Los peligros del mouse

  • Trabajar con una computadora no solo puede ayudarnos en múltiples tareas, sino también enfermarnos por su uso incorrecto

Tomado del Boletín Informática de Juventud Rebelde
14 de noviembre del 2005

Aunque el uso extensivo de la computación puede ayudarnos a aumentar nuestros conocimientos, ahorrarnos tiempo en múltiples ocupaciones o darnos placer, entre muchas otras satisfacciones, también puede afectarnos.

Dejando a un lado casos extremos de ciberadicción, un síndrome psiquiátrico cada vez más frecuente y preocupante, que abordaremos posteriormente, lo cierto es que el uso, o mejor dicho, el abuso de la computadora, es sumamente dañino para el ser humano.

Sus efectos pueden ir desde potenciar problemas en la vista, causar trastornos en las articulaciones, alentar desórdenes alimenticios, metabólicos e incluso emocionales, hasta cefaleas, insomnio, ansiedad, depresión, dificultades motoras, problemas menstruales e incluso impotencia sexual.

No es extraño que personas sin problemas de salud comiencen a sentir diversas molestias tras largas horas delante de un monitor, una anomalía que si bien no se manifiesta de igual manera en todos los individuos, puede agravarse de acuerdo con la ocupación y otros antecedentes personales.

Sin embargo, muchas veces la causa de estas incomodidades no es precisamente la computadora en sí, sino el mal uso que de ella se hace, y en especial el no guardar ciertas consideraciones al trabajar. El tema, que ya hemos tratado en ocasiones anteriores, por su importancia merece un nuevo acercamiento.

¿ADIÓS AL 20x20?

De todas las dificultades que acarrea el abuso de la informática la más recurrente son los problemas en la vista. Sequedad, ardor, picazón, quemazón, lagrimeo, cambios en la percepción del color, visión borrosa o sensación de tener basura en los ojos son las manifestaciones más frecuentes.

La raíz de esta situación hay que buscarla, según los expertos, en el propio origen de la raza humana y en su peculiaridad de predador. De hecho, el sistema visual humano está diseñado para trabajar habitualmente a lo lejos (como todo cazador), y solo para desempeñarse a corta distancia durante períodos breves, todo lo contrario de lo que sucede con las pantallas de los monitores.

Estas se aprecian en dos dimensiones y le falta la tridimensionalidad tan necesaria para que la retina se acomode a su función originaria y por ende no tenga que esforzarse tanto. A esto agréguesele la postura incómoda que la mayoría de las personas adoptan, la letra pequeña, deficitaria iluminación, el brillo natural de la pantalla y otros factores, y tendrá un coctel explosivo para cualquiera que se precie de su 20x20.

Diversos estudios han detallado con profusión el problema. Por ejemplo, hace más de diez años el Consejo Argentino de Oftalmología publicó una investigación titulada El trabajo con pantallas de computadoras, donde afirma que a estos factores de riesgo hay que agregarle otros elementos agresivos, como una postura sedentaria e intensa tarea de cerca o la alimentación frugal y deficitaria.

La investigación precisó que no solo la visión es dañada, sino que a su vez la constante observación fija y cercana tensiona todo el sistema muscular y nervioso, provocando una sobrecarga acumulativa, que degenera a largo plazo en problemas diversos.

Incluso, los expertos afirman que este padecimiento puede agruparse en el llamado “estrés visual”, definido como “la inhabilidad de la persona para procesar determinada información visual de una manera confortable y eficiente”.

CLICKEO NOCIVO

El sistema muscular es otro de los extraordinariamente afectados por el sobreuso de la computadora. En especial son los niños el sector más débil, al no estar completamente desarrollada su estructura ósea y ser por tanto muy susceptibles.

Las causas fundamentales de estos problemas son los movimientos repetitivos y estereotipados clásicos del trabajo con teclados, así como el ‘clickeo’ constante y la rapidez de movimiento que imprime la mano al mouse.

Casi siempre tras largas horas de labor continua esto deviene en dolor en los miembros superiores, espalda, cuello, hombro, y específicamente en el codo, antebrazo, muñeca y dedo.

Quizá lo más temible sea la aparición de patologías graves como la enfermedad de De Quervain’s, una afectación de los tendones comúnmente conocida como el pulgar en gatillo, o la epicondilitis humeral, muy similar al conocido “codo del tenista”, así como daños al tejido conectivo, en el fibrocartílago, ligamentos y tejido sinovial, o las fatigas y la prevalencia de procesos inflamatorios de diversos tipos.

Entre todas, una de las más extendidas es el Síndrome del túnel carpiano, que se caracteriza por la compresión del nervio mediano a su paso bajo el ligamento de la muñeca, por donde van a su vez la mayor parte de los tendones flexores de la muñeca y dedos, así como otros nervios.

Además de las inflamaciones, el dolor intenso que provoca en la muñeca y los tres primeros dedos, o la sensación de hormigueos y acorchamiento, el mal puede degenerar en una atrofia de los músculos cortos del pulgar, algo que al final casi siempre solo el bisturí puede resolver.

Aunque hay otros factores que pueden afectar el túnel carpiano, como el embarazo, enfermedades reumáticas o tumoraciones locales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera esto como una enfermedad profesional derivada de microtraumatismos y sobreesfuerzos repetidos, resultado de la falta de descanso adecuado de la muñeca, algo típico del trabajo informático.

Por si fuera poco, los ortopédicos también han mostrado preocupación por el hecho de que las posturas inadecuadas durante largas horas ante una computadora pueden agravar u ocasionar hernias discales y otros síndromes cervicales, que a su vez causan insomnio, cefalea y dolor lumbar.

CONSEJOS ÚTILES

No se trata de botar la computadora por la ventana o tenerle miedo a su uso extensivo, muchas veces imprescindible en el desarrollo laboral cotidiano de la vida moderna. La solución está en aplicar determinadas medidas de protección para atenuar sus efectos nocivos.

Para la vista, por ejemplo, los expertos recomiendan las pantallas de un solo color, por ser las menos agotadoras, y en especial la combinación de letras negras sobre fondo blanco. Igualmente sugieren desechar el rojo o el azul para los caracteres.

La Organización Internacional del Trabajo, por su parte, indica que las letras deben tener por lo menos de 2,5 a 3 mm de altura (un puntaje de 12 ó 14 en los procesadores de texto), y ser de formas redondeadas. E insisten en la necesidad de los cristales protectores de pantalla para suavizar la luminosidad de los monitores.

También los oftalmólogos coinciden en que los locales deben estar bien iluminados, sin que por ello la luz se refleje en el monitor, con paredes de colores claros pero no blanco, y tener la pantalla a 50-70 centímetros de los ojos, así como poner los papeles y el teclado también a esa distancia, para evitar cambios en el tono acomodativo de la vista.

El ángulo visual más cómodo es de unos 10 a 20 grados por debajo de la línea casi horizontal que une el conducto auditivo con la comisura externa del ojo, y, en cualquier caso, el monitor no debe sobrepasar en altura la cabeza del operador.

Una pausa cada 20 ó 30 minutos de trabajo para estirar el cuerpo y fijar la vista en objetos lejanos, es muy necesaria, como también aprovechar ese tiempo para relajar la muñeca, hombros y otros músculos, algo que puede hacerse continuamente en la propia silla, estrujando entre las manos alguna pequeña pelota de esponja.

El cuerpo debe ocupar una posición cómoda, con la espalda dibujando un ángulo de 90 grados con respecto a las piernas, y usar una mesa baja para permitir que los brazos y manos descansen sobre el teclado con soltura.

¡Ah! Y no olvidarse nunca que no hay nada mejor en el mundo virtual que tener —literalmente— los pies bien puestos en el suelo, para así evitar sobrecargar a nuestra columna por todo el estrés de una jornada agotadora frente al monitor.

 

 

La guerra de los Gigabytes

Tomado del Boletín Informática de Juventud Rebelde

14 de noviembre del 2005

La multiplicidad de nuevos servicios que lanzan las empresas que hoy se pelean por el dominio de Internet esconde una lucha despiadada por lograr el monopolio de la red de redes

Las sospechas parecen confirmarse. Noticias aisladas divulgadas por varios medios de prensa mundiales apuntan, en su conjunto, a una fusión entre los grandes de la Informática y las telecomunicaciones, algo que no es nuevo, pero que ahora adquiere ribetes mayúsculos.

No es para menos. Las alianzas actuales involucran —por solo citar algunos— nombres tan altisonantes como Microsoft, dueño del omnipresente Windows; la multinacional IBM,fabricante de computadoras; los buscadores de Internet, Google, número uno en la red, y Yahoo, quien le sigue a la zaga, e incluso AOL, la mayor proveedora de conexión a la web de Estados Unidos y del mundo, y además filial del consorcio Time Warner, un emporio de todo tipo de medios de comunicación.

Quizá esto no diga mucho a simple vista, pero los cambios que traerán estos tejemanejes de los grandes pudieran no solo revolucionar el mundo informático tal como lo conocemos hoy en día. Lo más peligroso es que podrían dar pie a un megaconsorcio mundial de las comunicaciones, omnipotente en cualquiera de los campos donde ponga el pie.

Dominó Complicado

Tanta alarma parece injustificada si nos guiamos por las apariencias actuales, pues hasta el momento para nosotros, los usuarios de la computación y sus disímiles bondades, la lucha entre los gigantes nos ha traído buenas ventajas.

La más visible ha sido la constante salida de nuevas y mejores versiones de Windows, cuyo XP dista mucho del sistema de 1998, y no solo por la mejor apariencia. La empresa de Bill Gates, que ya prepara para el año próximo una nueva entrega, el Windows Vista, ha tenido en sus talones el crecimiento constante del software libre y su adopción de manera oficial en las instituciones estatales de muchos países, situación que lo obliga a caminar deprisa.

Tanto es así, que la semana pasada los chicos de Bill anunciaron que liberarán parte del código fuente de Windows, rompiendo así un secreto guardado bajo siete llaves.

Aunque muchos creen que se trata de una respuesta a Linux y el software libre, en realidad la jugada pretende quitarse de arriba las constantes demandas por prácticas monopólicas, y a la vez congraciarse con algunos gobiernos y empresas previamente escogidas, que serán quienes tendrán la gracia divina de ver el esqueleto de Windows.

Esta es, no obstante, una de las fichas de un dominó que se juega, por el momento, esencialmente en Internet. Y aunque los contrincantes están muy claros, nadie sabe muy bien todavía cuáles son las parejas.

Dos rivales sí están definidos: Google y Yahoo. Ambos son buscadores de contenidos en la Red; en primer y segundo lugar, respectivamente, en la preferencia de los cibernautas.

¿Quién busca más?

La historia no siempre fue así. En realidad, Yahoo surgió como uno de los pioneros en las búsquedas en Internet en 1994, año a partir del cual su sitio se complejizó con más y más servicios, hasta ser el gran portal que es hoy.

Google, que llegó después, fundado por dos jóvenes apasionados a la Informática —hoy en la lista de los 20 hombres más ricos de Estados Unidos—, a finales de los años 90 sobrepasó a su rival en las preferencias, en buena medida por su diseño sobrio y la gran cantidad de resultados de cualquier búsqueda.

Desde entonces, la lucha entre los dos ha sido encarnizada. Ambos han desplazado a otros buscadores como el MSN o AlltheWeb, con una publicidad basada en ser “el que más busca”, al punto de que cuando Google anunció que podía bucear entre 8 000 millones de páginas web, Yahoo no tardó en decir que había aumentado el alcance de sus resultados a unos 19 200 millones de sitios, y Google le replicó entonces que había triplicado el número de sitios que exploraba y que además sus resultados tenían más calidad.

Si la bronca hubiera quedado ahí todo fuera color de rosa. Pero Google le dio un puntapié a su rival al anunciar un correo electrónico gratuito con un gigabytes de capacidad, que dejaba ridículos los cien megas que hasta ese momento ofrecía el similar de Yahoo. Este por su parte aumentó su capacidad a un giga; Google subió a dos; Yahoo lo igualó y... ahí pararon por ahora, porque después de todo los servidores para soportar esa avalancha cuestan muy caros, y además la lucha pinta por otro lado.

Socios recientes

Hace poco Yahoo y Microsoft llamaron la atención de los expertos al anunciar que sus dos sistemas de mensajería on line instantánea, Messenger y MSN,respectivamente,en breve podrán interactuar entre sí, algo impensable hace unos meses, cuando se pedían la cabeza el uno al otro.

La primera víctima de este “pacto de caballeros” es a la vez el proyectado próximo bocado de Gates, la empresa America Online (AOL), de Time Warner, que en Estados Unidos concentra el 56 por ciento de este mercado, y que el padre de Windows sueña hace rato con merendársela.

Según cifras extraoficiales, con esta alianza, Microsoft y Yahoo concentrarán el 44 por ciento del mercado mundial de la mensajería, al formar la que se espera sea la mayor comunidad de usuarios del mundo, estimada en más de 275 millones.

Además, por añadidura, le ponen una zancadilla al Google Talk, un sistema de mensajería todavía poco usado, pero con muy buenas opciones, en especial por el volumen de archivos que permite compartir. El traspiés fabricado por los nuevos socios tampoco es el único.

Yahoo y Microsoft también han lanzado juntos su iniciativa de formar una gigantesca biblioteca digital, en un proyecto conocido como Open Content Alliance, que ya cuenta con dinero para digitalizar más de 300 000 libros, y que golpea en pleno rostro un intento similar de Google, casi fracasado por las demandas de no respetar los derechos de autor que le hicieron.

Temblores en Windows

Google no se ha quedado de brazos cruzados aguantando mansamente los cocotazos de ambos lados. Desde que su salida a la Bolsa hace 14 meses lo convirtiera en una de las empresas de tecnologías más cotizadas del mundo, prácticamente cada mes, a veces cada semana, ha asombrado con algo.

Además de su correo, su mensajería, su servicio de noticias y la posibilidad que da de escribir diarios personales en Internet, también le tiró un guiño a IBM en un acuerdo mediante el cual esta conectará su sistema de búsquedas corporativas, OmniFind, con el servicio de búsquedas gratuito para empresas de Google.

Y por si fuera poco, ha provocado no pocos temblores en Redmon, Virginia, donde radica Microsoft, al anunciar su alianza con el gigante de la tecnología Sun Microsystems, conocido por sus servidores y software de uso profesional, y en especial por lo bien que corren sus creaciones sobre el sistema operativo Linux.

Este negocio mutuo permitirá que en poco tiempo

—sin necesidad de instalar los programas en el disco duro y por tanto ahorrando gran cantidad de espacio— la gente pueda usar desde Internet procesadores de texto y planillas electrónicas on line.

O sea, tendrán acceso gratuito al OpenOffice de Sun, o lo que es igual, a un equivalente al archiconocido y costoso Microsoft Office, pues el paquete en oferta incluye también similares al procesador de textos Word, la hoja de cálculo Excel, el desarrollador de presentaciones Power Point y la base de datos Acces, entre otros.

Por un pedazo de cake

El estacazo ha sido tan fuerte que hasta el momento Bill Gates no ha anunciado su respuesta. Aunque tampoco nadie duda que la habrá. Y mucho menos que la guerra seguirá, quizá en otros campos y con nuevas peleas.

Por el momento los usuarios no están preocupados, pues la mayoría de estas opciones son gratuitas y puede accederse a una u otra a conveniencia. Son gratis, porque estas escaramuzas son los fuegos artificiales que esconden la carroza.

Google, Yahoo, Microsoft, Sun Microsystems, AOL o tantos otros, se están peleando por un pedazo cada vez mayor del jugoso pastel que es el mercado de Internet, y en especial de la publicidad, uno de los factores que más ganancias deja en este cotizado mundo.

Quien logre quedarse con el mayor pedazo de cake tendrá al final un poder sutil pero monopólico sobre los destinos de la mayoría de los cibernautas; y al engullir su bocado, podría tragarnos a nosotros en él.

 

Camino a una justa Sociedad de la Información

La Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información afrontará el reto de conciliar directrices comunes para disminuir las diferencias entre inforricos e infopobres

Por Janet Comellas
Tomado de Granma,
11 de noviembre de 2005

"Cuba coincide con la posición de que ningún Gobierno debe tener un papel prominente en la gobernanza de Internet a nivel internacional", ratificó en conferencia de prensa el viceministro de la Informática y las Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo, a propósito del evento intergubernamental, que se celebrará en Túnez del 16 al 18 de este mes.

El vicetitular significó que todas las naciones del orbe deben participar en el proceso de regulación de esos recursos, bajo la tutela de las Naciones Unidas. Muy a pesar de Estados Unidos, que se niega a perder el control mantenido históricamente a través del ICAM —organización privada para la asignación de dominios y direcciones IP.

"La regulación y las políticas de la utilización de Internet al interior de los países, son temas que competen a la soberanía de cada Estado" —manifestó Perdomo.

Sin embargo —agregó— los aspectos de gobierno de Internet, que afectan a los usuarios en todas partes del mundo, deben ser discutidos y acordados de forma multilateral, y en pie de igualdad entre todos los Estados, en correspondencia con el Derecho Internacional y la Carta de la ONU.

Hoy, el uso masivo de las tecnologías y el acceso al ciberespacio se instituyen factores determinantes para despegar y emerger del subdesarrollo. No es entonces fortuito que el objetivo central de la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, sea, precisamente, la búsqueda de soluciones reales para proporcionar acceso a la comunicación y la información a toda la humanidad y erradicar la brecha digital entre pobres y ricos.

Al evento intergubernamental, organizado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, en el marco de la ONU, asistirá una delegación cubana presidida por el Ministro de la Informática y las Comunicaciones, Ignacio González Planas, integrada por representantes de diversos sectores: la educación, la cultura, la ciencia y la salud.

 

El control de Internet

por Ignacio Ramonet
Tomado de Rebelión
8 de Noviembre de 2005

Después de la primera Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información que se celebró en Ginebra en diciembre de 2003 (1), cuyo tema central había sido "la fractura digital", a demanda de la ONU y organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones(UIT), Túnez acogerá del 16 al 18 de noviembre la segunda cumbre mundial con una preocupación central: ¿cómo instaurar un control más democrático en Internet?

La red de Internet es una invención estadounidense de la época de la Guerra Fría. El Pentágono buscaba entonces poner a punto un sistema de comunicación indestructible, que pudiera resistir un ataque atómico, y que permitiera a los responsables políticos y militares que sobrevivieran retomar contacto entre ellos para lanzar el contraataque. Todavía estudiante de la Universidad de Los Ángeles, Vinton Cerf imaginó e implementó con un equipo de investigadores financiados con fondos públicos los protocolos y herramientas de un nuevo modo revolucionario de comunicación. Pero todavía estaba reservado solamente a una pequeña minoría de universitarios, militares e iniciados.

Más tarde, en 1989, los físicos Tim Berners-Lee y Robert Cailliau, investigadores del Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) de Ginebra, pusieron en funcionamiento un sistema de hipertexto e inventaron la World Wide Web, que favorecería la difusión de las informaciones y el acceso del gran público a Internet, como asimismo su formidable y fulgurante expansión.

Actualmente y desde 1988, la red mundial está administrada por la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), un organismo de derecho privado sin fines de lucro con sede en Los Ángeles, sometido a la ley californiana y colocado bajo el control del Departamento de Comercio de Estados Unidos. La ICANN es la gran controladora de la red. Se basa en un dispositivo técnico constituido por 13 poderosos ordenadores, denominados "servidores raíces", instalados en Estados Unidos (cuatro en California y seis cerca de Washington), en Europa (Estocolmo y Londres) y en Japón (Tokio).

La principal función de la ICANN es coordinar nombres de dominio (Domain Name System, DNS) que ayuda a los usuarios a navegar por Internet. Cada ordenador conectado a Internet posee una dirección única llamada "dirección IP" (dirección de Protocolo Internet). Al principio, estas direcciones IP son series de cifras difíciles de memorizar, pero el DNS permite utilizar en lugar de cifras letras y palabras más familiares (el "nombre de dominio"). Por ejemplo, en lugar de escribir una serie de cifras, se escribe www.monde-diplomatique.es. El DNS convierte el nombre de dominio en la serie de cifras que corresponde a la dirección IP, lo que permite a su ordenador conectarse con el sitio buscado. El DNS permite también el buen funcionamiento del correo electrónico. Todo eso a escala planetaria y a velocidad ultrarrápida.

De acuerdo con sus propios términos, la misión de la ICANN es "preservar la estabilidad operativa de Internet, promover la competencia, garantizar una representación global de las comunicaciones en Internet, y elaborar una política correspondiente a su misión de acuerdo con un procedimiento consensuado" (2).

Pero precisamente de un tiempo a esta parte ya no hay consenso. El dominio de Estados Unidos sobre la red mundial se ve cada vez más impugnado. En el pasado mes de septiembre en Ginebra, con ocasión de una negociación previa entre Estados Unidos y la Unión Europea, antes de la cumbre de Túnez, los 25 Estados de la Unión fueron unánimes en reclamar una reforma de la gobernanza de Internet aprovechando el vencimiento en septiembre de 2006 del contrato que vincula a la ICANN con el Ministerio de Comercio de Estados Unidos. La reunión se saldó con un fracaso, dado que Washington se negó a todo cambio.

Por ejemplo, Brasil, China, India e Irán se encuentran en las mismas posiciones de Europa frente a Washington, pero no siempre por las mismas razones. Algunos amenazan incluso con crear su propio organismo nacional de gestión de la Red, lo que llevaría a una fragmentación desastrosa de Internet.

El desacuerdo tiene una dimensión geopolítica. En un mundo cada vez más globalizado, donde la comunicación se ha convertido en materia prima estratégica y donde estalla la economía de lo inmaterial, las redes de comunicación cumplen una función fundamental. El control de Internet otorga al poder que lo ejerce una ventaja estratégica decisiva. Así como en el siglo XIX, el control de las vías de navegación planetarias había permitido a Inglaterra dominar el mundo.

La hegemonía de Estados Unidos sobre Internet confiere en teoría a Estados Unidos el poder de limitar el acceso a todos los sitios de la Red en cualquier país. Puede bloquear todos los envíos de mensajes electrónicos del planeta. Hasta el momento no lo ha hecho nunca. Pero tiene la posibilidad de hacerlo. Y esta simple eventualidad es motivo de extrema inquietud para muchos países (3). De modo que ha llegado el momento de reclamar que la ICANN deje de depender de Washington y se convierta por fin en un organismo independiente bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

Notas:

(1) Véase Ignacio Ramonet "El nuevo orden Internet", Le Monde diplomatique, edición española, enero de 2004.

(2) Véase www.icann.org y www.icannwatch.org

(3) Véase The Guardian, Londres, 11 de octubre de 2005.

De cara a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información..

Lucía C. Sanz Araujo
Colaboradora de Rebelde
Septiembre 5 del 2005

Cuba se prepara de cara a la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), a celebrarse en Túnez, en noviembre de este año, donde mostrará sus indiscutibles logros y experiencias, muchas de ellas únicas en el planeta.

Entre estas se hallan los Joven Club de Computación y Electrónica, diseminados a todo lo largo y ancho del archipiélago, y cuyo objetivo esencial es contribuir a crear una cultura informática en la población, especialmente entre los niños y jóvenes, y de esta manera socializar el aprendizaje y la creación de habilidades en el uso de la Informática y la Electrónica.

Asimismo, pueden mencionarse la creación de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), en las afueras de La Habana, un método de alfabetización por televisión y radio, el desarrollo de software educativos, una red telemática para la Salud, las teleclases para diversos niveles de enseñanza y los canales educativos.

Estos y otros ejemplos constituyen una muestra fehaciente de cuanto realiza la mayor de las Antillas por socializar el conocimiento y poner al alcance de todos las indiscutibles bondades de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

A lo anterior se suma el sitio cubano sobre la CMSI, cuya dirección es http: www.cmsi.cu , espacio nacional destinado a organizar los procesos de negociación, noticias y documentos que se emitan en la Isla relativos a la segunda fase de la Cumbre.

Como expresara el ingeniero Roberto del Puerto, director de la Oficina para la Informatización, adscrita al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, contiene el quehacer de cuanto hace el país en el ámbito de la informatización y las temáticas relacionadas. Por tanto, permitirá observar y divulgar los trabajos de cara a los objetivos del milenio y no sólo ofrecerá información sino que servirá de soporte a quienes en un momento dado deban moverse en un escenario de este tipo.

Dividido principalmente en dos áreas, una de carácter nacional y otra internacional, la primera está dedicada a la organización de los trabajos de la CMSI en Cuba. Mientras en la segunda se insertan los antecedentes y generalidades sobre la CMSI y las dos fases. Asimismo dispone de un espacio destinado a enlaces y por supuesto a las noticias.

La Máster en Ciencias Betina Palenzuela Corcho, jefa de la División de Servicios Web de la Empresa CITMATEL, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, entidad que acometió el desarrollo del sitio, manifestó que se propusieron que fuera sencillo, sobrio, sin muchos elementos gráficos, donde prevalezca el contenido y resulte accesible desde cualquier lugar del mundo.

"La navegación resulta fácil. Incorporamos un manejador de contenido

- diseñado por nuestros especialistas- de manera que quienes actualicen el sitio puedan hacerlo de manera sencilla, en cuestión de segundos, esto es algo que no ve el usuario final pero agiliza enormemente el trabajo", señala Betina.

" Este manejador incluye un archivo que permite guardar las noticias publicadas y luego recuperarlas mediante un buscador, el cual incorpora lo mejor de cuanto hemos desarrollado en estos años. Hemos incluido diversas variantes de diseño. Así, encontramos el de HTML, o sea, para la Web, en una versión en español e inglés; para dispositivos móviles tanto celulares como PAL en formato PDA y una versión solo texto para aquellos lugares donde no exista un navegador gráfico". También sobresale un hecho: el servidor detecta qué tipo de navegador hace la solicitud.


El Club de la Iniciación

Por Heriberto Rosabal
Tomado del mensuario Punto cu.
No. 32, Junio 2005.

Para muchos todo puede empezar por ahí. El joven Club de Computación y Electrónica del barrio, de la comunidad, o su versión móvil (la guagüita que llega hasta donde antes era utopía encontrarse una computadora), pueden ser el escenario de iniciación para quienes por primera vez van al encuentro de estos medios con los cuales resulta cada día más difícil no tener que ver en algún sentido.

De hecho, han sido y son ahora mismo la puerta de entrada al mundo de los teclados, los mouses, los disquetes, CDs, displays, etc., etc. Y no solo para jóvenes y niños, aunque el énfasis se ponga en ellos. También para adultos, incluyendo los de edad avanzada; para todos los que quieran aprender, en tanto su primer objetivo es contribuir a crear progresivamente en nuestra población una cultura informática.

Casi un millón de cubanos, en casi 17 años desde que fueran constituidos, han pasado por ellos y han aprendido en ellos qué es una computadora, cuáles son sus posibilidades y diversos usos; han aprendido a “andar solos” con estos “aparatos”, a utilizarlos en sus distintas aplicaciones.

Y aprenderán más todavía, y se multiplicará la cifra de iniciados, cuando los clubes, que eran 35 en 1988, lleguen a ser 600 en todo el país antes de que termine este año.

Esta fórmula cubana de socializar las TIC -como plantean las reuniones internacionales sobre el tema- es parte de una concepción más integral, según la cual en el proceso gradual, masivo y ordenado de informatización de nuestra sociedad, son igualmente importantes los Jóvenes Club, el círculo infantil, las aulas de primaria, secundaria, tecnológico y preuniversitario, hasta la Universidad en general y nuestra flamante Universidad de Ciencias Informáticas en particular.

TIC para todos, en suma, realmente, no solo en discursos.

TIC, además –y esto es muy importante en el concepto-, para el beneficio de todos, de la sociedad en su conjunto y de cada uno de sus integrantes: para lograr resultados más eficientes en nuestra economía bloqueada; en los servicios; en los trámites que cotidianamente realizan los ciudadanos; en la calidad de la enseñanza; en la investigación científica; en la defensa del país; en el arte, la cultura... En todo.

El Joven Club de Computación y Electrónica, con una particularidad dentro de todo ese sistema: que es parte de la vecindad, como la escuela a donde se va por primera vez a aprender a leer y a escribir, en este caso en otro lenguaje, y quizá por eso con el temor de que puede ser muy difícil y a la postre con la satisfacción y alegría de que resulta muy fácil. Un espacio familiar, o casi, donde se cree firmemente en la idea y se cultiva el sentimiento de “lo nuestro”, en oposición al impulso instintivo y primero de “lo mío”.

Tanto es así, que en estos Jóvenes Club nuestros no solo se brinda acceso a quienes viven en la montaña y otros lugares distantes e intrincados a los que resulta difícil y costoso llegar. La iniciación también es posible para quienes, estando muy cerca, a veces pueden estar más lejos, en cierto modo, que quienes viven en una recóndita comunidad serrana: personas con discapacidades físicas (auditivas, visuales), o recién salidos de un centro penitenciario y ansiosos del aprendizaje de cosas nuevas, que les ayuden a ser mejores y a hacer algo mejor por sí mismos y por los demás.

Un enfoque incluyente, humano y solidario este, consustancial a la Revolución y compatible con el uso que verdaderamente debe darse a estos “instrumentos”, “equipos” o “aparatos” modernos, avanzados, a los que algunos a veces erróneamente convierten en fetiches y colocan por encima de sí mismos, del hombre que los crea y utiliza, y para cuyo beneficio –el de todos por igual- deben concebirse y ser empleados, antes que para fines puramente lucrativos, enajenantes o tan innobles, incluso, como la guerra.

Feliz idea, pues, la de los Joven Clubes de Computación y Electrónica.



Inteligencia Multiplicada

  • Crear una cultura informática en la población, fundamentalmente en los niños y jóvenes, es el objetivo principal de este movimiento.

Por L Sanz Araujo
Tomado del mensuario Punto cu.
No. 33, Julio 2005

Muestra fehaciente de la voluntad del Estado cubano por poner a disposición del pueblo los avances de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones es el programa de los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE).

Centros destinados a la enseñanza masiva y gratuita de la computación, surgen el 8 de septiembre de 1987 por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

De sus aulas, distribuidas a todo lo largo y ancho del archipiélago, han egresado 772 836 personas no solo niños y jóvenes sino también escolares con trastornos de conducta, ex reclusos, discapacitados y adultos mayores. Cada instalación dispone, entre otras cosas, de 10 máquinas, un servidor, 3 impresoras, un escáner y un módem.

Con el director nacional de los JCCE, el Doctor Raúl Van Troi Navarro Martínez, conversó punto cu. He aquí valoraciones.

- ¿Cuáles son los objetivos del movimiento?

El fundamental es contribuir a crear una cultura informática en la población, fundamentalmente en los niños y jóvenes, aunque participa con nosotros una cifra importante de personas de otras edades y con ello socializar el aprendizaje y la creación de habilidades en el uso de la informáticay la electrónica.

“Asimismo, contribuir a la recalificación permanente tanto de técnicos como de profesionales en las diferentes especialidades, participar de manera activa en el proceso de informatización de la sociedad cubana y en la creación de soluciones de conjunto con el sector empresarial.”

“De igual modo atender con énfasis el trabajo en los territorios montañosos y de difícil acceso, trabajar en la formación vocacional y orientación profesional de niños y jóvenes.”

- Señale qué cursos se imparten.

El emblemático es el de operador de microcomputadora pues sustenta la cultura informática de la población al brindar los elementos básicos. Tiene una duración de 64 horas. También ofrecemos cursos de programación, Visual Basic, Linux, Power Point, Excel y Acces avanzado.

“En el caso específico de las personas con discapacidad existe un trabajo conjunto con la Asociación Nacional de Ciegos ( ANCI), la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores ( ACLIFIM) y la Asociación Nacional de Sordos ( ANSOC).”

“En cada JCCE estamos preparado un técnico en el lenguaje de señas para que al menos pueda impartirse un turno al que concurran sordos e hipoacúsicos. La mayoría son jóvenes y adultos pues los niños disponen de estas facilidades en las escuelas especiales.”

“El desarrollo alcanzado por el país en los últimos años de la Batalla de Ideas y la extensión de la computación en los centros de estudio y trabajo ha potenciado que exista una mayor demanda de los cursos.”

- Para emprender una tarea tan específica se requiere de sólidos conocimientos. ¿Cómo se capacita al personal?

La mayoría de nuestros trabajadores son jóvenes, y al contrario de otras esferas abundan más los hombres que las mujeres.

“Cada JCCE cuenta con 5 instructores, el 45% de estos son universitarios, el resto realiza estudios a ese nivel, fundamentalmente Licenciatura o Ingeniería Informática.“

“Contamos en la actualidad con 15 Másters en Ciencias, alrededor de 20 cursan maestrías. Los universitarios pasan post grados o diplomados.”

“Al existir una explosión de instalaciones en los últimos tiempos hemos captadotécnicos medio en Informática así como a graduados de 12 grado desvinculados del estudio y el trabajo para que sean instructores.”

“Aspiramos en los próximos años a que nuestros instructores sean Doctores en Ciencia. Se trata de una meta muy ambiciosa pero apostamos por la excelencia. Nosotros no podemos competir en el área de los elementos tangibles, pero sí y hacernos fuertes en los conocimientos y en ser capaces de transmitirlos.”

“El concepto del Comandante en Jefe deconvertirnos en la computadora de la familia es un acicate muy fuerte porque significa que seamos el centro de referencia de la comunidad en materia de Informática y Electrónica.”

Para ello existe TinoRed, la red que sustenta las comunicaciones de los Joven Club. Ya los 100 inaugurados el pasado año disponen de una red LAN y los 200 que deben abrirse durante el actual también. Al concluir el 2005 aspiramos a que todas las instalaciones estén conectadas en red, ello aumentará las prestaciones.

- ¿Qué encuentra quien asiste a un JCCE?

- Lo primero son personas con mucho deseo de transmitir sus conocimientos. Además de los cursos ya mencionados existe tiempo de máquina para los usuarios y una prestación de búsqueda de contenidos e informaciones.

“Se está implementando un servicio de biblioteca digital la cual tendrá de 300 a 400 títulos relacionados no solo con temas informáticos o electrónicos, sino también con Medicina, Historia universal... en fin, una bibliografía variada. De manera experimental, 40 instalaciones laboran las 24 horas, ello nos permitirá conocer cómose comporta la afluencia de público ya la par aumentamos las capacidades.”

- El movimiento liderado por la UJC que más transformaciones ha experimentado al calor de la Batalla de Ideas ha sido el de JCCE, ¿podría abundar al respecto?

No nos hemos limitado a ofrecer clases, también participamos en otros programas. Desde hace dos cursos nuestros especialistas ofrecen clases de las asignaturas iniciales en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI); trabajamos en la formación de los trabajadores sociales; mientras en el proceso de informatización de la banca cubana preparamos a su personal.

“También estamos enfrascados en la universalización de la enseñanza, de tal modo nuestros instructores e instalaciones también forman parte de este proceso; otras muestras son los procesos eleccionarios, la creación de páginas Web y de software.”

- Dados sus indiscutibles beneficios Cuba apuesta por el uso de Linux. ¿Cómo se inserta en esta estrategia la organización que Usted preside?

Existe un Grupo Nacional que trabaja el tema y de la cual formamos parte, específicamente en las Comisiones deOrganización y de Formación. Ya impartimos cursos elementales introductorios de Linux, aunque todavía de manera incipiente pues primero hace falta formar al personal.

“La receptividad por parte de la población, sobre todo los más jóvenes, ha sido extraordinaria. Trabajamos en este sentido de manera acelerada y estoy convencido de que vamos a tener un campo importante de desarrollo.”

- ¿Cómo valora el papel de los Joven Club en el proceso de informatización de la sociedad?

Los Joven Club forman parte indisoluble de todo este proceso. Como nunca antes existe una estrategia de desarrollo de la Informática.No se trata solo de instalar equipos sino de ponerlos, realmente, al alcance del pueblo. Creo que nuestro país es de los más aventajados en este sentido en el mundo. Al ser obligatoria la enseñanza desde la primaria los niños se adentran en este mundo, pero a la par se produce un fenómeno muy interesante: los abuelos sienten la necesidad de aprender, ello ha hecho aumentar la cifra de personas de la tercera edad que acuden a los Joven Club.

“El nuestro no es un esfuerzo aislado, se trata del esfuerzo mancomunado de todauna sociedad, no hay protagonismo de los Joven Club, ni de la escuela, sino de la Revolución que tiene la misión de que todo el pueblo adquiera una cultura informática.”

“Anualmente pasan por las aulas unos 155 000 alumnos, cuando finalice el actual proceso inversionista y entreguemos las 200 instalaciones previstas para este año llegaremos a 200 000, algunos recibirán Informática por vez primera pero otros asistirán para actualizar conocimientos.”

“Ahí precisamente está el reto. Si queremos mantener un movimiento con vitalidad y cumplir la misión de informatizar debemos ir a lo que estamos haciendo hoy. Fidel en la clausura del 8vo Congreso de la UJC nos proponía impartir cursos de programación por lo que estamos fomentando, de manera rápida, la preparación del personal para en el próximo curso ampliar la oferta en todos los Joven Club.”


TIC al Estilo Cubano

Por Heriberto Rosabal
Tomado del mensuario Punto cu.
No. 33, Julio 2005

¿Cómo resumir en pocas líneas lo que ha hecho Cuba en el ámbito de las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones desde que, en la década del 70 del siglo XX, introdujo las computadoras?

Realmente, no hay modo. Pero sí se puede hablar de algunas esencias. La primera, el concepto cubano de uso de las TIC: social, incluyente, equitativo, participativo y masivo. Tecnologías para todos, como corresponde en un país socialista.

Pese a vivir durante más de 40 años bajo un despiadado bloqueo económico, comercial y financiero, y a figurar en la categoría de país subdesarrollado, Cuba posee hoy un gran potencial humano en desarrollo en este ámbito: desde el círculo infantil hasta la Universidad, las TIC se integran a la práctica educativa, y la computación, las ciencias informáticas y especialidades afines se estudian desde la primaria hasta el nivel universitario.

Hace más de dos años se creó la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), donde se forman cientos de jóvenes como especialistas de nivel superior con un sistema avanzado de educación, investigación y producción.

Como parte de la estrategia nacional de introducción gradual, ordenada y masiva de las TIC, rumbo a la llamada sociedad de la información o del conocimiento, las acciones del Estado y del Gobierno, a través de sus distintas instituciones, no se limitan a la vertiente fundamental de la formación académica.

Un movimiento como el de los Joven Clubes de Computación y Electrónica, liderado por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), cuenta con cientos de instalaciones en todo el territorio nacional -incluyendo algunas móviles que llegan a los lugares más apartados-, donde fundamentalmente adolescentes y jóvenes, pero también adultos de cualquier edad, aprenden lo básico de la computación y sus múltiples aplicaciones.

Esta constituye una expresión modélica de uso social y masivo de las TIC con propósitos socialmente útiles, distintos a los que, como tendencia dominante, se les reserva hoy a estas tecnologías avanzadas en el mundo.

Paralelamente con esa cultura nueva que se desarrolla (la de asimilar tales adelantos, conocerlos, enseñar y aprender a usarlos todos aunque no pueda asegurarse uno para cada uno) están las aplicaciones concretas en la propia educación, la salud, la economía, la producción y los servicios, la investigación científica, el arte y la cultura...

La red telemática INFOMED, del sistema nacional de Salud, por ejemplo, ha contribuido en relativamente poco tiempo a potenciar la alta calidad y eficiencia de la medicina cubana, y ampliar en muchos sentidos las posibilidades de sus profesionales, todo lo cual redunda en una mejor calidad de vida para los cubanos. A pesar de su modesta infraestructura, sus logros han sido reconocidos por organismos internacionales.

Centros cubanos desarrollan y producen equipos, medios de diagnóstico y programas para investigaciones médicas complejas relacionadas con órganos tan sensibles como el corazón, por ejemplo.

Desde la mejoría de la eficiencia productiva hasta la automatización de servicios al ciudadano en trámites diversos, pasando por la protección del medio ambiente, se incorporan de manera progresiva en el concepto de aplicación de las TIC.

Por supuesto que para todo ello, con sus modestos recursos limitados por el bloqueo que incluye la prohibición del más mínimo acceso al poderoso mercado norteamericano, se realizan inversiones en infraestructura: tendido de la red nacional de fibra óptica, digitalización de la telefonía, entre otras, en aras de establecer el soporte material y técnico para la asimilación cada vez mayor de las TIC.

El software experimenta un creciente desarrollo con propuestas originales que apuntan a la satisfacción de demandas nacionales y también a la exportación. En eso, Cuba cuenta con una “materia prima” indispensable: desarrollo del conocimiento, de la inteligencia, como fruto de la política seguida por la Revolución desde su triunfo el primero de enero de 1959. Una política que tiene entre sus principales premisas la afirmación de José Martí, Héroe Nacional, de que “ser cultos es el único modo de ser libres”.


Una carrera cada vez más veloz

  • Aplicaciones de las TICs a la educación con alcance para todos y en los diferentes sistemas y niveles de la educación.

Por M. Barrio.
Tomado del censuario Punto cu.
No. 33, Julio 2005

Más de 50 000 computadoras instaladas en escuelas primarias, secundarias, de la educación especial y en la enseñanza media superior, convirtieron un sueño en realidad. Ahora se trabaja en la creación de una Red de Educación, la cual beneficiará a cerca de 13 000 centros escolares.

Muchas de las metas que países incluso desarrollados se proponen alcanzar, son hoy agua pasada para los cubanos. Es como para sentirse satisfechos, sin embargo siempre se puede más. Iniciado el siglo XXI, la meta en la Isla es alcanzar una cultura general integral para todos.

Hace más de 40 años, cuando Cuba se convirtió en el primer territorio libre de analfabetismo en América, comenzó una carrera vertiginosa para elevar el nivel educacional de la población.

Llevar a los centros escolares más de 50 000 computadoras, que fueron instaladas en Escuelas Primarias, Secundarias Básicas, de la Educación Especial y en la Enseñanza Media Superior, fue un sueño hecho realidad.

Una acción conlleva a otra, por eso un paso importante fue la formación de profesores para impartir clases de computación. En estos cinco años, miles de jóvenes se han formado para desarrollar esa labor, así como maestros de primaria y de otros niveles de enseñanza han recibido cursos para estar al tanto de las modernas tecnologías.

La llegada de la computación a los centros educacionales también produjo una nueva necesidad: en 2 320 escuelas rurales no había servicio eléctrico, de ellas 633 con menos de cinco alumnos y 61 con un solo pionero, sin embargo no se aceptaban las diferencias.

La solución técnica arribó pronto. Miles de paneles de celdas fotovoltaicas se colocaron por cada campo donde hubiera una de esas escuelitas.

Hoy todos los pioneros disfrutan del Programa Audiovisual y la Computación, además de constituir un bello regalo para toda la comunidad, que se beneficia de estos medios para su entretenimiento en horas de la noche y fines de semana.

Escuelas llenas de sueños

El objetivo es alcanzar un sistema educacional que se corresponda cada vez más con la igualdad, la justicia plena, la autoestima y las necesidades morales y sociales de los ciudadanos, es el modelo de sociedad que el pueblo de Cuba se ha propuesto crear. Por eso, los niños con dificultades educativas especiales no han sido olvidados en esta carrera por llevar las nuevas tecnologías a todos los estudiantes del país.

Pantallas mágicas, teclados inteligentes y otros aditamentos necesarios para los niños con problemas motores, en la visión o la audición, se han adquirido a un altísimo costo, con un esfuerzo extraordinario por parte del Estado.

Todavía no se cuenta con todo el equipamiento necesario, sin embargo se dan los primeros pasos, y así nadie queda excluido de la posibilidad de acceder a las nuevas tecnologías.

Por ejemplo, en la Escuela Especial Solidaridad con Panamá, donde niños procedentes de todo el país y que padecen graves dolencias motoras reciben una educación y formación para la vida, la Sala de Computación se encuentra abierta hasta la noche, porque allí los pequeños encuentran sosiego, esparcimiento y conocimientos.

Tesoro grande

¿Qué puede encontrar un estudiante en la computadora de su escuela? ¿Son esos elementos decisivos en su formación?

Una colección de software educativos para la Enseñaza Primaria, Media y Media Superior, elaborados por especialistas cubanos, son apoyo para las asignaturas que se imparten en cada grado.

Tampoco se obvia el entretenimiento, sobre todo para las primeras edades, aunque este se basa en aspectos fundamentalmente de la naturaleza y el arte, porque se crean bajo el precepto de que el juego debe ir acompañado de un aprendizaje, y no de la deformación de la personalidad del individuo.

También en sus computadoras, los muchachos disponen de enciclopedias y diccionarios, muy útiles para el aprendizaje y el apoyo al trabajo en las diversas materias.

Manos para la obra

Las nuevas tecnologías requieren también de un personal calificado. Entre estos empeños se destaca la creación de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), que con una matrícula nacional forma a más de 6 000 estudiantes como especialistas de alta calificación en Ingeniería Informática. Ellos contribuirán, de manera decisiva, en la industria nacional del software.

Otros pasos importantes fueron la ampliación de la red de Politécnicos de Informática, para la formación de técnicos medios en esa materia; así como ampliar a todas las provincias del país el estudio de la carrera de Ingeniería Informática.

La municipalización de la Educación Superior, que convierte a todo el país en una gran universidad, requiere también de una amplia utilización de las nuevas tecnologías para la formación de los futuros profesionales.

Abanderados en el moderno método están los Institutos Superiores Pedagógicos, hoy multiplicados en cada territorio, los cuales tienen la responsabilidad de llevar hasta la Licenciatura a los miles de jóvenes maestros y profesores que están hoy al frente de las aulas.

La Educación a Distancia Asistida es hoy método fundamental en la formación de los estudiantes en los años superiores de las carreras que hoy se ofrecen en las sedes universitarias municipales, donde las asignaturas son más específicas y diversas, y requieren de una mayor especialización de los profesores.

La isla entera una red

Una de las más alentadoras noticias de las nuevas tecnologías a favor de la educación es la creación de una Red de Educación, la cual beneficiará a cerca de 13 000 centros escolares que utilizan la computación como apoyo insustituible de los programas de clases.

Entre sus diversas utilidades estará la de recibir cursos en línea, acceder a grandes bases de datos temáticos, servicios de búsqueda de información y correo electrónico, todo lo cual estará a disposición de más de dos millones de estudiantes.

De hecho ya la red ha comenzado a estructurarse, pues en estos momentos se encuentran conectadas todas las universidades pedagógicas del país y la mayoría de los centros de investigación. A través de páginas web propias, estas instituciones difunden su quehacer, prestan servicios diversos y posibilitan contar con información fresca sobre las últimas investigaciones en el amplio espectro de la educación cubana.

Esta red deberá enlazar, incluso, a los centros educacionales ubicados en lugares muy intrincados, y hasta a aquellos que utilizan paneles solares como forma de generación eléctrica.

Con las condiciones creadas en escuelas y universidades, los maestros y profesores tienen en sus manos los medios para multiplicar los conocimientos, aunque lo más importante es que sean educadores, su tarea es sembrar valores y enseñanzas imprescindibles en la formación del hombre del mañana, convertirse en los preceptores de sus alumnos, en hidalgos de aquella luminosa sentencia del pedagogo cubano José de la Luz y Caballero, según la cual enseñar puede cualquiera, educar, solo quien sea un evangelio vivo.

Muros virtuales (I)

Tomado del Boletín Informática de Juventud Rebelde
Edición 56
13 de octubre del 2005

Durante más de 40 años Estados Unidos ha torpedeado el desarrollo de Cuba con innumerables artimañas para impedir que alguna tecnología llegue a la Isla

A finales de 1960, dos computadoras IBM 1401, compradas por Cuba a la Internacional Business Machine, la mundialmente conocida IBM, quedaron varadas para siempre en el puerto de Nueva York, mientras los portuarios se preguntaban qué hacer con aquellas inmensas cajas de “cerebros electrónicos”, como se les decía a estos armatostes, grandes como escaparates, que entonces eran el último grito de la tecnología.

Quizá sea el primer caso, mas no el único, que evidencia cómo las sucesivas administraciones de la Casa Blanca, con su política de bloqueo económico y comercial, han torpedeado por más de 40 años el desarrollo tecnológico de la Isla, algo que a veces a simple vista no se nota, pero que es una realidad cruda y constante.

Cada byte que llega a nuestro territorio en un disco duro cuesta mucho más que su precio normal en el mercado, pues los equipos de cómputo se encarecen hasta en un 30 por ciento o más por encima de su valor, al no poderse adquirir directamente en su mayor mercado mundial, Estados Unidos, o tener que pagar grandes tarifas de transportación por comprarlos lejos. Incluso en ocasiones hay que abonar un plus extra por el temor del vendedor a las pérdidas que le ocasionaría que el Departamento del Tesoro, o el de Estado, descubriera que ha negociado con la Isla proscrita.

Son apenas un par de ejemplos. Hay muchos más.

Computadoras Proscritas

El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos obstaculiza seriamente nuestro acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, pues desde el año 1962 Cuba tiene prohibido adquirir equipos de cómputo de cualquier compañía o subsidiaria estadounidense.

Según el informe que la delegación cubana presentará en la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, que en noviembre próximo se efectuará en Túnez, esta situación ha acarreado pérdidas millonarias en las actividades de telefonía básica e inalámbrica, sistemas de alarma, comercio electrónico y comunicaciones postales.

Además, es un factor que limita la adquisición de nuevos conocimientos, no solo por académicos criollos, sino también por norteamericanos, pues los científicos y profesionales de ese país necesitan, todavía hoy, la autorización del Departamento del Tesoro para viajar a Cuba, algo que muchas veces es negado.

Resulta increíble que hasta la labor de ayuda humanitaria, destinada en muchas ocasiones a hospitales, escuelas y otros centros sociales, sea torpedeada. Así ha ocurrido más de una vez con la Caravana de Pastores por la Paz, organización religiosa norteamericana a la cual le han pretendido confiscar las computadoras donadas a nuestro país.

La denuncia de Cuba ante la Cumbre Mundial especifica el caso de USA/Cuba-Infomed, organización no gubernamental radicada en California, que pretendía, como en otras ocasiones, donar 423 computadoras que serían instaladas en hospitales y policlínicos cubanos para apoyar la red de diagnóstico e informaciones médicas.

El 10 de abril de 2003 el Departamento de Comercio de Estados Unidos negó categóricamente una licencia de exportación a esta entidad para traer los equipos, que estaban destinados al Instituto de Nefrología y a la red nacional de atención a enfermedades renales, donde facilitarían un estudio epidemiológico para la prevención de enfermedades renales crónicas; al Cardiocentro del Hospital Pediátrico William Soler; a la red cardiopediátrica nacional y a la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas.

Lo increíble es que el documento de la prohibición consigna: “Los Departamentos de Comercio, Estado y Defensa de los Estados Unidos han llegado a la conclusión de que esta exportación sería perjudicial a los intereses de política exterior de los Estados Unidos”.

Estados Unidos, hipócritamente niega a trabajadores humanitarios donar tecnología a Cuba mientras entrega gratuitamente computadoras, impresoras, módems, celulares y cuanto artilugio novedoso hay para fomentar la contrarrevolución interna.

Guajiros sin e-commerce

Los guajiros de Oriente hace rato saben que su café y el cacao, apreciados en todo el mundo, también pueden “degustarse” por Internet. Lo saben, pero no pueden ponerlo a disposición de los cibernautas.

En la supuestamente democrática “Autopista de la Información” usted no puede vender nada sin tener una tecnología que le proporcione una firma digital. Ese es su identificativo, su carné virtual, su sello cibernético, su tarjeta de presentación y autentificación en los bancos para que la gente pueda comprar y pagarle legalmente.

Pero los campesinos cubanos de las provincias orientales no tienen firma digital. Desde el año 2000, por no disponer de las tecnologías de certificados digitales, está paralizado el programa de la Unión Internacional de Telecomunicaciones para llevar el comercio electrónico a zonas donde nunca ha llegado, que permitiría a esos productores vender sus bienes y servicios por Internet, fundamentalmente a otros países del Caribe. Los proveedores de esta firma virtual —empresas de Estados Unidos— tienen prohibido suministrar esa tecnología a Cuba.

Algo similar les sucede a otras empresas nacionales, que para vender en Internet tienen que estar buscando constantemente socios en todos los confines del planeta dispuestos a arriesgarse, siempre bajo la amenaza de una multa gigantesca de Estados Unidos, presión que obliga a los negociadores criollos a dar mayores facilidades a la otra parte, y reduce por ende las ganancias.

Daños mutuos

El colmo de quienes apoyan y refuerzan con medidas cada vez más absurdas el bloqueo, es que han llegado a perjudicar a las propias empresas norteamericanas, al obligarlas a no vender sus productos a la Isla.

Quizá el mejor ejemplo de esto sea el gigantesco monopolio de Bill Gates, Microsoft, que en las licencias de uso de todos sus productos consigna que estos no pueden ser exportados a Cuba, a terceros que negocien con ella y hasta a personas que se sospeche puedan hacerlos llegar a nosotros.

Similares situaciones se dan con todo tipo de software y equipos, motivo por el cual entidades nacionales se ven obligadas a comprar las licencias de software, sus actualizaciones y la transferencia de tecnología a través de terceros países, con el consiguiente incremento de precios y demora en la adquisición.

La sociedad norteamericana pierde, por otro lado, la posibilidad de acceder a creaciones informáticas o tecnológicas del patio, como las colecciones multimedia educativas o de salud, apreciadas en otros lugares del mundo, que pudieran ayudar a muchas personas, fundamentalmente entre los hispanos residentes en territorio de EE.UU., a elevar su nivel cultural.

Se queda, además, sin poder constatar los avances en sectores como la producción de equipos médicos de alta tecnología, muchos de los cuales son competitivos mundialmente por su calidad, prestaciones y precio, y que pudieran ser utilizados para salvar la vida de muchos norteamericanos, específicamente en las comunidades más pobres.

El absurdo e irracional bloqueo no tiene justificación alguna. Daña a ambas partes. Y, por desgracia, el mundo virtual tampoco escapa a esta realidad.

 

Luces de la Montaña

Por V. Rubio y C. Carrobello
Tomado de Bohemia Digital
2 de septiembre de 2005-09-30

Hasta en los más apartados rincones de Cuba, escuelas como la Mariano Van Coll demuestran lo grandioso de la obra educacional de la Isla.

A Terencio Sánchez Sánchez sus ojos ya no le permiten ver estas lomas inmensas que le acunaron al venir al mundo, pero igual sigue sonriendo. Y en su sonrisa de hombre contento consigo mismo parece desdoblarse aquella otra de su padre, que se tropezara Dora Alonso hace una cuarentena de años justo en este sitio: "Daniel Sánchez, todo una sola arruga sonriente, una turbación y una humildad llena de canas".

La entonces periodista de BOHEMIA hablaba de aquel anciano como de "un guajiro viejo que jamás soñó con que sus nietos pudieran aprender las letras, que apenas dispone de un pedazo de tierra que vivir, y cedió generosamente el terreno que se necesitaba".

Lo había donado para levantar la escuelita que su hijo Terencio ayudó a construir junto a todos los campesinos de la localidad y con el apoyo de esta revista, respondiendo de esa forma a una convocatoria de entonces, como muchos centros de trabajo capitalinos.

Ahora, a más de cuatro décadas de aquel suceso, esta publicación vuelve a andar los mismos caminos: de nuevo el yipi de doble tracción serpentea entre algarrobos y yagrumas retando a la fuerza de gravedad, dejándose tragar por tanto verde y tanto cantar de pájaro silvestre.

Al final de la difícil subida, allí sigue la escuelita, levantándose en medio de la mañana de San Francisco de Arroyón, en el costillar de la Sierra Maestra, provincia de Granma. Pero no es la misma descrita por Dora Alonso, aunque igual de franco y cálido es el recibimiento, como quien se encuentra con parientes que no ve desde hace mucho.

En los ojos de la veintena de niños aletea la curiosidad por la grabadora, la cámara fotográfica y sus lentes; en los de sus maestros y padres –porque todos han acudido como ante gran acontecimiento–,una añeja familiaridad.

Marisela Pelegrín estuvo entre los primeros alumnos que poblaron esta escuelita primaria Mariano Van Coll, y no puede evitar que una emoción auténtica le humedezca la mirada mientras evoca la historia del pequeño plantel escolar, al cual la vida le quedó enlazada para siempre.

Vivía como a medio kilómetro en un bohío, y su papá, que era obrero agrícola, junto a otros vecinos "hizo camino a pico y pala, hasta de noche, para poder subir los materiales con que construir la escuelita; mi mamá también cooperó cargando los bloques, trayendo el buchito de café…

"Cuando la construcción estaba andando –continúa Marisela–, los niños revoloteábamos en torno a ella, pero también ayudábamos en lo que se podía, parecíamos hormiguitas cada uno con su ladrillo.

Era una alegría grande, y fue una maravilla cuando se inauguró porque hasta parque infantil nos hicieron con tío vivo, canal y la ola marina. Yo recuerdo todo aquello con sus colores y sus aires, y me da nostalgia porque los años han pasado."

El Maestro

Sin embargo, es un pasar del tiempo que, a la larga, permite respirar satisfecho cuando se mira en derredor. Así hace Manuel Pelegrín Benítez, cuyas tres hijas, Marisela, Mayra y María fueron alumnas de esta escuela, "y también yo, que tenía segundo grado cuando aquello y me puse a estudiar aquí de noche y llegué hasta el cuarto".

Él, al igual que todos con quienes las reporteras dialogaron, repitieron un nombre: Aparicio, el Maestro.

Jacinto Aparicio Fernández llegó con más de 40 años a aquel lomerío. Aún permanecían en la memoria los desmanes del ejército del batistato y también, borrándolo con sus claridades, el recuerdo del Comandante en Jefe, Fidel Castro, y su tropa en las cercanías donde acamparan en 1958 para dirigirse a la Batalla de Guisa. Aparicio confesó a nuestros colegas de los 60 que "cuando debí subir esta misma Sierra a combatir, no supe hacerlo. Por eso es justo que, siquiera ahora, cumpla con mi país".

Y cumplió con creces. Porque consagró su vida a enseñar en ese pedazo de Cuba, luego de entrenarse en Minas del Frío como Maestro Voluntario para retribuirle a la Revolución, entre muchas cosas, el haberle borrado de un plumazo la angustia de niño pobre que pasó, dedicándose a incontables oficios; el último, como repartidor de periódicos.

De tanto volver atrás los calendarios, Marisela Pelegrín vuelve a verse lupa en mano explorando los secretos de un helecho bajo la guía de Aparicio. "Así nos hacía querer y cuidar más la naturaleza en que habíamos crecido y la tierra donde nacimos.

En verdad nos enseñó mucho: las costumbres más elementales de aseo, el uso de los cubiertos y hasta el venir a la escuela limpio, planchado; aquella saya gris de caqui había que dejarla estiradita con la plancha de carbón. Fue como un padre, para los alumnos y para la comunidad."

Tanto la marcó Aparicio, que ella también se hizo maestra. "Y mientras daba clases me acordaba todo el tiempo de él, que ya se había mudado a Maguaro y terminó su vida vinculado a educación. Cuando una vez nos encontramos, me preguntó mirándome con ternura: ‘Viste mi’ja, ¿me agradeces o no?’..."

Son de la Loma

La mata de mango bizcochuelo de la entrada fue siempre área de diversión, bajo ella han jugado a la gallinita ciega, a la rueda-rueda, y a otros muchos entretenimientos, tres generaciones de lugareños.

Se conserva desde entonces con sus frutos dulces y amarillos, alta y fuerte, igual al algarrobo, que 40 años atrás apenas era un arbusto.

Joan Aguilar Santos es de los alumnos que más se divierte en los recesos. Su casa está a la peculiar distancia de "el cantío de un gallo", y toda la primaria la ha pasado en esta escuela.

"Me gusta mucho estudiar para aprender", dice en voz baja, sin levantar apenas su tímida mirada. "Mi escuela tiene luz eléctrica, vídeo, televisor, y hasta un jardín donde cultivamos marilope, lirios japoneses, cagigal, marpacífico, diez de la mañana..." Joan quiere ser chofer, para bajar y subir por estas lomas, y llegar hasta el mar, que solo he visto por televisión".

Con solo siete años de edad, Néstor Roblejo Sánchez, uno de los dos alumnos de primer grado, ya piensa en que al llegar "a grande" será médico para "curar a la gente de aquí y sobre todo a mi maestra cuando sea viejita. A ella la quiero, porque me enseña cantidad", dice.

Conmueven estas palabras a quien no puede evitar oírlas: la maestra de Néstor, Balbina Castellano Rodríguez. Por eso, cualquier esfuerzo personal por sus discípulos le parece poco. Lleva dos cursos albergada en la misma escuela, pero "para mí no es problema, me encanta trabajar aquí".

Gladys Cabrera Álvarez enseña a la par en los grados 5to. y 6to. Fue alumna de este plantel y le conoce como la palma de su mano. También, a sus alumnos: "Ellos son buenos, les gusta participar en las actividades, aunque creo que les queda algo de tímidos.

Ahora con las nuevas tecnologías –añade- la formación vocacional se enriquece al conocer oficios que les van motivando. Las hembras se inclinan más por la enfermería, o por el magisterio. A los varones les atrae ser agrónomos o médicos".

A San Francisco de Arroyón lo rodean lomas que llevan nombres de la gente del lugar: la de Victorino, la de Mingo, la de Pablo Solano y la de Felo. Vistas de conjunto asemejan un paisaje pintado con fino pincel.

Suleidis Domínguez, directora de la escuelita, disfruta de esta geografía cada mañana cuando se dirige a las aulas. Tiene 31 años, y conoce solo por relatos de familiares y algunas imágenes vistas, lo que era esta zona tiempo atrás.

"Pueden establecerse muchas diferencias con la educación actual. Hoy todos los alumnos, gracias a la computadora y la televisión educativa, han ido desarrollando el lenguaje y la imaginación.

Uno puede ver, por ejemplo, que hablan más de los animales de otras regiones como las ballenas, las cuales conocían solo mediante fotos y ahora saben cómo nadan, qué sonidos emiten."

Basta escuchar a Yadian Fuente Cabrera, con sus 12 años, para comprobar cómo han ido ampliando su visión del mundo estos niños serranos. Confiesa que las clases televisivas le han ayudado mucho en las matemáticas y en la ortografía. Además le fascina contemplar imágenes de los animales.

"Algunos, muy curiosos, los había visto antes en el zoológico de Bayamo, pero no sabía bien sobre sus vidas. Ahora, por los vídeos de la escuela sé que el león macho es el que usa melena. Y eso se lo voy a enseñar a mis alumnos en esta escuela, porque también seré maestra."

 

Otra visión de Montoto

Por L. Sanz Araujo
Tomado del mensuario Punto cu
No. 26, Febrero 2005

Con sus pinceles es capaz de transformar la más sencilla fruta en un acontecimiento; en las fotografías juega con la luz y las sombras y brinda una nueva dimensión a imágenes que están ahí y otros no han visto o no han reflejado; sus grabados delatan a un virtuoso.

Son varios y a la vez un Artista. Nos referimos al pinareño Arturo Montoto, un nombre imprescindible dentro de la plástica cubana actual y cuyas obras figuran en el Museo Nacional de Bellas Artes, El Vaticano, en colecciones particulares en Cuba y el extranjero, en prestigiosas galerías de diversas naciones, así como en una tarjeta telefónica prepagada de ETECSA.

A él ha dedicado la Empresa de Tecnologías de la Información y Servicios Telemáticos Avanzados (CITMATEL), perteneciente al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, la multimedia Montoto. Su obra, que constituye un regalo para la vista y el espíritu.

Realizada en español e inglés, comprende alrededor de 200 obras donde podemos transitar por lo más significativo de su quehacer pictórico, unas 70 cuartillas de texto, 13 minutos de videos (algunos de ellos con entrevistas al creador), pero másallá de las cifras, con esta multimedia se alcanza una feliz conjunción, pocas veces lograda, entre el arte y la tecnología.

Para conocer algunas interioridades de esta obra, punto cu conversó con la licenciada Rosaida Galano Delfino, jefa de la Editorial Multimedia de CITMATEL.

-¿Por qué Montoto?

-Estamos ante uno de los más prestigiosos creadores contemporáneos. Cuando hicimos la multimedia él celebraba sus 50 años de vida, de ahí que resultara para nosotros una gran alegría y orgullo. Con este CD- ROM inauguramos la presencia de los plásticos en la serie Personalidades cubanas, pues hasta el momento se había circunscrito areflejar a escritores de la talla de Nicolás Guillén, Carilda Oliver y Pablo Armando Fernández, así como al patricio Máximo Gómez.

-¿Cómo ha sido estructurada?

-Para facilitar el acceso y lectura a la copiosa información se ha dividido en seis capítulos, mediante los cuales puede hacerse un recorrido por el quehacer y la vida del artista.

"Así, en la Cronología del autor, aparece una especie de biografía, pero esta difiere de la que conocemos tradicionalmente.

"Algo similar sucede con el Currículum, el cual se divide en botones que remiten a aspectos como: estudios realizados, trabajo profesional, reconocimientos, obras en colecciones nacionales y en el extranjero, exposiciones personales y colectivas, eventos y subastas, otras participaciones, jurados, conferencias y datos personales.

"De tal modo que cuando se refiere a un premio de fotografía, por citar un ejemplo, aparece un hipervínculo que le remite a los datos de la obra y la fotografía para visualizarla.

"En cuanto a la Crítica se insertan opiniones de personalidades como los escritores Miguel Barnet y Arturo Arango. Especial atención se presta a los comentarios realizados por el crítico Rufo Caballero, de quien también se inserta, íntegramente, su libro con el ensayo Tántalo frente al estanque. La pintura de Arturo Montoto, donde cataloga una importante selección de la obra pictórica del artista y ofrece a la par una visión personal sobre su obra, entre otros elementos. De suma importancia resulta el hecho de que posee la opción de ser impresa.

"Por su parte, Referencias sobre el artista reúne las publicaciones clasificadas por libros, publicaciones periódicas tanto en Cuba como en el exterior, catálogos, televisión, radio y fragmentos del programa de televisión A Capella, donde hay acceso a una extensa entrevista en la voz de Montoto.

"Entrevistas dispone, asimismo, de una selección de las aparecidas en diversos medios".

-¿Qué puede decirnos de la Galería?

-Es, sin duda alguna, el plato fuerte de la multimedia. Por lo general en trabajos de este tipo la labor del editor y el realizador se limita a poner toda la media existente en el disco, es decir, fotos, videos e imágenes, para tenerla concentrada sin necesidad de pinchar los hipertextos; sin embargo, hemos ido más allá.

"Dividimos los trabajos en pintura, dibujos, estudios con modelos vivos e intervenciones sobre papel periódico y otros, grabados, fotografías e instalaciones.

"Decidimos incluir la mayor cantidad de vertientes de su trabajo. De cada uno acotamos el nombre, soporte sobre el que está hecho, fecha, lugar donde se expone y otros datos útiles al navegante. Sobre algunas obras puede hacerse zoom, lo cual permite apreciar su textura, firmas y detalles que, de no hacerse este trabajo, pasarían inadvertidos".

-¿Cuáles son los rasgos distintivos de esta multimedia?

-Sin duda alguna el movimiento, la manera de mostrar la información, todos los desplazamientos que se lograron con Flash. La multimedia se mueve mucho, y ello marca un hito. "Se halla la ampliación de una buena parte de las piezas sobre las cuales se puede hacer zoom. De esta forma es posible distinguir y apreciar la calidad de las superficies, texturas, las técnicas utilizadas, por lo cual la interacción de la obra con el usuario es mayor.

"No menos importante resulta el acceso, desde la multimedia, a tres enlaces: el sitio del creador: arturomontoto.com, o enviarle un correo electrónico a cualquiera de sus dos direcciones: mopntoto@.cubarte.cult.comeinfo@arturomontoto.com

"Finalmente, pero no por ello menos importante, resulta la música original de Alexis Morejón, un elemento opcional de gran belleza que contribuye a hacer más ameno este recorrido por el trabajo y la vida de un artista genuino."

-¿Planes?

-Pensamos hacer un disco sobre la plástica cubana, posiblemente sobre pintura del siglo XX. Nuestro interés es contribuir a divulgar lo mejor del acervo cultural de nuestra Patria.

 


TICs vs desastres

Por H. Rosabal
Tomado del mensuario Punto cu
No. 28, Enero 2005

Vivimos ahora más que nunca en tiempos de tsunamis, tifones, huracanes, sequías, inundaciones... Si no es el Apocalipsis, se parece bastante. No el Apocalipsis de las predicciones bíblicas, sino uno muy terrenal, muy nuestro, propiciado por el hombre, o por algunos hombres, países, gobiernos, empresas, que en sus ansias de acaparamiento de riqueza y poder han puesto el clima mundial patas arriba.

La emisión incontrolada de gases clorofluorocarbonos (CFC), CO2 y otros, el agujero en la capa de ozono y el efecto invernadero con su secuela de calentamiento global, son evidencias de causas y efectos del deterioro del medio ambiente en nuestra "casa común", que todavía es posible evitar sea irreversible si los humanos logramos ponernos de acuerdo.

Aparte de sensatez y buena voluntad, en ese interés son de mucha utilidad y eficacia las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones aplicadas a la investigación, prevención, monitoreo y soluciones -incluyendo las que pudieran llegar algo tarde- para conservar o restablecer el medio ambiente. Demostrado está que lo son, de muchísimas maneras.

En Cuba, además de incorporarse crecientemente las llamadas TICs a ese plan que constituye parte de una política de Estado que tiene como centro al hombre y su medio, se las emplea también, cada vez más, en los sistemas de vigilancia y aviso para asegurar la protección de las personas y sus bienes. La red de estaciones del servicio meteorológico nacional es una muestra de ello.

Las fuerzas de la Naturaleza son de por sí devastadoras a veces, como ya se sabe, sin contar lo que a ese poder destructor cada vez más añaden los hombres al atentar de muy distintas maneras contra los frágiles equilibrios naturales. El alerta ante sus iras, por lo tanto, debe aumentarse, hacerse más preciso y tecnológicamente avanzado.

Cuba tiene no solo a su favor la comprensión de que así es, sino además, y a pesar de sus limitaciones materiales y financieras, la capacidad humana necesaria (técnicos, especialistas, investigadores) para atemperar sus sistemas de vigilancia meteorológica y sismológica, entre otros, al rigor de los drásticos eventos que hoy amenazan la vida en el planeta, poniendo al servicio de estos las grandes posibilidades que ofrecen las TICs.

Ese enfoque, unido a una concepción de defensa civil en la que cada ciudadano es oportunamente orientado y protegido, se protege a sí mismo y ayuda a proteger a otros, reduce la brecha entre la severidad creciente de los embates naturales y la capacidad del hombre de preservarse y preservar su medio ante aquellos.

Un botón de muestra de la asimilación de las TICs como una ventaja más para el hombre en su eterna lucha contra los elementos es la automatización de radares meteorológicos, de los cuales en el país existen siete: Camagüey; Pico San Juan, en Cienfuegos; Punta del Este, Isla de la Juventud; Casa Blanca, en la capital; La Bajada, Pinar del Río; Pilón, Granma, y La Gran Piedra, en Santiago de Cuba. Actualmente se trabaja en automatizar los tres últimos.

Como resultado de ese cambio nuestros científicos estudiosos del clima pueden obtener una señal animada y en tiempo real de los fenómenos meteorológicos, y así mejorar la calidad de sus pronósticos.

Llegar a ese punto no es solo cuestión de instalar computadoras y ver cómo se iluminan sus pantallas con imágenes y datos, sino, sobre todo, de establecer el concepto de su mejor uso e incluso de crear software o programas ajustados a las necesidades particulares de los sistemas y sus tareas, en lo cual es determinante el desarrollo del capital humano en el ámbito de las TICs, que el país estimula cada vez más.

Y no es solo en la meteorología que Cuba trabaja para proteger a su población de un medio ambiente forzado a ser más agresivo, sino en muchas otras vertientes para preservar al medio ambiente frente a las agresiones del hombre, tecnología mediante.


La versión de Cuba en Internet

Por H. Rosabal
Tomado del mesuario Punto cu
No. 27, Diciembre 2004

La verdad acerca de Cuba cotidianamente se omite o se manipula en la información pública dominada globalmente por las grandes transnacionales mediáticas.

En una época -los primeros años de la Revolución- se echó a rodar la falacia de que los niños cubanos eran enviados “a Rusia”, desde donde nos los devolvían con el cerebro lavado o como carne enlatada para que nosotros mismos nos los comiéramos. Previamente se privaba a los padres de la patria potestad y por ese absurdo rumor y otros miedos alimentados por la propaganda contrarrevolucionaria hubo quienes mandaron a sus hijos, muy pequeños inclusive, a vivir por siempre fuera de la tierra donde habían nacido, a los Estados Unidos de América, en una operación que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) codificó impúdicamente con el nombre tierno de Peter Pan.

La mentira respecto a Cuba -“la Isla de gobierno comunista”, como si comunista fuese sinónimo del peor de los pecados- ha sido elemento clave en la política de bloqueo y de guerra ideológica mantenida durante más de 40 años por sucesivos gobiernos del vecino país del Norte en estrecha relación con la mafia contrarrevolucionaria de origen cubano establecida allí.

Durante todo ese tiempo hemos enfrentado campañas y más campañas de mentiras, en franca desventaja material y tecnológica pero con la sólida ventaja que aseguran siempre la verdad y la razón defendidas con argumentos irrefutables, y más que con argumentos con hechos, con la obra misma de la Revolución.

Aunque el acoso arrecia, en años recientes el desarrollo tecnológico originado por intereses muy distintos al de favorecer a países pobres como el nuestro ha venido, mal que les pese a sus gestores, a echarnos una mano. El establecimiento de la red mundial de computadoras Internet y nuestro acceso a esta a pesar del bloqueo nos ha permitido llegar a millones de personas en el mundo con nuestra versión de lo que sucede en Cuba.

Internet, ciertamente, no es accesible para todos los ciudadanos del planeta, como tampoco lo es el teléfono, inventado hace 115 años en La Habana por el italiano Antonio Meucci. La llamada brecha digital -expresión en el ámbito de las tecnologías informáticas y de comunicación del abismo entre países ricos y pobres en cuanto a desarrollo- determina que así sea.

A pesar de ello una buena parte de la humanidad tiene acceso a la Red y a la información sobre Cuba que en ella puede localizarse en sitios cubanos, entre los cuales figuran unos 130 de nuestros medios de prensa (periódicos nacionales y provinciales, emisoras de radio y televisión, telecentros, revistas y otras publicaciones, incluidas las de perfil muy especializado). Súmense a esos otros sitios de ministerios, organizaciones políticas y de masas, instituciones culturales y científicas, personalidades...

Desde que en 1996 surgió la página web de Granma Internacional, y al año siguiente la de Granma, el diario que todos conocemos, la presencia de nuestros mensajes en Internet se ha venido multiplicando, y eso ha permitido dar a conocer nuestras verdades y contrarrestar, por una vía más, el cerco de la mentira.

No es esta toda la solución, en tanto la desinformación sigue teniendo un vasto cauce en medios como televisión, radio, periódicos, revistas y películas, y en la propia Internet, en los cuales la campaña anticubana paga espacios sin escatimar dinero.

Aún así, millones de personas que se resisten a la manipulación de sus ideas y quieren formarse acerca de Cuba -como acerca de cualquier otro tema- sus propias opiniones, visitan nuestros sitios y establecen contacto a través del correo electrónico. Todo un puente nuevo de comunicación se construye sobre esa base, y la simpatía y la solidaridad asoman cada vez más entre la niebla tras la cual quieren escondernos del resto del mundo.

Momentos importantes y sucesos definitorios para nuestro país y nuestra Revolución como la lucha por el regreso del niño Elián González a su familia y a su patria lograron en parte un conocimiento más amplio internacionalmente gracias a la presencia de nuestra versión en la Red de redes, mediante la cual hoy también luchamos por la liberación de nuestros Cinco Héroes injustamente prisioneros en Estados Unidos.

El trabajo abnegado, constante y comprometido de muchos cubanos se invierte a diario en mantener esos sitios actualizados, con más razón que somos agredidos, no agresores y es nuestro deber y derecho defendernos. Así, de paso, hacemos un uso noble de este logro de la inteligencia humana: romper lanzas por la verdad y la justicia.


Hipertensos bien controlados con algoritmo propio

Por Sanz Araujo, L.C.
Tomado del periódico Punto cu
No. 30, Marzo-Abril 2005

Da igual en que provincia usted viva: al menos hay un Servicio de Cardiología que dispone del HIPERMAX y en la actualidad se estudia la conveniencia de llevar esta prestación a la atención primaria.

Se trata de un monitor portátil que permite la medición y registro automático de la presión arterial (PA) y de la frecuencia cardiaca (FC) de los pacientes, de manera ambulatoria, en su actividad cotidiana durante 24 horas.

Desarrollado por un equipo de profesionales del Instituto Central de Investigación Digital (ICID), encabezado por Raúl Ruso Quintana y con la asesoría de galenos del Hospital Hermanos Ameijeiras, sus indiscutibles beneficios han permitido evaluar numerosos casos que lo han requerido y mejorar de este modo la calidad de vida de muchos pacientes.

Pequeño, ligero y compacto, resulta muy confiable; se aplicade forma eficaz en pacientes hipertensos así como en la evaluación y control de la efectividad de la dosificación y el horario óptimo de administración de los medicamentos.

Otra de sus bondades es que posibilita la detección de pacientes "falsos" hipertensos a los que se les eleva la PA en presencia de los médicos, en tanto que al efectuar el monitoreo durante el sueño permite analizar si la presión desciende en esas horas, o sea, si son pacientes dippers o non dippers, criterio muy vinculado al posible daño a los denominados órganos diana de la hipertensión arterial.

Significativo Aporte

HIPERMAX está integrado por un software para PC y un pequeño equipo. El primero permite el análisis y evaluaciónde los datos adquiridos, sugiere el pronóstico y emite recomendaciones. Desarrollado sobre Windows, procesa los datos extraídos del equipo y brinda un conjunto de gráficos y reportes de suma utilidad para el especialista.

Entre estos están: la tabla de datos -muestra las mediciones realizadas durante el estudio-; el gráfico de tendencia -presenta el comportamiento de la PA en el intervalo seleccionado-; el histograma -permite observar en un gráfico de barras los valores más frecuentes de PA del paciente en el periodo que se determine-; y resultado, que sugiere la evaluación del estado de hipertensión arterial del paciente, evaluando el mismo de forma automática.

Recientemente la Academia de Ciencias de Cuba aprobó, por unanimidad, el otorgamiento de su Premio Anual al HIPERMAX.

Para ello, los académicos tuvieron en cuenta, entre otros elementos, que su principal aporte estriba en el desarrollo de un algoritmo propio para la medición de la presión arterial basado solo en la información de presión sin información de sonido o de señal electrocardiográfica, implementado de manera independiente por los autores sin disponer referencias de equipos similares, por ser propiedad intelectual de diferentes compañías.

También valoraron su gran impacto y repercusión socioeconómica en el país, y su exportación a exigentes mercados lo cual, sin duda alguna, prestigia internacionalmente a la ciencia y la innovación tecnológicas nacionales.

Una Opinión de Peso

"Para nosotros fue una gran alegría que el HIPERMAX recibiera el Premio Anual de la ACC. Este es un reconocimiento muy honroso y difícil de obtener, ya que lo entrega la representación de la comunidad científica cubana.

"Por otra parte, es un excelente símbolo de las mejores tradiciones del ICID y de cómo queremos ser. Es un equipo basado en la tecnología actual internacional, pero con una base científica y tecnológica desarrollada por nuestros compañeros, con la valiosa asesoría de médicos cubanos.

"Su utilidad potencial es muy grande, representa un salto en las posibilidades que la tecnología brinda a los médicos de conocer qué pasa en un paciente hipertenso durante las 24 horas. Y no hablamos de una enfermedad más: la hipertensión incide fuertemente en la primera y tercera causas de muerte en nuestro país y tiene una prevalencia superior al 20 % de los adultos cubanos", dijo el ingeniero Fernando Arrojas Cowley, director del ICID.


Paso a paso nos informatizamos

Por H. Rosabal
Tomado del mensuario Punto cu
No. 29, Febrero 2005

Nos hemos acostumbrado ya a la computadora, a la red de computadoras, a la impresora láser, el disquete, el ratón, el correo electrónico, el disco duro, el software, la navegación por Internet, y toda una serie de hechos y términos del mundo de la computación aplicada y las infocomunicaciones, que antes nos parecían “raros”, inaccesibles, y hoy más cercanos y naturales.

No es fortuito. Hace 15, 10, cinco años inclusive, el panorama era otro. El andamiaje que poco a poco ha venido construyéndose y nuestra relación con él, nos han transformado la percepción al respecto, casi sin que sepamos cómo. Si bien en Cuba desde la década del 70 se introdujo la computación y hasta se acometió audazmente el diseño y la producción de una computadora cubana, es ahora cuando el uso social, masivo, de esa y de otras nuevas tecnologías resulta una realidad visible y tangible.

Dos pruebas de ello, entre muchas otras que pudieran citarse: Hoy puede encontrarse a un alumno, o alumna, de primaria en lo intrincado de la Sierra Maestra manejando su PC con la destreza propia de la edad, o un tecnológico –lo mismo en la capital que en “el interior”- con cientos de estudiantes de Informática.

Si se piensa en términos de llegar, más temprano que tarde y de acuerdo con las posibilidades de un país como el nuestro, a la llamada sociedad del conocimiento, por supuesto que falta mucho por avanzar, pero entusiasma observar que ya se ha recorrido un tramo del camino y, paso a paso, la informatización de la sociedad cubana marcha.

Un informe de la Oficina para la Informatización, referido al año 2004, resume algunos avances. Uno de ellos, que ya el país dispone de 2,73 computadoras personales por cada 100 habitantes con una distribución que prioriza al sistema nacional de educación, desde la primaria hasta la Universidad, los Joven Clubes de Computación y Electrónica, la Salud y el trabajo social.

Como puede verse, hay una dedicación de estos modernos y útiles medios a aquello que en una sociedad como la nuestra consideramos más importante, necesario y beneficioso para todos.

En el ámbito de la Salud, consigna el reporte de la Oficina, se fortalece la infraestructura de la red telemática INFOMED, pionera de las redes cubanas de computación, con una amplia gama de servicios y de probado valor para la investigación, el intercambio, y el análisis y la solución de casos médicos.

También figura como un logro importante la informatización de los centros de información de atención primaria en los policlínicos y el funcionamiento de aulas y laboratorios de computación para el proyecto de universalización de la enseñanza del primer año de la carrera de Medicina.

En Educación, entre otros resultados positivos, el 100% de los centros de enseñanza del país usan las TIC como apoyo a los programas de clases, lo que beneficia a 2 230 658 estudiantes y a 12 784 escuelas.

Los Joven Clubes de Computación están hoy en todos los municipios del país, con más de 4 600 computadoras. Solo en 2004 abrieron 100 de estas instalaciones, para un total de 400. En el propio año se ofrecieron cursos en ellos a 143 395 alumnos, lo que equivale a un 20% de los 700 000 graduados desde 1987, cuando surgieron los JCC, que sumarán 600 al final de este año, con 6 800 computadoras.

Existen actualmente Dispositivos Telefónicos para Sordos (DTS) en 53 Centros Multiservicios de ETECSA en todo el territorio nacional, lo que facilita el servicio telefónico local y de larga distancia nacional e internacional a las personas con tal discapacidad, y vale como muestra del carácter incluyente, no discriminatorio, del uso de las TIC en Cuba.

Pudieran citarse otros ejemplos del propio informe como reflejo de la manera racional, diversa e inteligente con que se informatiza poco a poco nuestra sociedad, según lo permiten los recursos financieros y otros indispensables en este plan, pero el espacio para estas líneas no alcanza.

Lo importante, a fin de cuenta, no es la cantidad de ejemplos, ni atiborrar al lector con la relatoría completa de hechos y datos. Lo importante es que, en los hechos, cada vez parece más propio de nuestra vida diaria recurrir a la computación y otras de las denominadas TIC para resolver problemas concretos. Eso significa que, efectivamente, paso a paso, nos informatizamos.


De corazón

L.C. Sanz Araujo
Tomado del mensuario Punto cu.
No. 28, Enero 2005

Se llama EXCORDE, y su nombre proviene de la expresión latina Ex corde, que significa de corazón. Ello no es casual pues se trata de un sistema electrocardiográfico destinado a la realización de pruebas de Holter, o ambulatorias, para la adquisición y estudio de la señal electrocardiográfica (ECG) de un paciente mientras este desarrolla su vida normal durante un período prolongado, típicamente 24 horas.

Integrado por uno o varios equipos de grabación (denominados registradores) que almacenan la información electrocardiográfica y eventos de interés obtenidos del paciente sobre una pequeña tarjeta de memoria de estado sólido (tipo Compact Flash) y una computadora personal donde se ejecuta un programade análisis (denominado analizador).

El registrador de EXCORDE es un equipo pequeño, alimentado con una batería de 9 V, que posee un diseño compacto y robusto. Se destaca por su pequeño tamaño: (121x74x33 mm) y bajo peso (255 g con batería memoria). Se conecta a electrodos colocados sobre el tórax del paciente mediante cinco cables.

El software del analizador de EXCORDE puede ejecutarse sobre las versiones de Windows 98 / ME / 2000 y XP. Sus herramientas posibilitan efectuar los análisis de manera rápida y precisa, ademásde poderse configurar sin dificultad. Entre sus funciones se hallan la medición de la frecuencia cardiaca, el análisis y clasificación de los latidos, la detección y análisis de los eventos arrítmicos, la medición y análisis del segmento ST de la señal electrocardiográfica, el estudio de la variabilidad del segmento RR y el análisis del funcionamiento del marcapasos. Asimismo, visualiza e imprime la señal en diferentes formatos, emite e imprime reportes de los resultados del análisis además de almacenar los casos estudiados, lo cual resulta de gran utilidad para los especialistas.

Razones para un Premio

La propuesta de EXCORDE como Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba recibió la aprobación unánime del Pleno, celebrado enenero, integrado por académicos procedentes de todo el país que pertenecen a diferentes secciones.

Entre los elementos tenidos en cuenta podemos señalar que se trata de un resultado de alto impacto y repercusión socioeconómica en el país, a lo que se suman importantes exportaciones que prestigian internacionalmente a la ciencia y la innovación tecnológica de la mayor de las Antillas.

Estamos ante un tipo de sistema desarrollado por vez primera en Cuba, que cumple -con todo rigor- los requisitos establecidos para esta clase de equipamiento.

Tanto el software como el diseño electrónico y constructivo de sus partes fueron totalmente ideados por los autores, con soluciones propias que recogen además de la experiencia técnica del colectivo, el conocimiento médico de prestigiosos especialistas de importantes instituciones médicas del país.

Los algoritmos fueron evaluados utilizando la base de datos de arritmia MIT-BIT, alcanzándose un 99,9 % de predictividad positiva en la detección de QRS y un 97,20 % en la detección de extrasístoles ventriculares.

El EXCORDE pasó satisfactoriamente los rigurosos ensayos de seguridad y compatibilidad electromagnética realizados en Europa. Es producto de un esmerado desarrollo en el cual confluyeron los conocimientos, la pericia y la dedicación de un numeroso colectivo integrado por experimentados ingenieros del ICID, encabezados por Daniel Jiménez González y secundado por Gisela Montes de Oca, Alberto Rodríguez, Osmany Vargas, Tahiri Moreno, Isabel Hernández, Roberto Montero, Alexis Bas, Luis A. Climent y Antonio Torres, entre otros, quienes reconocen y agradecen el conocimiento médico y la ayuda brindada por numerosos especialistas del Hospital Ameijeiras, el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular y otras instituciones médicas del país.

Anteriormente había obtenido la distinción Destacado en el XIV Forum Nacional de Ciencia y Técnica, así como medalla de Oro en la Feria Internacional de La Habana, ambos en el año 2003.

En la actualidad, EXCORDE se emplea con éxito en múltiples servicios de Cardiología del Sistema Nacional de Salud a lo largo y ancho del archipiélago cubano. Ellos cuentan con 70 registradores y 29 analizadores, lo que ha posibilitado ampliar el servicio y de esta manera mejorar la calidad de vida de muchos pacientes.

La Empresa COMBIOMED exporta el equipo a exigentes mercados.

Un software para las elecciones

Por H. Rosabal
Tomado del mensuario Punto cu
No. 30, Marzo-Abril 2005

Esta clase de noticias alegran, porque muestran -y demuestran- cómo la computación puede satisfacer necesidades muy concretas de nosotros, los seres humanos; nos ahorra tiempo, nos ayuda a ser más eficientes y a tomar decisiones rápidas y precisas, entre otras ventajas, en asuntos muchas veces tan importantes como la elección de nuestros representantes en el sistema de gobierno.

ELENA 2005es un nuevo software (programa de computación) creado por un grupo de jóvenes especialistas de la División capitalina de la empresa DESOFT, perteneciente al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC).

Su cometido es registrar todas las incidencias del proceso electoral, desde las asambleas de nominación de candidatos, pasando por la apertura de los colegios y el estado de los registros electorales, hasta el comportamiento de la votación y la posterior constitución de las Asambleas Municipales del Poder Popular.

"En la etapa de nominación -ilustró a JR Wilfredo Díaz Oramas, a cargo de Desarrollo en la mencionada División de DESOFT- recogió los candidatos postulados por circunscripción; la asistencia a cada una de las asambleas; incidencias de cada día en cada lugar, por qué se suspendieron asambleas y otros aspectos considerados importantes. El software permite acceder de manera rápida a toda la estadística sobre los nominados: sexo, edad, raza, hasta completar todas las variables que interesan a la Comisión Electoral Nacional".

Toda esa información se acopia y se pone, con mucha inmediatez, a disposición de las autoridades electorales, responsables de garantizar en cada escalón -municipio, provincia y país- el desarrollo de los comicios según lo dispuesto en nuestra Ley 72 (Ley Electoral).

ELENA comenzó a gestarse en diciembre de 2004. La Oficina Nacional de Informatización (adscripta al MIC para impulsar y ordenar el proceso de informatización del país), le hizo la solicitud a los jóvenes especialistas de DESOFT, quienes entraron en contacto con la Comisión Electoral Nacional para definir cuáles eran las necesidades y enseguida comenzaron a trabajar.

Técnicamente, el resultado es una aplicación Web a la cual puede accederse mediante ENET (la Internet de ETECSA) y tecleando la dirección www.elecciones.co.cu, desde las comisiones electorales municipales, provinciales y nacional, cuyos integrantes fueron previamente capacitados para el uso de esta herramienta.

Por supuesto que llegar a esta novedad, ajustarla y ponerla a punto pasando por las naturales ansiedades y expectativas que acompañan a todo lo nuevo, fue una tarea que requirió muchos esfuerzos y desvelos de sus creadores, quienes pasadas ya las elecciones parciales del 17 de abril analizarán seguramente cómo hacer de ELENA una aplicación más perfecta, en el interés de contribuir, mediante el uso de la tecnología moderna, al perfeccionamiento de nuestra democracia.

Que el poder que ejerce el pueblo cubano sobre sus destinos, en uso de su soberanía y del mandato de su Constitución y leyes, tenga entre sus soportes materiales estos que proporcionan las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones -sin desdorar, por si acaso, otros medios convencionales o tradicionales a los que a veces hay que echar mano- es sin duda una buena noticia, vale reiterarlo.

Como también lo es la juventud de quienes facilitan tales avances con su talento cultivado en las escuelas del sistema educacional desarrollado durante años por la Revolución. Un talento que cada día será más en este país donde gobiernan y seguirán gobernando los mejores cubanos, nominados y elegidos por sus méritos desde bien "abajo", desde el barrio.

 

Los mitos del imperio virtual

El imperio virtual creado gracias a las nuevas tecnologías también ha producido sus propios mitos, que buscan vender su imagen con danzas atractivas para los incautos

Por Amaury E. del Valle
Tomado de Juventud Rebelde
14 de septiembre de 2005

Entre los habitantes que pueblan nuestro planeta hay decenas de millones de analfabetos que no tienen el derecho a entrar por la puerta ancha de la Era de la Informatización y las Comunicaciones, por el simple hecho de haber nacido en un país subdesarrollado.

La llamada Brecha Digital, esa que se mide en dígitos e índices como acceso a una computadora, a correo electrónico, Internet o densidad telefónica, no tiene nada que ver con la disparidad creada por la cantidad de artefactos en un lugar y su escasez en otro.

Y es que no se trata solo de una brecha “digital”, sino de colmar la distancia que separa a ricos y pobres en cuanto a educación, salud, empleo, vivienda y seguridad social, entre muchos otros tópicos.

Pensar que el mundo virtual y la computación pueden resolver esto, es como creer que alguien, porque pueda pagar sus impuestos o votar por Internet, ya disfruta de la ciberdemocracia, sin pararse a pensar si ese gobierno refleja verdaderamente la voluntad de las mayorías mediante su participación activa y efectiva.

El imperio virtual creado gracias a las nuevas tecnologías también ha producido sus propios mitos, que buscan vender su imagen con danzas atractivas para los incautos.

Noticias Chatarras

Según el investigador español Bernardo Díaz Nosty, las tecnologías de la información y las comunicaciones generan predicamentos míticos preempacados, para que sean difundidos como sus bondades absolutas y accesibles.

Entre estas mistificaciones está el mito de la abundancia, el cual se basa en subrayar la disimilitud de información, canales y soluciones, gratificaciones, abundancia en el tiempo y en el espacio... por ende la pluralidad de puntos de vista y concepciones.

Es, para decirlo más sencillo, el cambio de la visión sobre cómo controlar la información. Si antes la escondía, ahora lo sigo haciendo, pero saturándote de noticias chatarras, de informaciones banales e intrascendentes. Incluso, aunque el tema sea importante, la estrategia es generar tanta información sobre él que el usuario no pueda detectar cuál es su verdadera esencia.

Claro está, el mito de la abundancia informativa se conecta directamente con otro muy en boga: el mito de la transparencia. Vuelto a traducir: la tecnología supuestamente te da la posibilidad de que sepas de todo, lo investigues todo, accedas a todo. Te lo pone todo al alcance de la mano... pero no lo puedes tocar.

El caso más curioso en este sentido es la eclosión de los buscadores, robots arañas que a través de palabras claves dan miles y miles de páginas sobre lo que le pidas.

Sin embargo, los estudios indican que apenas el tres por ciento de lo listado corresponde a la necesidad de información, mientras el 78 por ciento de los navegantes entra en ellos buscando una cosa, y termina leyendo otra.

Es que el mito de la globalidad del conocimiento lleva a que de veras creamos que a través de la tecnología se puede estar en todo, acortar las distancias, modificar las geografías y ser partícipe de cualquier hecho, entroncando con otro mito, el de la instantaneidad que se logra con las tecnologías de la información, pues las coberturas en tiempo real, el darnos la información minuto a minuto, se hacen ver como lo “objetivo” del hecho, aunque la realidad sea muy distinta.

Además, la tecnología también te refuerza el mito de la interactividad, de que tú también cuentas, a partir de hacer creer que tu opinión decide, para lo cual pululan las encuestas virtuales sobre cualquier tema.

Concentración apabullante

A pesar de estos mitos tecnológicos, la realidad en cambio es bien distinta. Las compañías de Estados Unidos controlan hoy más del 50 por ciento de la producción y distribución mundial del cine, entre el 75 y el 80 por ciento de la circulación de programas televisivos y más del 70 por ciento de los de vídeo.

Por si fuera poco, el mismo país controla además el 50 por ciento de los satélites de comunicación, el 75 por ciento de la red Internet, mientras que en él se produce el 60 por ciento del software de uso mundial y una sola compañía, Microsoft, domina con Windows, el sistema operativo instalado en más del 90 por ciento de las computadoras personales de todo el mundo.

Norteamericanos son también Google, Yahoo, MSN y Altavista, los buscadores más utilizados del planeta. Dicho en pocas palabras. Nadie se conecta a Internet, manda un correo a otro país, solicita una información, habla por celular o siquiera prende una computadora o cualquier otro artefacto digital, sin estar utilizando, de una u otra forma, un servicio, sistema, circuito o componente con presencia norteamericana.

Es un dominio casi absoluto, real, palpable y totalmente hegemónico. Se completa con el control del petróleo necesario para producir la electricidad con que funcionan nuestras computadoras, e incluso con el dominio sobre las reservas de coltán en África, el mineral imprescindible para hacer las baterías que utilizan celulares, agendas electrónicas o relojes.

La concentración monopólica privada de la propiedad de los medios de producción y distribución de los productos culturales es aún más apabullante todavía.

La omnipotencia en la industria del cine, musical, televisiva y ahora digital, no solo pone en peligro la diversidad cultural, sino que nos coloniza de nuevo introduciendo la imagen sexista de una morena escultural como Shakira, el culto a la violencia con un Steven Segal indestructible, los estereotipos racistas y xenófobos de un árabe terrorista, y un negro como Eddie Murphy o un chino como Jackie Chan, destinados sin remedio a papeles risibles e estigmatizadores de idiotas a las minorías.

Internet no escapa tampoco. Si bien el 40 por ciento de sus navegantes se concentra del Bravo hasta los Grandes Lagos, el 80 por ciento de sus contenidos están en inglés, y norteamericanos son el 65 por ciento de los sitios web.

Es paradójico y casi increíble. El chino mandarín, por ejemplo, es hablado por más de mil millones de habitantes. Pero el inglés lo supera en la web. En el mundo existen más de 6000 lenguas diferentes, y 4000 de ellas morirán próximamente.

A pocos en la red parece importarles. De cualquier forma, ya han buscado mejor una nueva alternativa y se impone la ciberjerga que se teclea en los chats de la Red, mientras que las palabras y gestos para expresar sentimientos son sustituidos por los emoticons, esos dibujitos de rostros que expresan cualquier cosa.

Tecnología de tercera

Estudios recientes demuestran que incluso cuando se introduce tecnología en un país subdesarrollado, ya llega de segunda o tercera generación, si no está signada por licencias de software o patentes esclavizantes.

Hasta librarse de los yugos es difícil, pues fenómenos como el software libre del sistema operativo Linux sufren del estigma “mediatizado” de ser algo difícil solo asequible a unos pocos peludos fanáticos a lo teclados, cuando en realidad su uso es fácil y ni más ni menos complejo de aprender que Windows.

Es que como dijeran los investigadores Octavio Islas y Fernando Gutiérrez: “Las masas de la era de Internet son regidas por una cultura apolítica de consumo, en la cual las diferencias de clases sociales se acentúan en forma dramática, y en donde los desposeídos no solo son marginados, sino que, simplemente, desaparecen por carecer de tarjetas de crédito, computadoras, líneas telefónicas y conocimientos del idioma inglés”.

La digitalización y el acceso a Internet seguirán creciendo

  • El uso creativo de la llamada red de redes, y de las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones, puede ayudar significativamente a desarrollarnos y a defender nuestras ideas, asegura el ministro González Planas. Digitalizada la telefonía en Guantánamo

Por Heriberto Rosabal
Tomado de Juventud Rebelde

La digitalización telefónica llegó este fin de semana hasta la provincia más oriental de Cuba, Guantánamo, a 910 kilómetros de la capital. Poco antes, llegó también hasta allí la red nacional de cables de fibra óptica. Todo un suceso para Cuba, donde igual que en cualquier otro país la comunicación rápida y eficiente constituye una necesidad básica y tiene un alto valor en todos los sentidos.

“Efectivamente —comentó en exclusiva a Juventud Rebelde el ministro de Informática y Comunicaciones (MIC), Ignacio González Planas—, hoy se digitaliza Guantánamo, una de las provincias más retrasadas del país en las tecnologías informáticas y de comunicaciones (TICs), lo que a muy corto plazo permitirá incrementar la densidad telefónica desde 2,4 hasta 3,1 teléfonos por cada cien habitantes en ese territorio, mejorándose además sensiblemente la calidad del servicio telefónico”.

La llegada a Guantánamo de la Fibra Óptica Nacional, precisó González Planas, además de mejorar el tráfico telefónico permite recibir en la provincia la señal de los canales educativos con óptima calidad y hacer otro tanto en el futuro con otras transmisiones.

“Ahora solo faltaría digitalizar Las Tunas y Granma —ambas con muy baja conectividad aún—, lo cual está previsto suceda este año o a más tardar en los primeros meses del próximo”.

Aprovechando la oportunidad del diálogo con el titular del MIC, ampliamos acerca de este y otros temas analizados hace apenas una semana en el balance anual del Ministerio.

—Estos últimos pasos, ¿en qué situación exactamente ponen a Cuba en cuanto al desarrollo de su infraestructura de telecomunicaciones y qué beneficio representa para los cubanos lo que hasta ahora se ha hecho?

—Tenemos que seguir avanzando en nuestra infraestructura de telecomunicaciones. En todo el país disponemos de 6,37 teléfonos por cada cien habitantes, con una distribución que no es pareja. Por ejemplo, en Ciudad de La Habana hay 14 por cada cien habitantes; pero hay provincias por debajo de tres, y zonas y regiones con menos de dos. En la misma Ciudad de La Habana tenemos municipios con alrededor de dos también, los del sur de la provincia en este caso, y sin embargo, Playa, Plaza de la Revolución y Centro Habana tienen bastante más de 14.

“Esa situación se complica con el hecho adicional de que las redes de telefonía, aún las más desarrolladas, son muy viejas, las de la capital inclusive; redes de cobre, con un estado técnico desactualizado que no puede modificarse tan rápidamente como se cambia una central telefónica, cosa que acaba de ocurrir en Guantánamo.

“Con la red telefónica hay que llegar, par a par, a cada casa, y para eso hay que invertir dinero, y además tiempo, para que las organizaciones responsables de esas inversiones —postes, cables— puedan lograr una diseminación adecuada”.

—No obstante, continuará el crecimiento. Según lo que se dijo en el balance anual del MIC, este año se pondrán en servicio 80 000 nuevas líneas telefónicas.

—Nuestra intención es seguir creciendo hasta alcanzar, dentro de cuatro o cinco años, alrededor de 20 teléfonos por cada cien habitantes en Ciudad de La Habana, y de 12 a 14 teléfonos en el resto del país.

“Para eso se cuenta con los ingresos de la propia rama de telecomunicaciones, una parte de los cuales viene dedicándose sistemáticamente a las inversiones que potencian esta infraestructura a un ritmo que ha permitido, entre el año 1994, cuando se creó ETECSA, y el momento actual, incrementar alrededor de dos teléfonos por cada cien habitantes a 6,37; y de un 4 por ciento de digitalización en 1995 a un 80 por ciento en la actualidad.

“La conectividad es muy importante para los cubanos. En primer lugar, en este momento todavía hay mucha ansiedad con la comunicación telefónica. La gran mayoría de la población a lo que aspira ahora mismo es a tener el teléfono, y todavía es una cantidad relativamente pequeña de personas la que accede al tráfico telefónico.

“Hay aún lugares aislados a los que les falta una mínima comunicación, y poblados de 500 y más habitantes que no tienen comunicación alguna. Hasta ahí pensamos que puede llegarse con más rapidez ahora, cuando vamos a integrar las inversiones de la telefonía fija, y de la telefonía inalámbrica, para poder conectar a esos lugares más aislados en los que, si dependiésemos del cable, demoraríamos mucho y sería muy costoso.

“Entonces, está previsto este año incrementar esas 80 000 líneas, una parte con telefonía inalámbrica y otra parte con telefonía fija. Ese es un incremento sensible (20 000 más que en 2003) que permite mantener un ritmo de crecimiento con el cual se ha podido, en cinco años, duplicar la cantidad de líneas disponibles en el país.

“Sigue siendo insuficiente, pero será cada vez más robusta esa infraestructura. Se ha mejorado mucho la transmisión a partir de la red nacional de fibra óptica, que ha creado una capacidad de tráfico suficiente.

“De la digitalización de todas las capitales de provincias va resultando una telefonía de más calidad, de más cantidad y de mayor posibilidad de crecimiento de los números. Y tenemos que ir trabajando por llegar ahora a los lugares de más difícil acceso”.

—Es decir, ¿irradiar desde las capitales de provincias hacia el resto de los territorios?

—Esa es la tarea más urgente. Ahora tenemos casos, incluso, en los que disponemos de capacidad de telefonía en una planta y no tenemos forma de darle salida. Reitero que cambiar una central telefónica es una acción inversionista relativamente corta, pero hacer las redes es llegar a cada barrio, a cada cuadra, a cada casa con el par físico, y eso requiere más tiempo y además mucho dinero.

—En ese contexto, el acceso a la transmisión de datos, a Internet y al correo electrónico, muy relacionado a su vez con la extensión cada vez mayor del uso de computadoras, es todo un capítulo. ¿Qué está ocurriendo ahí? ¿Cuál es la política al respecto?

—En nuestra reunión de resumen de los resultados del año 2003 y de discusión de las tareas principales para 2004, explicamos que el país cuenta hoy con un estimado de 270 000 computadoras, de estas el 65 por ciento en red; que hay 1 100 dominios punto cu, más de 750 sitios en Internet y más de 480 000 cuentas de correo electrónico. Toda la prensa, nacional y local, está en Internet. Varias estaciones de radio transmiten en Internet en tiempo real, y Cubavisión Internacional está también disponible en la red.

“Estas cifras —logradas a pesar de nuestras limitaciones en la infraestructura de comunicaciones— muestran un crecimiento importante, pero todavía son, por supuesto,insuficientes. Los 6,37 teléfonos por cien habitantes, y las redes viejas y deterioradas, dificultan generalizar un acceso totalmente eficiente a Internet.

“Lo que se ha avanzado ha sido posible aplicando una política de acuerdo con nuestra situación económica y con nuestros planes de desarrollo. Hemos privilegiado el uso de Internet en el ámbito social, en Salud Pública, Educación, Ciencia y Técnica, Prensa y Televisión nacional y local, cultura, banca, las ramas más importantes de la economía y, más recientemente, los servicios a la población.

“Esta política ha facilitado un uso intenso de las posibilidades técnicas de conexión, y un acceso amplio y creciente que debe continuar aumentando sistemáticamente. Cientos de miles de personas acceden en Cuba a Internet, y cada día serán más las que lo hagan. Solo a través de INFOMED, el servicio de Internet de la Salud Pública, acceden personalmente cerca de 30 000 profesionales, médicos y paramédicos. En la Educación Superior prácticamente todos los profesores y la gran mayoría de los estudiantes se comunican con Internet, con restricciones vinculadas solo al tiempo de máquina disponible y a las velocidades que permiten nuestras redes.

“Los trabajadores de los centros científicos y de investigación y desarrollo tienen condiciones que aseguran su acceso a Internet, su actualización científico-técnica constante, y el intercambio expedito con sus homólogos de otros países. Una gran parte de los periodistas usan Internet a diario en su trabajo.

“En los 300 Joven Club de Computación, presentes en todos los municipios del país, acceden a través de TINORED miles de jóvenes cada día. Los centros municipales de cultura permiten el acceso sistemático de escritores, artistas y otros trabajadores de la Cultura, y a través de las salas de navegación de los correos, servicio que apenas comienza, irá accediendo directamente y de manera progresiva la población en general.

“Además de todo eso se crean condiciones para multiplicar el uso de la informática en el país. En primer lugar con el esfuerzo por enseñar computación desde el pre-escolar: todas las escuelas del país cuentan con computadoras que se usan además en el proceso docente-educativo, incluyendo 2 368 escuelas con paneles solares, entre estas 93 que tienen como matrícula un solo alumno. En la Educación Superior hay una máquina por cada 12 estudiantes, que utilizan masivamente esta tecnología. La Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), de reciente creación, cuenta ya con 4 000 estudiantes y comenzará a graduar 2 000 profesionales al año a partir del período 2006-2007, lo que se suma a la existencia de facultades de Informática en todas las universidades del país. Un total de 30 000 estudiantes cursan estudios para programadores y en otras especialidades informáticas de nivel medio.

“Se hace un gran esfuerzo por potenciar la industria cubana del software, con énfasis en la salud, la educación, la banca, las telecomunicaciones, el turismo, la cultura. En un futuro próximo será una práctica cotidiana el uso de software cubano en la telemedicina, en la tele educación.

“Se estudian e implementan soluciones para aliviar y hacer más eficaces los servicios a los ciudadanos, y por desarrollar el comercio electrónico.

“Esto solo para darte algunos ejemplos ya que me preguntas, y teniendo en cuenta —dicho sea de paso— que andan por ahí algunos cables que afirman que estamos reprimiendo Internet”.

—Esos medios de prensa aluden a una resolución del MIC que supuestamente impide el acceso de los cubanos a Internet. ¿Es así?

—Nada más lejos de nuestra realidad actual. En un mundo donde el acceso a Internet es solo para elites, donde miles de millones de personas no han visto nunca un teléfono, ni tienen esperanza ninguna de acceder, porque, además, gran parte no sabe leer ni escribir, el camino posible para los países subdesarrollados, y el más democrático y masivo, es el que nosotros estamos recorriendo. No tengo la menor duda.

“Las especulaciones de esos cables y reportes de medios de prensa internacionales en estos días, manipulan una medida elemental de protección a las redes y a los clientes de Internet.

“El mundo anda lleno de hackers, de virus, caballos de Troya, ilegalidades en el uso de las redes, pornografía en Internet. En todas partes, todos los días, se toman medidas para impedir ese desorden, imprescindible para que las redes funcionen bien. Cuando somos nosotros quienes tomamos algunas medidas elementales de control de la legalidad, enseguida surgen las críticas, los preocupados por las ‘libertades’ de los cubanos, a quienes puede acotárseles que somos, aunque les pese, el pueblo más libre de la Tierra.

“Puedo decirte categóricamente que no hay ningún cambio en la política establecida para Internet, cuyos fundamentos son que todos los que cumplan las regulaciones vigentes seguirán accediendo, que el acceso de los cubanos a Internet seguirá creciendo, en la medida en que la conectividad lo permita, y que vamos a actuar con firmeza contra las ilegalidades, en defensa de la Red. En la reciente Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, presentamos el informe Cuba: las TICs para todos, que explica con claridad nuestra situación actual y nuestra política sobre este tema.

“Resultó evidente en la Cumbre que nuestra práctica pudiera ser muy útil para los países del Tercer Mundo, cuya situación económica y social demanda soluciones particulares que no tienen nada que ver con las que utilizan y proponen los países ricos

“En esa dirección seguiremos trabajando, convencidos de que el uso de Internet y de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones, si se hace creativamente y a partir de la situación específica de nuestros países, puede ayudarnos significativamente al desarrollo y a la defensa de nuestras ideas y derechos, como ha dicho nuestro Comandante en Jefe”.

—En el caso de Cuba, ¿cómo influye el bloqueo de Estados Unidos en el acceso a las TICs, del cual se dice en el mundo que es democrático y se declaró en la Cumbre de Ginebra que debe ser igual para todos?

—El bloqueo dificulta extraordinariamente todo. En el documento que preparamos para la Cumbre en Ginebra se explica con bastante claridad lo que significa el bloqueo. Estados Unidos es dueño de la más alta tecnología, produce equipamiento muy eficiente, muy moderno, es dueño además de la industria del software en buena medida, y sus empresas transnacionales lo son incluso en muchos otros países.

“Nosotros, en cambio, por el bloqueo, tenemos que recurrir a mecanismos complejos para adquirir a veces algunas tecnologías, y a veces no podemos adquirirlas. Tenemos que contentarnos con soluciones que no son las que quisiéramos en algunos momentos. Nos salen más caros los equipamientos, muchas veces hay que traerlos desde lugares distantes.

“Por suerte, tenemos colaboración importante con países que tienen un desarrollo tecnológico significativo, como China, suministradora de las centrales digitales de Guantánamo, Sancti Spíritus, la Isla de la Juventud; que nos da facilidades además para incrementar esa tecnología de alta calidad en el país”.

De la Cumbre sobre la Sociedad de la Información, Ignacio González Planas tiene una anécdota referida al otro bloqueo, el que a escala universal se deriva de la llamada “brecha digital” que existe entre ricos pobres:

“En la Mesa Redonda en la que participé representando a Cuba, el delegado de un país africano dijo en medio del debate acerca del acceso de nuestros países a las TICs: ‘¿De qué estamos hablando aquí, si en mi país tenemos solo 0,16 teléfonos por cada cien habitantes?’.

“Me pregunto si esa es la posibilidad de acceso ‘libre’ y ‘democrático’ a Internet, y en general a estas nuevas tecnologías que muchos ponderan”.

Las TICs y el bloqueo

El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba obstaculiza seriamente el acceso de nuestro país a las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones:

Desde 1962, Cuba tiene prohibido el acceso a las telecomunicaciones y equipos de cómputo de cualquier compañía o subsidiaria estadounidense.

—Por el bloqueo, el sector cubano de las telecomunicaciones ha sufrido pérdidas millonarias en las actividades de telefonía básica e inalámbrica, sistemas de alarma, comercio electrónico y comunicaciones postales. Solo en la actividad telefónica, las pérdidas ascendieron a 21,7 millones de dólares, en 2002.

—Si no existiera el bloqueo, con una participación de solo el 0,1 por ciento en el mercado del comercio electrónico de Estados Unidos, que rebasa ampliamente los 500 000 millones de dólares anuales (dato del año 2000), Cuba pudiera ingresar más de 500 millones de dólares al año.

—Debido a la imposibilidad de comprar en el mercado estadounidense, la empresa cubana CITMATEL, suministradora de equipos de computación a centros científicos de la Isla, tiene muchas veces que adquirir estos a través de terceros países y pagar hasta un 30 por ciento más en relación con el precio en EE. UU.

—El 10 de abril de 2003 el Departamento de Comercio de EE.UU. denegó una licencia de exportación a USA/Cuba-Infomed, organización no gubernamental humanitaria radicada en California, que pretendía, como en ocasiones precedentes, donar 423 computadoras a hospitales y policlínicos cubanos para apoyar la red de diagnóstico e informaciones médicas. “Esta exportación sería perjudicial a los intereses de política exterior de los Estados Unidos”, adujo.

—Cuando el ejército norteamericano desarrolló el correo electrónico, Cuba no tuvo acceso a ese servicio, ni a know-how técnico, ni a equipamiento. Hasta mayo de 1994 permaneció bloqueado para los cubanos el acceso a sitios norteamericanos en Internet. Cuba no pudo, por tanto, enrolarse tempranamente en Internet.

—La ley Torricelli, de 1992, que reforzó el bloqueo, identificó las comunicaciones con Cuba como una manera de debilitar al régimen revolucionario.

—No depende de Cuba conectarse a Internet a la velocidad que desee hacerlo, o con tantos canales y proveedores independientes como pueda elegir. Cada vez que Cuba intenta añadir un nuevo canal a Internet, la contraparte estadounidense debe obtener la licencia apropiada del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. De modo similar, si una compañía norteamericana quiere abrirle un nuevo canal a Cuba o decide aumentar la velocidad de la conexión, se debe expedir una licencia.

—La actual conexión cubana a la llamada red de redes no ofrece el ancho de banda adecuado para satisfacer la demanda del país. El bloqueo obliga a Cuba a utilizar un ancho de banda y conexión al satélite caro y lento.El problema podría resolverse si se conectara un cable de fibra óptica entre Cuba y el estado de la Florida, pero las autoridades estadounidenses no lo han permitido.

Los espejismos de Internet

El acceso a Internet está bien lejos de ser un beneficio para las grandes mayorías:

—El 90 por ciento de la población mundial no tiene acceso a Internet.

—Más del 70 por ciento de los conectados viven en los países desarrollados.

—En África, menos del uno por ciento de la población tiene acceso a Internet. Más de la mitad de los conectados son sudafricanos. A la carencia de líneas telefónicas se une la de la electricidad. En Ghana, solo el 20 por ciento de los hogares tiene corriente eléctrica; en Namibia, el 5 por ciento; en Senegal, el 2,3 por ciento; y en Mozambique, el 0,4 por ciento, según cifras de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT).

—En Centroamérica el acceso a Internet es un lujo. En Guatemala tiene acceso el 0,6 por ciento de la población; en El Salvador, el 0,7; en Nicaragua, el 0,04; y en Honduras, el 0,03 por ciento.

—Incluso en grandes y populosas naciones del Tercer Mundo son muy pocos ciudadanos los que pueden acceder a Internet: en México, el 4,6 por ciento de la población; en la India, el 1,6 por ciento; y en Indonesia, el 1,8 por ciento.

—En Rusia, otrora potencia, solo el 4,2 por ciento de los ciudadanos accede a Internet.

—Las estadísticas internacionales señalan que los sitios más frecuentados en Internet son los pornográficos y los de juegos on line. En el año 2003, según la INTERPOL, se registraron más de 17 000 sitios dedicados a la pedofilia.

 

 


 

Transcripción del Foro
 
t
 
t
 
 
 
t
 
 

 

 

Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores

Escribir al Webmaster Escribir al Webmaster